Salud

La sarna en perros: síntomas, diagnóstico y tratamiento

La sarna en perros: síntomas, diagnóstico y tratamiento

La sarna en perros: síntomas, diagnóstico y tratamiento

La sarna en perros es una afección cutánea común que puede afectar a nuestras queridas mascotas. Este trastorno, causado por ácaros, puede resultar incómodo y molesto para los perros, así como preocupante para los dueños. En este artículo, exploraremos los síntomas, métodos de diagnóstico y opciones de tratamiento disponibles para abordar la sarna en perros.

La sarna en perros presenta una variedad de síntomas que pueden variar en intensidad. Los signos comunes de esta afección incluyen:

  1. Comezón intensa: Uno de los indicadores más evidentes de la sarna en perros es la comezón persistente. Los perros afectados pueden rascarse, morderse y frotarse contra superficies para aliviar la incomodidad.

  2. Pérdida de pelo: La sarna puede provocar la pérdida de pelo en áreas específicas del cuerpo del perro. Esto puede variar desde pequeñas manchas hasta áreas más extensas, dependiendo del tipo de sarna.

  3. Enrojecimiento y inflamación: La piel afectada puede mostrar signos de enrojecimiento e inflamación, lo que contribuye a la incomodidad del perro.

  4. Lesiones cutáneas: Se pueden formar costras, heridas y ampollas en la piel debido al rascado constante y al lamido excesivo.

En el caso de que sospeches que tu perro puede tener sarna, es fundamental que acudas a tu veterinario para buscar ayuda. Desde Mascotíssimas siempre insistimos que nadie conoce mejor a tu mascota que su veterinario. 

El diagnóstico de la sarna generalmente implica:

  1. Examen físico: El veterinario examinará la piel del perro en busca de signos característicos de la sarna, como lesiones cutáneas y pérdida de pelo.

  2. Raspado cutáneo: Se puede realizar un raspado cutáneo para obtener muestras de la piel del perro. Estas muestras se examinarán bajo un microscopio para identificar la presencia de ácaros.

  3. Pruebas de sangre: En algunos casos, se pueden realizar pruebas de sangre para confirmar el diagnóstico y descartar otras condiciones similares.

¿Se puede tratar la sarna y cómo podemos prevenirla?

la respuesta es sí. El tratamiento de la sarna en perros suele implicar la administración de medicamentos específicos para eliminar los ácaros. Las opciones comunes incluyen:

  1. Medicamentos tópicos: Lociones, champús o cremas recetadas pueden aplicarse directamente sobre la piel del perro para eliminar los ácaros.

  2. Medicamentos orales: Algunos casos pueden requerir medicamentos administrados por vía oral para tratar la infestación desde el interior.

  3. Ambiente limpio: Es esencial desinfectar el entorno del perro para prevenir la reinfección. Lavado regular de la ropa de cama, juguetes y la limpieza del área donde descansa el perro son pasos importantes.

La sarna puede prevenirse en gran medida manteniendo una buena higiene y asegurándose de que el perro esté saludable y bien cuidado. Las visitas regulares al veterinario y la atención a los signos tempranos de la sarna son cruciales para un tratamiento efectivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios