Tenis de Mesa | Superdivisión Masculina

El Cajasur Priego salva un punto en Burgos y pasa a ser líder en solitario

  • El conjunto priguense iguala un 3-1 con las victorias de un Carlos Machado tocado y Qiyao Han

Carlos Machado celebra un punto durante un partido con el Cajasur Priego. Carlos Machado celebra un punto durante un partido con el Cajasur Priego.

Carlos Machado celebra un punto durante un partido con el Cajasur Priego. / Priego TM

El Cajasur Priego está acostumbrado a nadar contracorriente, a superar adversidades de manera continua. Pero siempre se levanta, siempre da la cara. En Burgos, en el primero de los dos compromisos consecutivos con el equipo de la Universidad –el segundo será este viernes en el Centro de Tecnificación, 20:00–, el cuadro prieguense tuvo que exprimirse al máximo para salvar un empate (3-3) que lo deja líder en solitario, un punto por encima que el Arteal y con un partido menos disputado.

La jornada ya empezó torcida, con la lesión de Alejandro Calvo que obligó a Luis Calvo a alinear a un Carlos Machado tocado por un problema pectoral. Precisamente, el prieguense era el encargado de abrir la batalla ante el también internacional Carlos Caballero, pero no se sintió en condiciones y el 1-0 subió al marcador sin necesidad de jugarse el duelo.

Con ventaja local saltó a la pista el luso André Silva, con Francisco Ruiz como oponente. La diferencia de nivel se reflejó en el marcador y el Cajasur puso las tablas con un claro triunfo (0-3).

Pero lo peor aún no había llegado. Qiyao Han volvió a mostrar su cara más vulnerable, esa que suele maniatarle ante rivales ante los que es teóricamente superior, y en la batalla ante el también zurdo Jorge Ausín cedió por la vía rápida (3-0).

El Universidad de Burgos estaba en una posición ventajosa que fue a más con la entrada en acción, ya en el segundo turno, de André Silva y Carlos Caballero. En un choque vibrante y de alternativas que se fue hasta el quinto set, el punto cayó del lado burgalés, colocando un más que inquietante 3-1 en el marcador.

Reacción para salvar los muebles

El Cajasur Priego quedó ya sin margen de error alguno y con un empate como premio mayor. Carlos Machado tiró de casta y forzó para jugar ante Ausín. Comenzó ganando las dos primeras mangas, si bien al final tuvo que esperar para resolver en el tie break.

Y Qiyao Han arregló el entuerto con un triunfo fácil ante Francisco Ruiz para poner el definitivo 3-3 que trae consigo el liderato en solitario. El viernes, el segundo capítulo en Priego, ojalá que con menos sufrimiento, y otro resultado más productivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios