Los jóvenes revolucionan la Feria de Córdoba en el tradicional macrobotellón de los miércoles

Mayo Festivo

Miles de personas se dan cita en el 'botellódromo' habilitado en el Balcón del Guadalquivir y protagonizan una de las estampas más significativas de cada sexta jornada de la fiesta

Las mejores fotos del botellón de la Feria de Córdoba

El Ayuntamiento de Córdoba cierra la caseta de La Prensa de forma temporal

Miles de jóvenes en el macrobotellón de la Feria de Córdoba.
Miles de jóvenes en el macrobotellón de la Feria de Córdoba. / Miguel Ángel Salas

La Feria de Córdoba no sería nada sin su majestuosa portada, su alucinante alumbrado, sus variadas casetas, sus divertidas atracciones y todo ese folclore andaluz y típico de la cultura cordobesa que la convierten en única en el mundo. Pero, aunque esté a pocos metros del recinto ferial, el conocido popularmente como botellódromo también es uno de esos espacios que, con el paso de los años, se han convertido en un clásico de la última cita del Mayo Festivo. Sobre todo los miércoles, cuando el macrobotellón deja una de las estampas más recordadas (para bien y para mal, que hay gustos para todo).

Las altas temperaturas han frenado este 2024 que el botellódromo empezara a coger ese color tan característico que en muchas ediciones adquiere incluso a la hora del almuerzo. Ha sido a eso de las 16:30 cuando los primeros grupos han llegado cargados de bolsas a coger el mejor hueco, el que está justo bajo el puente de El Arenal. El motivo de que este sitio sea tan pretendido es muy evidente: proporciona la tan preciada sombra en pleno mes de mayo.

Las primeras en pisar el recinto habilitado para el famoso botellón han sido un grupo de ocho amigas de Palma del Río a las que les une el carnaval, pues componen la chirigota femenina Pa fuera telarañas que se estrenó este 2024 en la localidad de la Vega del Guadalquivir. Este grupo de jóvenes y amables palmeñas ha debutado este año en una Feria de Córdoba que no podían perderse "bajo ningún concepto". Para colmo, han sido todas unas experimentadas, pues han llegado cargadas de neveras para proteger sus hielos, con bebida para dar y regalar y una alegría inmejorable con la que han animado con palmas y bailes a gran parte de los allí presentes.

"Nos estábamos acercando y creíamos que estaba cerrado, pero hemos visto que somos las primeras en llegar. Ya que venimos para pasarlo bien, lo aprovechamos desde primera hora", ha comentado Inma del Río, cantante de copla y la encargada de guiar esa chirigota que ha hecho de un grupo de palmeñas toda una familia. Y tras coger el puntito, la fiesta la han trasladado al Rincón Cubano, donde ponen "música con más faranduleo, es la mejor caseta", tal y como ha asegurado Inma.

Grupo de amigas palmeñas disfruta en el botellón de la Feria de Córdoba.
Grupo de amigas palmeñas disfruta en el botellón de la Feria de Córdoba. / El Día

Detrás de las palmeñas han ido sumándose personas en manada. A partir de las 17:30, el recinto, ubicado a metros de la portada, sí ha adquirido el tono que tanto caracteriza a ese botellódromo de la Feria de Córdoba. Bolsas con hielo, refrescos y botellas de vidrio de arriba para abajo, cajas de cinco litros de vino Montilla-Moriles apoyadas en los bordillos y, lo más típico del miércoles: camisetas personalizadas con los lemas más originales, divertidos y subidos de tono.

"Si aprender te parece aburrido, ¿por qué no pruebas una noche conmigo?". 40 alumnas del primer curso del grado de Educación Primaria del centro Sagrado Corazón han lucido sus camisetas azules con este lema tan picante. "Es la primera vez que nos juntamos en la Feria y queremos disfrutar sin cortarnos nada", ha argumentado una de las tantas jóvenes que han acabado la noche en las casetas de La Despechá o en El Cortejo.

Las ingenieras forestales han vestido una verde oscura con el lema de "No te andes por las ramas y quédate en mi cama". "Estudio agencia de viajes y el mejor paisaje soy yo en encaje", era el mensaje en otras prendas en el entorno del botellón, cada una con una vena poética más refinada. Pero los fisioterapeutas se han superado todavía más con una de las frases más atrevidas que se han visto este miércoles: "Se busca paciente para fisio caliente". Directos al grano y sin rodeos.

Algunas camisetas incluso incluyen logotipos. Ha sido el caso de las cerca de 20 alumnas de primero de Anatomía y su ropa con el lema "No soy sustrato, pero te quiero enzima de una cama", y el dibujo de una enzima sobre una cama, por si a alguien le cuesta pillarlo. "Venimos de marcha buscando la borrachera y que esto lo hagamos todos los años", han coreado varias de las allí presentes. Cerca, ocho amigos de Lucena han preparado cuatro garrafas de cinco litros con una pócima mágica cuyo color verde nuclear es bastante sospechoso: limón, Seven Up, vino blanco y Blue Tropic es su composición.

Una mujer fotografía el botellón desde el puente de El Arenal.
Una mujer fotografía el botellón desde el puente de El Arenal. / Miguel Ángel Salas

Con el trascurso de la tarde, más y más gente ha ido rellenando cada palmo de suelo del macrobotellón. Desde el puente de El Arenal, multitud de curiosos y de fotógrafos no han dudado en inmortalizar el mar de personas que se formó al caer el sol. No había espacio ni para un alfiler. Eso sí, la imagen de este 2024 ha cambiado algo, pues al fondo las obras del tanque de tormentas que se desarrollan en la zona del Balcón del Guadalquivir han reducido algo el espacio de la zona del botellón, aunque sin estorbar lo más mínimo a los jóvenes y sus ganas de marcha.

"Los miércoles siempre toca venir al botellódromo, es el día que más esperamos todos", han explicado Rafa y Paco mientras esperaban en la entrada al resto de su grupo de amigos de toda la vida. Universitarios, amigos, cordobeses y visitantes de todos los rincones de España se han dado cita este miércoles en el este tradicional macrobotellón que cada sexta jornada revoluciona la Feria de Córdoba con el ambiente más joven y fiestero.

stats