Córdoba Patrimonio de la Humanidad - Ribera Navarra | La Crónica Todo igual después de la batalla (3-3)

  • El Córdoba Patrimonio deja escapar dos puntos al final y mantiene el mismo margen con el descenso

  • Los blanquiverdes tuvieron varias opciones para matar el partido y no acertaron en su último acoso

César presiona a Tripodi ante la mirada del también jugador del Aspil Navarra Nil. César presiona a Tripodi ante la mirada del también jugador del Aspil Navarra Nil.

César presiona a Tripodi ante la mirada del también jugador del Aspil Navarra Nil. / Laura Martín

Cuarenta minutos de batalla cuerpo a cuerpo, de intensidad máxima y de entrega total para dejarlo todo igual que estaba. El Córdoba Patrimonio de la Humanidad cedió su primer empate de la temporada en Vista Alegre ante un Aspil Jumpers Ribera Navarra (3-3) que aguantó con el gancho en sus momentos de crisis y se levantó justo a tiempo para firmar las tablas a falta de un minuto para la conclusión. El último intento, con todo, de los blanquiverdes resultó tan infructuoso como sus fases de claro dominador, por lo que su margen con la zona de descenso sigue siendo de dos puntos.

La importancia del choque no tardó en reflejarse sobre la pista. El equipo de Macario, por aquello de ejercer de local, cogió la iniciativa y no tardó en avisar con sendos zapatazos de Jesús Rodríguez y César que inquietaron a Gus. Los locales presionaban bien en campo contrario ante un rival que se apoyaba bien en el juego de pivote para ganar metros.

Y no sólo eso, sino que aprovechó al máximo el gran lunar del Córdoba en la pelota parada para dejar su sello en ataque. Al susto inicial de un balón repelido por Keko que obligó a la estirada de Cristian siguió el gol de Javivi, demasiado cómodo en el remate a una pelota puesta desde la esquina. El tanto, tras lo visto, dejó tocado al cuadro de Macario, que se agarró al instinto de Zequi para levantarse.

El gaditano, tras una buena acción defensiva en la que evitó el remate a puerta vacía de Javivi, igualó la contienda con una excelente maniobra ofensiva: Koseky bloqueó a su par y, tras tirar la pared con Lolo Jarque, llevó el balón a la red con un tiro cruzado ajustado al palo. El gol era un volver a empezar… que calcó prácticamente el guion.

Las primeras ventajas, navarras

El apoyo fuera del área de meta de Gus facilitaba la salida de un Ribera Navarra que exprimió una nueva estrategia mal defendida por su oponente para tomar de nuevo la delantera; Tripodi hizo daño a la mala elección de Cristian Ramos empujando el balón servido por Paulinho. Como si fuera un mal sueño, una nueva acción de pizarra tiraba por tierra todo el trabajo del equipo de Macario.

Entonces emergió ese golpe de suerte que siempre es bien recibido cuando vienen mal dadas. Tras un ataque continuado navarro, con dos acciones a balón parado que exigieron al meta local, Zequi fue más listo que Gus para llevar a la red un despeje largo de Lolo Jarque que sólo él peleó como si le fuera la vida. Todo esto en apenas ocho minutos, uno menos de lo que tardó en completarse la rotación blanquiverde ante un enemigo mermado que empezó a notar el cansancio en sus piernas.

Otro remate de Zequi encontró la respuesta en otro de Paulinho, ambos excesivamente cruzados, antes de una fase de mayor equilibrio, siempre con el Córdoba Patrimonio de la Humanidad tratando de imponer su exigente ritmo sobre la pista, consciente de su superioridad física. Gus tuvo que emplearse a fondo para repeler desde el suelo un tiro de Koseky, que en la siguiente que tuvo no perdonó para hacer bueno el pase por elevación de Manu Leal. Una volea de Cárdenas fue la última antes de un descanso del que los visitantes volvieron con ganas de dar un paso al frente.

Y lo intentaron, liderados por un incansable Lemine, aunque la fuerte presión blanquiverde frenó en seco ese intento. Sobre todo tras una transición culminada por César que murió en rostro de un Gus que tuvo que dejar su sitio en la portería a Sergi Cuxart dolorido en su ojo derecho. El partido, por unos minutos, se volcó con claridad hacia el portal tudelano, aunque faltaba ese cuarto tanto que doblara la ventaja, que rozó Zequi con un zurdazo que no encontró el ángulo.

El blanquiverde Zequi celebra con Lolo Jarque y Pablo del Moral su primer gol. El blanquiverde Zequi celebra con Lolo Jarque y Pablo del Moral su primer gol.

El blanquiverde Zequi celebra con Lolo Jarque y Pablo del Moral su primer gol. / Laura Martín

Pero tan determinante pudo ser ese remate como la expulsión, por un cambio irregular, de Paulinho que redujo aún más las rotaciones de Pato. Por unos instantes, contagiados de la rabia por una decisión muy protestada, los navarros se levantaron agarrados a dos jugadas paradas en las que Javivi y Lemine asustaron con sus intentos a Vista Alegre. Aunque para miedo, el que metió Cárdenas tras un buen pase de Zequi, si bien Cuxart resolvió bien en el mano a mano.

Por si fuera poco, una falta de Javivi para cortar una contra de Zequi terminó con el capitán del Aspil también camino de los vestuarios por roja, y con su equipo dos minutos en inferioridad. El Córdoba subió líneas para intentar aclarar el panorama ya en el último cuarto de partido. Lolo Jarque se topó con el poste, César y Zequi no supieron dirigir sus disparos, y el gaditano y Cárdenas encontraron la respuesta de la madera y el portero en una fase de acoso sin derribo.

Entonces Pato paró el partido y, casi con seis minutos por jugar, dispuso el portero-jugador. Un todo o nada con riesgo, como el que tuvo que correr Cuxart saliendo desde el banquillo para la acción defensiva jugándose el tipo para sacar una peinada de Zequi. El Córdoba pasó a defender con orden, apretando lo más arriba posible, y alargando posesiones para no verse agobiado, algo que no pudo evitar cuando a falta de 1:57 cometió la quinta falta tras una pérdida.

El Ribera Navarra se volcó con todo ante una defensa ya más flotante y halló el premio que buscaba con un zurdazo al ángulo de Lucas imposible para Cristian cuando el electrónico se acercaba ya al minuto 40. La respuesta de Macario fue jugar de cinco, una apuesta a ganador que a punto estuvo de salir rana porque los árbitros señalaron la sexta y, con Gonzalo en la meta, Tripodi no acertó. Los 38 segundo restantes se jugaron en el medio campo visitante, pero Jesús Rodríguez se encontró a Cuxart en la última ocasión.

Ficha técnica

3x - Córdoba Patrimonio de la Humanidad: Cristian Ramos; Jesús Rodríguez, Manu Leal, César y Keko -cinco inicial-, Lolo Jarque, Zequi, Pablo del Moral, Koseky, Giasson, Cristian Cárdenas y Gonzalo (ps).

3 - Ribera Navarra: Gus; Lemine, Tripodi, Nil y Javivi -cinco inicial-, Paulinho, Lucas, Uge, Rubén Camargo y Sergi Cuxart (ps).

Goles: 0-1 (3’) Javivi. 1-1 (5’) Zequi. 1-2 (7’) Tripodi. 2-2 (7’) Zequi. 3-2 (18’) Koseky. 3-3 (39’) Lucas.

Árbitros: Bernabéu Haro y González Ruano (valencianos). Amonestaron a los locales César y Cristian Cárdenas, y al visitante Lemine. Expulsaron por doble amonestación a los visitantes Paulinho (26’) y Javivi (31’), y a uno de los asistentes de Pato (26’).

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 11 en la Primera División de la LNFS disputado en Vista Alegre ante unos 2.000 espectadores. En la previa del encuentro, el presidente blanquiverde, José García Román, entregó una placa al periodista José Cañadillas, ya jubilado. En el descanso, el Córdoba Patrimonio Atómicos, equipo de powerchair integrado en la entidad, fue presentado oficialmente ante su afición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios