Córdoba Futsal - Ribera Navarra | La Crónica Una china en el zapato (2-3)

  • El Córdoba Futsal choca ante el orden y el buen hacer de un rival directo y se acerca al descenso

  • Tras verse 0-3, el juego de cinco permitió a los blanquiverdes llegar con opciones al tramo final

Zequi se queja a los colegiados tras una acción con Gabriel. Zequi se queja a los colegiados tras una acción con Gabriel.

Zequi se queja a los colegiados tras una acción con Gabriel. / Juan Ayala

El Córdoba Futsal perdió la primera final de la temporada ante un Ribera Navarra mucho mejor durante la mayor parte del choque. El conjunto blanquiverde, sin capacidad para hacer daño a un rival bien ordenado y con un punto más de frescura mental y física, volvió a encajar dos goles en un minuto en el ecuador de la primera mitad, y un tercero a la vuelta del descanso, lo que le obligó a jugar de cinco el último cuarto. Con esa fórmula, ya la desesperada, los locales se pusieron a uno, pero su ofensiva final no le permitió siquiera salvar un punto, la misma distancia a la que ahora ven la zona de descenso.

El partido estaba marcado en rojo. Pero el Córdoba Patrimonio de la Humanidad no encontró nunca el botón de arranque. Nublado por el buen planteamiento defensivo de los navarros, con un punto físico superior, que le permitía frenar el juego de pivote con rápidos repliegues que no mermaban la presión alta, los cordobesistas se perdían una y otra vez en batallas hacia ninguna parte.

Y no sólo en el juego de ataque, sino que el apoyo fuera del área de Gus para facilitar el comienzo de la transición exigía carreras hacia atrás no siempre bien entendidas. Tras un primer susto en un despiste en la estrategia, Saura lo probó con un control y volea a la media vuelta apenas inquietante. Pero mientras el nuevo internacional aún rumiaba cómo hincarle el diente a su pegajoso par, Nil le cogió la espalda para obligar a un esfuerzo extra para evitar el primero.

Fueron apenas unos escarceos para situar el encuentro en un Vista Alegre desierto que permitía oír todo lo que los protagonistas se decían en la pista. Sobre todo las voces de corrección de Josan González con el objetivo de minimizar desajustes atrás como el que permitió a Lemine plantarse solo ante Prieto tras un envío largo de su portero. Por suerte, su intento de vaselina no encontró portería.

Al Córdoba Futsal le costaba hasta asustar, por lo que su primera intentona llegó con ese arma conocida ya de la progresión de Prieto hasta campo contrario y el zapatazo lejano, resuelto en esta ocasión por David con Gus a la expectativa. Lemine, en dos transiciones rápidas, dio la respuesta para amenazar de las intenciones de la escuadra de Pato, calmada con la pelota, aguerrida sin ella.

Doble golpe en un minuto de desconcierto

Tras un intento desde su propia área de Gus tras otro abandono del área de Prieto mal finalizado, el crecimiento del Ribera Navarra empezó a reflejarse en el marcador. Javivi aprovechó una contra con pase al espacio de Lemine para superar al meta cordobesista y dejar tan tocado al conjunto local que apenas unos segundos después el marcador pasó a reflejar el 0-2 tras otra buena acción de Terry culminada en la boca de gol por Uge.

Javivi supera a Prieto ante la mirada de Pablo del Moral para hacer el 0-1. Javivi supera a Prieto ante la mirada de Pablo del Moral para hacer el 0-1.

Javivi supera a Prieto ante la mirada de Pablo del Moral para hacer el 0-1. / Juan Ayala

En un minuto, el Córdoba Futsal estaba noqueado. Otra pérdida en campo propio la solventó Prieto ante Sena para frenar la hemorragia antes de que los navarros pidieran desesperadamente manos en el área tras otro ataque que ni David ni Sena supieron llevar a la red. Minuto 12 y el enfado de Josan iba en aumento ante la nula reacción de los suyos, lo que le llevó a parar el partido.

Y lo primero que se vio en la reanudación fue el primer disparo a puerta que hizo trabajar a Gus; Zequi fue el autor. Shimizu, en la primera jugada en la que él o Saura pudieron con su par, no halló la portería con un zurdazo ajustado y Jesulito dio continuidad al ataque final con otro disparo que repelió el meta. Por fin había noticias de los blanquiverdes, que aunque se fueron al descanso acariciando el gol con otro tiro lejano de Prieto repelido por David, también vieron cerca el tercero en dos contragolpes de Nil y Lemine que se fueron al limbo por un pelo.

El partido ya estaba más que planteado al intermedio, del que el Córdoba Patrimonio volvió con la idea de crecer y ponerse pronto a distancia. Pero después de dos jugadas calcadas, una en cada área, con tiro desde el suelo tras falta luego castigada con amarilla y buena respuesta de los porteros, Javivi se fabricó el 0-3 tras una carrera de 30 metros a la que puso firma con un zurdazo que superó a Prieto.

Josan culminó las rotaciones con la entrada de Cordero -tuvo un mano a mano ante Gus que ganó el portero- y Joaqui para elevar el nivel defensivo de los suyos, pero los problemas ya estaban acumulados en demasía, para regusto de un Ribera Navarra cada vez más cómodo con el escenario, cada vez más confiado en su capacidad con y sin balón, ocultando en todo momento esa condición de equipo de zona de descenso con la que llegó a Córdoba.

Pero después de que Pablo Ibarra perdonara la sentencia, en una doble oportunidad sólo ante Prieto que primero el cancerbero y luego su mala puntería mandaron al limbo, Josan González pidió tiempo y todo cambió. El técnico pontano ordenó el juego de cinco, con Pablo del Moral con la camiseta de portero, con diez minutos por jugar. Era un todo o nada, puerta grande o enfermería.

Jesulito intenta lanzar ante la presión de Lemine. Jesulito intenta lanzar ante la presión de Lemine.

Jesulito intenta lanzar ante la presión de Lemine. / Juan Ayala

El primer ataque en superioridad, largo, encontró por fin una fisura en el entramado defensivo navarro y Boyos llevó con la zurda la pelota a la red. Gus respondió bien ante un intento de Jesulito, que a la siguiente buscó en el palo largo a Del Moral para que el madrileño apretara aún más el marcador con el 2-3. Con siete minutos por delante, y después de todo lo vivido, el Córdoba Futsal volvía a estar con opciones.

Entonces fue Pato el que quiso frenar la euforia local con un tiempo muerto. No lo consiguió, al menos no del todo, porque a la vuelta Jesulito acarició el empate con un disparo a la cruceta. Los navarros eran los que sufrían de lo lindo ahora. A falta de seis minutos se vieron con la quinta y el físico empezó a decir basta en hombres clave como Sena y Lemine, castigados por el esfuerzo realizado.

Con los banquillos jugando su papel apretando a los árbitros, el Córdoba Futsal apuró el partido con lo que mejor le había ido hasta entonces. El cuadro navarro se defendía con orden, protegiendo su arco, y apenas si amenazaba con salir exprimiendo los lanzamientos largos de Gus, que pidió una tarjeta para frenar aún más la última ofensiva cordobesista, sin éxito, lo que complica el panorama más inmediato para un equipo que ve ya el descenso a sólo un punto. 

Ficha técnica

2 - Córdoba Patrimonio de la Humanidad: Prieto; Jesús Rodríguez, Zequi, Jesulito y Saura -cinco inicial-, Ricardo Mayor, Pablo del Moral, Shimizu, Koseky, Boyos, Manu Leal, Cordero y Joaqui.

3 - Ribera Navarra FS: Gus; David, Nil, Javivi y Sena -cinco inicial-, Lemine, Gabriel, Terry, Pablo Ibarra, Uge, Dani Martín y Pedro.

Goles: 0-1 (11') Javivi. 0-2 (11') Uge. 0-3 (23') Javivi. 1-3 (30') Boyos. 2-3 (33') Pablo del Moral.

Árbitros: Blas Alonso y Romero Candela (castellano-manchegos). Amonestaron a los locales Jesulito, Manu Leal, Boyos, Zequi y Jesús Rodríguez, y a los visitantes David, Nil y Gus. Expulsaron al preparador físico de los navarros, Javier Lescún.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 8 de Primera División disputado en el Palacio de Deportes Vista Alegre a puerta cerrada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios