Automovilismo | 37 Rallye Sierra Morena

El Rallye Sierra Morena busca dueño al trono de Fuster

  • La prueba reúne a todos los favoritos en la apertura del Campeonato de España de asfalto

  • La ausencia del campeón es la más reseñable en una cita con 190 kilómetros cronometrados

Momento protocolario de la ceremonia de salida del Rallye Sierra Morena 2019. Momento protocolario de la ceremonia de salida del Rallye Sierra Morena 2019.

Momento protocolario de la ceremonia de salida del Rallye Sierra Morena 2019. / Jordi Vidal

Con 161 pilotos, lo que supone un récord de participantes; un recorrido espectacular con protagonismo para el norte de la provincia; un clima primaveral que invita a los aficionados del motor a disfrutar de la prueba, y una organización sobresaliente, nada puede salir mal en este 37 Rallye Sierra Morena que arranca oficialmente este viernes. Y lo hace buscando campeón, tras la ausencia de Miguel Fuster, dominador el pasado curso del Campeonato de España de asfalto que también levanta el telón, lo que abre un amplio abanico de favoritos al triunfo final.

La armada Hyundai (Iván Ares, Surhayen Pernía, José Antonio Suárez, Yeray Lemes y Francisco López) y la escudería Citroen (Pepe López, Emma Falcón y Roberto Blach) parten con un plus de ventaja sobre el resto, si bien luego la carretera se encargará de dictar sentencia y poner a cada uno en su sitio. Iago Caamaño (Ford Fiesta R5), Joan Vinyes y Javier Pardo (Suzuki Swift) y Alberto Monarri (Abarth 124) son las otras alternativas a la victoria final.

Porque nadie ha querido perderse una prueba que en este 2019 sirve de arranque del Nacional, además de ser puntuable para el Trofeo Europa, el Campeonato de Andalucía y diferentes copas monomarcas ((Peugeot Rally Cup Ibérica, Copa Suzuki, Dacia Sandero Cup...), con el punto atractivo extra de esa Revival Legend con una docena de coches que dejaron huella en décadas pasadas.

Todos ellos tendrán que superar durante dos días un total de 585,3 kilómetros, de los que 190,66 corresponden a las especiales cronometradas. Serán seis, dos el viernes –los clásicos de Cerrotrigo y Villaviciosa– y cuatro el sábado –Obejo, Cerrobejuelas, Pozoblanco-Villaharta y el tramo urbano en la capital–, a los que los pilotos tendrán que dar dos pasadas, tras las que se conocerá el nombre del nuevo campeón de un rallye que año tras año sigue confirmando su crecimiento, asentado ya entre los mejores de España con solvencia.

Un total de 161 pilotos, récord del Sierra Morena, tendrán que superar los seis tramos diseñados

Después de los protocolarios actos –verificaciones técnicas y ceremonia de salida en el Balcón del Guadalquivir, escenario clave que acogerá también el parque cerrado–, el verdadero Sierra Morena se pone en marcha este viernes. Y desde temprano. Desde las 9:00, la carretera CO-3204 (la antigua de Castro) acoge el shakedown, habitual banco de tests final que desde este año también decidirá el orden de salida entre los coches prioritarios. En total, 3,40 kilómetros de pura velocidad.

Ya por la tarde, la mítica prueba cordobesa hará su primera inclusión en la sierra que le da nombre. Primero en Cerrotrigo, que repite como apertura, con una especial que alterna técnica y velocidad sobre sus 14,69 kilómetros; y luego en Villaviciosa, que mantiene el recorrido de 22,96 kilómetros de la pasada edición y pondrá a prueba a los pilotos con continuos cambios de ritmo y algunas zonas resbaladizas. Para hacerlo aún más atractivo, tras una primera pasada de tarde, la segunda será ya de noche, comenzando a las 20:00.

Los coches de los favoritos pasan las verificaciones técnicas en Vista Alegre. Los coches de los favoritos pasan las verificaciones técnicas en Vista Alegre.

Los coches de los favoritos pasan las verificaciones técnicas en Vista Alegre. / Juan Ayala

Tras la brillante carta de presentación, el Rallye Sierra Morena alcanzará su cénit el sábado. Obejo será escenario de la especial inaugural, algo más corta que en otros años (11,41 kilómetros) y con un punto de dificultad que suele ser un punto de los más atractivos para la afición. El clásico de Cerrobejuelas (13,70 kilómetros), rápido y vertiginoso, dará paso a la gran novedad de este 2019, el tramo Pozoblanco-Villaharta.

Con sus 30,77 kilómetros, esta especial se ha convertido en la más larga de todo el Campeonato de España, con un trazado prácticamente inédito en la prueba cordobesa. El inicio es sobre una vía en buen estado, pero estrecha y sinuosa, con una importante bajada y una subida, antes de cambiar a una carretera más ancha, pero de asfalto más abrasivo. Toda una prueba para los pilotos, que pasarán a un sube y baja continuo con cambios de rasantes ciegos y algunas frenadas delicadas antes de cerrar el paseo por la sierra.

Tras la ceremonia de salida, la prueba arranca con el 'shakedown' y las primeras especiales

Sin duda, es el punto clave para marcar diferencias y del que saldrá el ganador, ya que el epílogo es el tramo urbano, más espectáculo que otra cosa, que se celebrará en El Arenal con apenas 1,20 kilómetros. El fin de fiesta está previsto, en su segunda y definitiva pasada, para las 18:35, quedando fijada la ceremonia del podio para las 20:00 en el Balcón del Guadalquivir. Allí se conocerá el nombre del piloto que toma el relevo de Miguel Fuster, campeón del Sierra Morena y del Nacional de asfalto en 2018. Hasta entonces, precaución, diversión y mucho gas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios