La Feria

Córdoba se prepara para vivir una Feria sin Feria

Unas jóvenes salen de la 'Caseta Barqueros'. Unas jóvenes salen de la 'Caseta Barqueros'.

Unas jóvenes salen de la 'Caseta Barqueros'. / El Día

Córdoba se prepara para vivir una Feria sin Feria. Así será la celebración que pone punto y final al mes de mayo: en casa, guardando las distancias y con mascarilla, signo de los nuevos tiempos. Aunque, a decir verdad, hay ganas de fiesta. Y, a tan solo unas horas de lo que sería la inauguración del alumbrado, muchos hogares han hecho acopio, como lo demuestran los datos de Supermercados Deza, que ha revelado el incremento de venta de productos típicos de estas fiestas como el fino, los flamenquines o el jamón.

Por orden, el alimento cuya venta más ha crecido es el gazpacho, con un incremento del 100%. Le siguen en el ranking el fino, cuya venta ha crecido un 87% y el jamón de pata (+87%). La cerveza sigue siendo una de las grandes estrellas desde que se decretó el estado de alarma, su venta, a día de hoy, ha crecido un 61%. El chorizo fresco, el salmorejo y los flamenquines también han experimentado una importante subida (60%, 50% y 35% respectivamente), y los quesos curados y semis han repuntado un 23%.

Sin ser un producto típico de feria, destaca el dato de la venta de los caracoles que ha aumentado un 150% con respecto al mismo periodo del año anterior. Los lineales de supermercados Deza también han hecho un hueco a los farolillos y banderines, que están teniendo una gran acogida entre los cordobeses que están vistiendo sus hogares con los adornos típicos de esta fiesta.

En las últimas horas, ha habido otras iniciativas que demuestran que Córdoba tiene ganas de Feria. El comercio de la calleja Barqueros, por ejemplo, se ha unido y ha convertido esta céntrica vía peatonal en la Caseta Barqueros, con la colocación de un cartel anunciador justo a la entrada, en concreto, en el edificio número 4.

La idea, según ha explicado a el Día Rocío Cerdá González de Aguilar, propietaria de la tienda de ropa Inga, ha surgido con el objetivo de que “no se pierda Mayo en Córdoba y que se mantenga su espíritu”. Además, ha indicado que en esta iniciativa ha contado con la ayuda de Pedro Jiménez, propietario de la tienda de ropa masculina del mismo nombre que se encuentra ubicada en la calle Góngora. Así, durante los próximos días la calleja Barqueros se convertirá en una singular caseta, en la que no faltarán las guirnaldas y flores que los comerciantes –que también han decorado sus locales– han fabricado para la ocasión y con la que intentan celebrar la Feria del covid-19.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios