Jazz

Silencio, se escucha

  • El norteamericano Fred Hersch publica un notable álbum en solitario donde refresca sus sonoridades

El pianista Fred Hersch.

El pianista Fred Hersch. / Roberto Cifarelli

Asentado desde hace décadas en la primera fila del piano jazzístico contemporáneo, el ingreso de Fred Hersch en el sello alemán ECM parece haber coincidido con su búsqueda de nuevos retos. De momento, ninguno de sus dos únicos álbumes publicados con la marca de Manfred Eicher se han centrado en ese formato de trío que tanta relevancia ha aportado a su trayectoria, sino que han buscado renovados encuadres para su música: el primero, a dúo junto al veterano trompetista italiano Enrico Rava en The Song Is You (2022) y el segundo ahora, con Silent, Listening (2024), en lo que supone el rescate de un formato piano solo que el músico norteamericano ya había acometido en precedentes obras como Alone At The Vanguard (2011), Solo (2015) u Open Book (2017).

Eso sí, antes que reincidir en la sonoridad moldeada en tan excelentes trabajos, Hersch ha aplicado una nueva vuelta de tuerca a su pianismo, restringiendo el preciosista enfoque que lo ha definido en muchas ocasiones y apostando por un prisma impresionista, más etéreo, nocturno e incluso angular si se quiere, que expande un grado más su autonomía improvisadora. De hecho, son siete las composiciones propias que se incluyen en el álbum, abordadas desde una mirada abierta e íntima que prescinde de florituras atendiendo a lo esencial y que también se traslada a las adaptaciones de The Wind (Russ Freeman) o de un excelente y condensado Softly, As In A Morning Sunrise. Y no, no teman en absoluto sus seguidores de siempre: Hersch sigue haciendo gala de una imbatible veta lírica que domina como pocos, tal y como queda documentado en sus hermosas adaptaciones de Star-Crossed Lovers (Billy Strayhorn & Duke Ellington) y Winter Of My Discontent que abren y clausuran este valiente y apreciable trabajo.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios