España

Touriño dimite tras perder las elecciones gallegas

  • El ya ex líder de los socialistas gallegos dice que se trata de una "decisión personal e intransferible" tras asumir la responsabilidad de la derrota.

El presidente en funciones de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, ha asumido este lunes los resultados de las elecciones en Galicia -que ganó el PPdeG- ante la dirección de su partido y ha presentado su dimisión "personal e intransferible" como secretario general del PSdeG, con lo que pasa a ser "un militante de a pie".

En una comparecencia ante los periodistas, acompañado por el vicesecretario general del PSdeG, Ricardo Varela, y la secretaria de organización, Mar Barcón, Pérez Touriño insistió en que su decisión de convertirse en un militante más no supone que quede un vacío de poder en el partido, que tendrá que celebrar un congreso para su sucesión.

Informó de que ha presentado a la Ejecutiva su "renuncia definitiva a seguir liderando" el PSdeG, porque ayer las urnas "dejaron claro un resultado" que da mayoría al PP y, como secretario general y presidente en funciones de la Xunta, "debo asumir plenamente, de manera intransferible y personal", la derrota.

El dirigente socialista apuntó que debe abrirse una nueva etapa en la vida política gallega y también en el PSOE, del que destacó, no obstante, que no ha sufrido "un descalabro", sino que contará con una fuerza similar a la pasada legislatura, 24 diputados o incluso 25, dijo, en función del recuento del voto emigrante, opinó.

A partir de ahora, señaló, "paso a ser un militante entusiasta, animoso y combativo, pero un militante de a pie de mi partido, que tiene una magnífica capacidad y dirección, y seguirá adelante redefiniendo la nueva etapa y los nuevos liderazgos".

Respecto a las causas de la mayoría absoluta obtenida por el PP, Pérez Touriño apuntó que "seguro" que tienen que ver con la mala situación económica, y también con "errores de gestión y de enfoque" del Gobierno de coalición que, dijo, "creó desencanto" a una parte del electorado socialista y el nacionalista, reacción cuya responsabilidad asumió.

A preguntas de los periodistas, también insistió en que en la derrota ha tenido que ver la "sucia" campaña del PP y dijo que hubo un "cóctel perfectamente preparado y programado".

Se refirió al "cóctel" entre una situación de crisis y la "acusación demagógica e irresponsable, dura e inaceptable" de que la Xunta despilfarró fondos públicos, lo que "causó daño", pero, admitió, no tuvo la capacidad para percibirlo porque era consciente de que esta crítica era falsa.

No obstante, admitió también como causa de la derrota la "desconexión" del electorado de PSOE y BNG porque probablemente han visto división en el Gobierno o la imagen de "bigobernación".

Pérez Touriño, que insistió en que nadie le ha pedido la dimisión, sino que fue él mismo quien asumió la responsabilidad ante la dirección del PSdeG, no aclaró si renunciará o no a su escaño porque, apuntó, no forma ahora parte de sus preocupaciones este asunto.

Ahora lo que toca, dijo, es asumir los resultados, por lo que su dimisión es "irrevocable como secretario general y como responsable político de este partido".

"Uno es como es", dijo cuando se le preguntó si se arrepiente de no haber anticipado las elecciones, ante lo que insistió en que entendió que no podía dejar a Galicia sin presupuestos aprobados en momentos de crisis.

Además, informó de que anoche habló con José Luis Rodríguez Zapatero, que le expresó su "apoyo, solidaridad y ánimo", mientras el candidato le comunicó su "pesar" por no haber podido culminar el cambio en Galicia. Sin embargo, desde anoche no volvió a hablar con él ni le comunicó su decisión porque antes quería que lo supiesen sus compañeros.

Las primeras palabras de Pérez Touriño fueron de agradecimiento al trabajo de la militancia socialista y a los "miles y miles" de votantes que ha tenido el PSOE, y reclamó que no haya "sensación de desesperanza o abandono, no hay lugar a desánimos" porque su partido tiene una larga trayectoria de "compromiso con Galicia" que hoy ha reafirmado la Ejecutiva.

"Este partido no le fallará a Galicia, nunca le va a fallar y seguirá trabajando con más ánimo e intensidad, aprendiendo de los errores y rectificando lo que haya que rectificar".

El dirigente que logró unir a los socialista gallegos

Pérez Touriño es es el dirigente socialista que consiguió unir a los socialistas gallegos y los llevó al Gobierno de la Xunta. Esta era la tercera vez que concurría a las elecciones autonómicas y es el segundo socialista en presidir el gobierno gallego, ya que Fernándo González Laxe, que llegó a comandar la Xunta entre 1988 y 1989, llegó al gobierno tras una moción de censura, presentada al entonces presidente Xerardo Fernández Albor (PPdeG).

Touriño nació en A Coruña en agosto de 1948, está casado y ya es abuelo, y comenzó su andadura en política en la Universidad de Santiago, donde fue profesor de Economía aplicada entre 1973 y 1985, y vicerrector para asuntos económicos.

Militante en el partido desde 1988, fue nombrado director jefe del Gabinete del Ministerio de Transportes en 1986 y, tras varias responsabilidades, fue uno de los que preparó el plan director de infraestructuras, así como la ejecución de las autovías de enlace de Galicia con la Meseta.

Diez años después de su pertenencia al PSOE asumió la dirección de los socialistas gallegos, y en 2000 fue reelegido y nombrado secretario ejecutivo de la dirección socialista liderada por José Luis Rodríguez Zapatero, en la que permaneció hasta 2004.

La primera vez que se presentó como candidato a la Presidencia de la Xunta fue en octubre de 2001, cuando logró casi equiparar el PSOE al BNG al empatar a 17 escaños. La segunda vez que optó a ella, en junio de 2005, la consiguió con 25 diputados, 12 más que el BNG, liderado por Anxo Quintana, que se convertiría en su vicepresidente.

Pese a los reproches del PP sobre las diferencias de criterio que socialistas y nacionalistas han mantenido en algunas ocasiones durante esta legislatura, a Emilio Pérez Touriño le gusta presumir de que este bipartito ha sido el más estable de la historia de la autonomía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios