Baloncesto l NBA

La oportunidad y el círculo vicioso

  • Las lesiones de Brandon Roy y Steve Blake elevarán a Rudy Fernández y Sergio Rodríguez a pareja de bases titular de los Blazers durante la pretemporada, cuando, en principio, son rivales directos

Portland Trailblazers afronta una campaña decisiva. Tras haber elegido mucho y bien en los últimos Draft -Brandon Roy, Greg Oden, LaMarcus Aldridge, Sergio Rodríguez, Rudy Fernández...-, tras haber crecido exponencialmente desde 2006 (21 victorias ese curso por las 41 de la pasada campaña) y ante la previsible decadencia de algunas de las potencias del Oeste en el último lustro (Phoenix y Dallas han envejecido), la franquicia de Oregon se prepara para el curso 2008-09 con la sensación de que pueden ser el equipo revelación pese a jugar en el durísimo Oeste. Con Roy como All Star consolidado, Aldridge listo para dar un salto cualitativo (promedió 17+7 el pasado curso) y con Greg Oden al fin sano y candidato a Rookie del Año, los chicos de McMillan tienen todo a favor para triunfar... si cuadran la jerarquía interna del equipo.

Paradójicamente, el primer problema de los Blazers es una oportunidad de oro para la pareja española de la franquicia de Oregon. Por un lado, en agosto, Brandon Roy se sometió a una artroscopia en la rodilla de la que aún se recupera. Por otro, el pasado jueves, Steve Blake, presumible base titular, sufrió una lesión leve que le mantendrá de baja entre quince días y un mes. Para McMillan supone quedarse sin su dupla de bases titular. Para Sergio y Rudy, es la oportunidad de iniciar la pretemporada como pareja de bases titular de los de Oregon. Todo un lujo que deberán aprovechar, no tanto como para conservar su plaza en el quinteto de inicio -la filosofía de McMillan hace de ello una entelequia- sino para fijar su puesto en las rotaciones de los Blazers, una tarea que no será fácil en un equipo que sufre de exceso de talento. Portland es un equipo que llegó al 50% de victorias el pasado y curso y que el actual ha recibido a tres novatos de impacto mientras sólo pierde a Jack, su base suplente. Así, Nate McMillan debe reajustar la rotación del equipo estableciendo diversas competencias directas... Que, cuando vuelva Roy, afectarán de lleno a los españoles.

En el caso del canario, sobre el papel, es el segundo base del equipo, por detrás del cerebral Steve Blake. Sin embargo, no es así. Por un lado, los Blazers se hicieron con Jerryd Bayless, combo guard que fue el número 11 del último Draft y se proclamó máximo anotador (29,8 pontos por choque) de la última Summer League, lo que puede relegar a Sergio un escalón. O dos, si se considera, por un lado, que McMillan piensa en dar minutos a Brandon Roy en el puesto de base. En cualquiera de los dos supuestos, el ex de Estudiantes, que afronta su tercera campaña en Portland -el equipo tiene la opción de renovarle unilateralmente al término del curso-, quedaría relegado a un papel similar en la rotación, parecido, en el mejor de los casos, al que tuvo el pasado curso: minutos residuales.

El balear, por su parte, aspira a convertirse en el relevo de Roy, el jugador franquicia de la plantilla. Se especula con que el rol de Rudy pueda estar en torno a los 20 minutos de juego por noche, un papel propio del séptimo jugador del equipo, lo que, obligatoriamente, empujará a Roy al puesto de base. Y ahí surge el conflicto de intereses para los españoles: con la posición de alero vetada para el ex del Joventut, no tanto por el talento de Outlaw o Webster, como por su condición física, que le impediría defender a las potencias físicas en el puesto de su División, como Carmelo Anthony, Kevin Durant o Andrei Kirilenko, si Rudy se hace merecedor de más minutos no será llevando al jugador franquicia de Oregon al banquillo, sino al puesto de base, en detrimento de Sergio. Por contra, si el canario, que ya se ha llevado alguna bronca de McMillan en pretemporada, es quien progresa en el rol de base, desplazará a Roy al puesto de escolta, lo que necesariamente limitará el minutaje de Rudy.

En todo caso, Rudy y Sergio dispondrán de una oportunidad inesperada a partir de mañana, en el que los Blazers debutan en pretemporada ante Sacramento. La franquicia de Oregon disputará seis encuentros más antes de su debut oficial del día 28 ante los subcampeones, los Lakers de Pau Gasol en el Staples Center. Un estreno de ensueño para el balear, en un choque que podría contar hasta con tres españoles como titulares.

41

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios