Balonmano l División de Honor B

El ascenso no permite errores para el Prasa

  • Los vallesanos reciben al Sagunto sin margen para el error

Prohibido fallar. Así de fácil, para qué darle más vueltas. Ésa es la única hoja de ruta que tiene el Prasa Pozoblanco, que esta tarde (18:30, Juan Sepúlveda) recibe al Sagunto en un partido que está obligado a ganar si quiere mantener el liderato en una competición que encara sus dos meses más decisivos.

Los vallesanos, tras su trabajada victoria en la cancha del Adelma cántabro, mantienen la primera plaza con 29 puntos, están ante un fin de semana que podría ser clave en sus aspiraciones. Porque el Prasa sólo tiene un punto de ventaja sobre el Toledo (que tiene un partido menos y que esta tarde viaja a la siempre incómoda pista del Aranda, inmerso en la lucha por la quinta plaza) y el Anaitasuna, que esta semana tiene jornada de descanso. Por eso, y teniendo en cuenta que el conjunto de Paco Castillo todavía tendrá que realizar su obligado parón, el triunfo es algo más que necesario para encarar con un mínimo colchón los duelos directos ante el resto de aspirantes, un particular tour que comenzará la próxima semana con la visita al Toledo.

Con esa exigencia sobre la mesa, en el Prasa se han esforzado por desterrar la palabra confianza de un encuentro que, mirando la clasificación, debería ser más que asequible. Los valencianos son decimosegundos con 15 puntos y viven un plácido final de temporada, lejos del peligro del descenso y sin mayores aspiraciones por la zona alta, pero esa falta de tensión y la calidad de un equipo hecho para algo más -destacando el bosnio Nikola Dokic, ex del Ars- los hacen doblemente peligrosos. Además, hay que añadir un factor extra: los problemas que tuvo el Prasa en la primera vuelta ante equipos de la zona baja. "No es sólo este año, sino en temporadas anteriores. Salimos empanados ante este tipo de rivales", ha dicho durante la semana Gerard Espigol, todo un aviso a navegantes del peligro de un desliz que a estas alturas tendría difícil solución.

De hecho, en la primera vuelta y con el Sagunto metido de lleno en la zona baja, el Prasa sólo sacó un empate (28-28) apenas una semana después de perder en casa ante el Adelma, en el que probablemente fue el momento más gris de la temporada. "Tenemos que ganar, pero de superiores, nada", ha avisado Paco Castillo, que ya tuvo que llamar al orden tras un frío arranque hace siete días en Santander. "Hay muchas ganas de ganarle al Sagunto para ir el próximo sábado a jugárnoslo todo a Toledo", reconoce el entrenador del Prasa, porque por mucho que lo intente todo el entorno, es imposible no hablar del encuentro de la próxima semana ante el Labaro. Ese partido puede otorgar al ganador medio ascenso a la Asobal, pero para eso, que a nadie se le olvide, hay que derrotar antes al Sagunto. Simplemente, está prohibido fallar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios