El Patio

Iznájar vive mayo con intensidad y premia sus mejores patios, balcones y rejas

Patio de José Villalba, ganador de la categoría. Patio de José Villalba, ganador de la categoría.

Patio de José Villalba, ganador de la categoría. / El Día

El mayo cordobés se ha visto afectado por la crisis del coronavirus; tanto, que ninguna de sus celebraciones más características ha llegado a tener lugar. Aun así, los municipios se han resistido a abandonar el mes en el que Córdoba se alza sobre el mundo y brilla con luz propia, poniendo en marcha iniciativas que han involucrado a los vecinos y que han inundado las redes sociales con la belleza de sus rincones.

La localidad de Iznájar es una de las que más respuesta ha recibido, como se puede comprobar en su cuenta de Facebook Turismo Iznájar, en la que han publicado el resultado de la decoración de varios hogares. El concurso de patios, balcones, rejas y ventanas ha servido como testimonio de que, a pesar de la pandemia, las flores siguen acudiendo a su cita con mayo.

En la categoría de patios, el jurado ha votado el de José Villalba como el mejor, seguido del de Juani Ordóñez e Isabel Pérez. Los premios tienen una dotación de 75, 50 y 40 euros, respectivamente. En balcones, el mejor ha sido el de Zoila Lobato y el segundo, el de Antonio Flores, mientras que la categoría de rejas o ventanas ha dejado un primer premio para María Matas y un segundo para Encarni Cañizares, con la misma cuantía económica que los anteriores certámenes. El dinero se entregará en vales que se podrán usar en establecimientos locales.

Patio de Juani Ordóñez. Patio de Juani Ordóñez.

Patio de Juani Ordóñez. / El Día

A las imágenes de estos concursos se suman todos los participantes de Iznájar y de sus aldeas, que han querido compartir el resultado de sus arreglos con las fotos de los lugares, además de algunos vídeos que se pueden consultar en las redes sociales. Con ello, el municipio ha conseguido mantener viva la tradición a pesar de las dificultades que ha podido causar la pandemia y de la imposibilidad de visitar estos adornados rincones de la provincia.

Este festival supone el culmen de las celebraciones del mes de mayo en la localidad. En él no han faltado actividades para mantener a los vecinos involucrados y con el espíritu festivo intacto. A pesar del confinamiento, no han faltado cruces, patios ni balcones para poner la tonalidad correcta y recordar cómo luce y a qué huele Iznájar en primavera. Incluso la festividad de San Isidro ha sido adaptada al escenario de los balcones, evitando caer en el olvido de las fiestas perdidas en este 2020.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios