Tenis de Mesa | Superdivisión Masculina

El Cajasur Priego quiere abrochar su quinto título liguero ante el Arteal

  • El conjunto prieguense revalidará su cetro de campeón en caso de ganar este viernes a los gallegos

  • Los de Luis Calvo, con la baja de Alejandro Calvo, tienen dos puntos de renta a tres jornadas del final

Carlos Machado devuelve una bola de revés durante un partido de la actual temporada. Carlos Machado devuelve una bola de revés durante un partido de la actual temporada.

Carlos Machado devuelve una bola de revés durante un partido de la actual temporada. / Priego TM

Primero y segundo frente a frente. Dos puntos de distancia. Tres jornadas. Y la primera posibilidad de que el Cajasur Priego se proclame campeón de la Superdivisión Masculina de tenis de mesa por quinta vez en su historia. Todo eso y mucho más se pone en juego este viernes en el duelo clave ante el Arteal (Centro de Tecnificación, 20:00), ganador hace un mes de la Copa del Rey y el único obstáculo que a la escuadra prieguense le queda por superar para revalidar su cetro liguero.

De momento, la ventaja es para el buque insignia del Real Club Priego, líder en solitario con dos puntos de colchón sobre los gallegos. Con seis en juego, la victoria local sería ya definitiva, toda vez que en Santiago de Compostela el triunfo fue prieguense (2-4) tras una batalla eterna que se fue más allá de las cuatro horas. Porque la igualdad es máxima entre los dos grandes dominadores de la competición en el presente ejercicio, los dos únicos que tienen opciones de apuntarse un título que el Cajasur ya ha levantado en cuatro ocasiones, la última hace un año; su oponente desea hacerlo por primera vez.

Así firmaría un doblete histórico que al equipo de Luis Calvo se le escapó en Guadalajara, donde el cuadro compostelano alzó hace un mes el trofeo copero. Allí no hubo duelo directo porque se cruzó en el camino el Universidad de Burgos de manera sorprendente; la batalla ha quedado fijada para este viernes, con todos los argumentos sobre la mesa para vibrar con un espectáculo único.

Porque elementos hay de sobra, más allá de los puramente clasificatorios. El Cajasur dispone de la armada casi al completo, con solo la baja por lesión de Alejandro Calvo, por lo que Luis Calvo se tendrá que decidir entre los portugueses André Silva y Diogo Carvalho, y el chino Qiyao Han para acompañar al intocable Carlos Machado. Y precisamente es la recuperación plena del mejor palista nacional de la historia el aval principal de los locales para abrochar la temporada en casa.

En tierras gallegas, victoria prieguense (2-4)

Enfrente estará un Arteal que se ha mantenido siempre en la pelea y que cuenta en sus filas con dos viejos conocidos de la afición: el prieguense Moisés Álvarez, formado en la cantera del Cajasur, y el luso Enio Mendes, que en su día supo cómo se vivía la fiesta por un título liguero en las fijas del que ahora es su rival. El brasileño Manhani y el oriental nacionalizado portugués Tianming son las otras alternativas que tiene el cuadro gallego para componer su mejor tripleta para, al menos, alargar el curso una semana más.

Para eso, la ecuación del equipo de Santiago de Compostela es básica: no perder en Priego. Porque el empate dejaría todo como está en estos momentos, con dos puntos de ventaja para el Cajasur, pero ya solo dos jornadas por delante. Y la victoria, en función del marcador, dejaría todo igualado al máximo o con un leve margen (average) para una u otra escuadra.

Pero de estas posibles combinaciones, mejor ni hablar. Porque la única ecuación que Priego y toda Córdoba espera es ver un triunfo de un conjunto que quiere poner el broche de oro a una campaña brillantísima, tanto en Europa como en España, y que necesita de un trofeo que lo refrende. La quinta está ahí mismo, a un paso, y si alguien la merece es este Real Club Priego.

Sin confianza en los protagonistas

"Es un partido complicado, pero tenemos una pequeña ventaja y jugamos en casa". Este resumen de Luis Calvo, técnico del Cajasur, dibuja a la perfección el escenario del encuentro ante el Arteal, al que el Cajasur llega "mejor después de que Carlos Machado haya superado su lesión". Con estos ingredientes, el veterano entrenador no oculta que "es una oportunidad única para ser campeones de liga, pero dependerá del marcador porque, ganando se hará, empatando tenemos muchas opciones y haremos todo lo posible para no perder".

Por su parte, el capitán y gran estandarte del club, Carlos Machado, advierte que "será un partido muy difícil, que está al cincuenta por ciento, porque ellos vienen muy fuertes tras conquistar el título de Copa". Sin embargo, el prieguense está curtido en mil y una batallas de este nivel, y opta por quitar trascendencia a la batalla: "Estamos entrenando con normalidad e ilusión, por lo que confiamos darle un nuevo título a Priego y al club”.

De igual manera, ambos en nombre de la institución, hacen un llamamiento a la afición para que acuda al Centro de Tecnificación, en un día de puertas abiertas que el Cajasur Priego quiere convertir en la fiesta por el quinto título liguero de su historia. En sus manos está, y nunca mejor dicho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios