El voto simple

Nadie parece mirar el credo de Vox, ese partido tenido por fascista y de ultraderecha que en lo económico es todo menos fascistaLa propuesta de Vox no engaña; su simplicidad ideológica es rentable.