Día del Niño en la Feria El territorio de los héroes del miércoles

  • Los escolares disfrutan del 50% de descuento en todas las atracciones del Arenal por el Día del Niño

Unos adolescentes disfrutan en Extreme. Unos adolescentes disfrutan en Extreme.

Unos adolescentes disfrutan en Extreme. / Juan Ayala

Los miércoles de Feria, siempre han mandado los más pequeños de la casa. Como es tradición, el Día del Niño celebra el comienzo del puente para los escolares, y qué mejor forma de celebrarlo que con una buena fuga de adrenalina y conocer las 80 atracciones de El Arenal. Para tranquilidad de los padres, sobre todo de su bolsillo, ayer disfrutaron de un 50% de descuento en todos los cacharritos infantiles del recinto.

La calle del Infierno, que debería llamarse de la risa o de la felicidad, no ha presentado nuevas atracciones para este año, no obstante, como novedad, la Feria se dirige hacia una celebración más inclusiva para lo que se ha incluido un hilo musical más agradable en la calle de las atracciones, para que los niños con trastorno del espectro autista puedan también disfrutar de la semana festiva.

Que no existan novedades en las atracciones parece no importar a niños y adolescentes. Un ejemplo es la cola de la tradicional noria y más accesible. Las cabinas están adaptadas para personas con discapacidad y permiten la entrada de sillas de ruedas. Esta atracción atrae tanto a niños como adultos para observar una de las mejores vistas de Córdoba, que ayer tenía un precio reducido de 2 euros –el resto de días a 4 euros–. Visualizar una panorámica de la ciudad es otra forma de disfrutar. Este año cuenta con una altura de 30 metros. Además, para volar sobre la ciudad a una buena temperatura, han incorporado a las 24 cabinas aire acondicionado.

Ratón Vacilón. Ratón Vacilón.

Ratón Vacilón. / Juan Ayala

Otro clásico es el roedor más famoso de la Feria, el Ratón Vacilón. Los jóvenes sonreían con ganas de disfrutar de unas vueltas a toda velocidad para intentar escapar de un gato travieso que gritaba “¡Ay! ¡Qué te como!”.

Los adolescentes esperaban las colas inquietos por sacar los tickets con sus ahorros. También, los más pequeños saltaban de alegría, era un día de demostrar valentía para ser los verdaderos héroes del miércoles de Feria. Menos valientes son los padres que, con la excusa de ver mejor a sus hijos, no se atrevían a montarse.

Si eran héroes en la cola, en la arena de la atracción parecían auténticos personajes sacados de cómics. Los que querían saber cómo ser un superhéroe y salvar a la ciudad, se dirigían a Héroes. Por 2,50 euros podían ser los protagonistas del miércoles y demostrar cuáles eras sus súperpoderes.

Colas en una atracción. Colas en una atracción.

Colas en una atracción. / Juan Ayala

Hay quienes preferían la acción del Megabross o del Top Gun, otros, el escobazo en el Tren de la Bruja. También, hay quienes escogieron otra aventura más refrescante, la Selva Encantada. En la selva descubrieron sonidos de animales exóticos montados sobre troncos y la caída por alguna catarata. Nadie se quejaba. Un pequeño chapuzón nunca está de más.

Para los más intrépidos, sin duda, Extreme. Eso sí, hay tener más de 10 años y una medida mínima de 1,40 metros. Y no vale ponerse de puntillas. A los niños que les gusta dar giros de 360 grados, sabían que esta era su atracción, a 2,50 euros con descuento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios