Balonmano | Liga Asobal

Jugar fuera de casa es toda una bendición para el Ángel Ximénez-Avia

  • El conjunto pontano logra una gran victoria en Guadalajara y abre brecha con la zona de descenso

  • Los de Puente Genil sumaron por fin sus primeros puntos en tierras alcarreñas tras cinco derrotas

Rudovic se levante en nueve metros ante la defensa rival. Rudovic se levante en nueve metros ante la defensa rival.

Rudovic se levante en nueve metros ante la defensa rival. / BM Puente Genil

Jugar fuera de casa se ha convertido en toda una bendición para el Ángel Ximénez-Avia, que en la pista del Guadalajara consiguió su quinta victoria de la temporada, todas de visitante, para poner una distancia de cuatro puntos con la zona de descenso.

Las extraordinarias actuaciones de Alvaro de Hita en la portería, especialmente en la segunda mitad, y de Juan Castro en ataque, propiciaron que el equipo de Puente Genil sumara dos puntos importantísimos ante un rival que ahora pasa a ser directo y al que devuelve la derrota de la primera vuelta en el Alcalde Miguel Salas.

La primera parte fue muy igualada. Los locales alcanzaron por dos veces una renta máxima de tres goles (7-4 y 11-8), pero en ambas ocasiones logró el cuadro pontano neutralizar la ventaja morada, y por la vía rápida.

Los hombres de César Montes erraron muchos lanzamientos, lo que equilibró la inspiración de Jota Hombrados, quien detuvo siete balones (uno de ellos lanzado desde los siete metros).

Para los intereses del Ximénez funcionó la efectividad de Juan Castro, en sus apariciones en ataque, y la de Sergio Barros, desde seis y siete metros. Ambos llevaron el peso de la anotación del conjunto cordobés, que desaprovechó dos superioridades en el primer período, que finalizó con un 13-14 que dejaba todo por decidir tras el descanso.

Estirón pontano, reacción local y sentencia

En la reanudación, el conjunto de Julián Ruiz pegó un fuerte estirón en el marcador (14-19), propiciado por el acierto de Alvaro de Hita bajo palos y la efectividad en el lanzamiento. César Montes, técnico local, se vio obligado a parar el reloj, para tratar de reconducir a sus hombres.

Restaban muchos minutos y al Quabit no le quedaba otra opción que reaccionar. Con una defensa 5:1 y un ataque más rápido y eficaz, los morados lograron acortar diferencias, y con 18-20 el técnico visitante tuvo que pedir tiempo muerto. Algo que no evitó que llegara el empate a 20, en el ecuador del segundo período, en una jugada en la que Almeida quedó tendido sobre el área alcarreña.

Entonces se instaló de nuevo la igualdad y un intercambio de goles sobre el parqué del David Santamaría. A los pontanos les costaba horadar la defensa local, y recurrían una y otra vez a Juan Castro, infalible. En el otro lado, el muro 6-0 del Ximénez se hacía cada vez más difícil de superar.

El duelo entró con tablas a su tramo final (25-25). Algunas decisiones arbitrales y un gigante De Hita decantaron la balanza del lado de un Ximénez que respira.

Ficha técnica

Quabit Guadalajara 26: Hombrados; Chema Márquez (1), Nacho Moya (6,5p), Parra (4), Paredes (1), Víctor Vigo (5) y Javi García (5) –siete inicial–, Chema Celada, Alberto Sanz (1), Gallardo (2), Serradilla (1) y Mellado.

Ángel Ximénez-Avia 28: De Hita; Cuenca (1), Víctor Alonso (2), Sergio Barros (7,4p), Rudovic (1), Chispi (1) y Leo Almeida (3) –siete inicial–, Lombes (ps), Consuegra, Gaby Chaparro (2), Juan Castro (9), David Jiménez y Juanlu Moyano (2).

Parciales: 2-3, 7-6, 9-8, 11-10, 12-12, 13-14 (descanso); 14-17, 15-19, 20-20, 22-22, 24-25 y 26-28.

Árbitros: Álvarez y Friera (asturianos). Excluyeron a los locales Paredes, Mellado y Márquez, y al visitante Leo Almeida.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 18 de la Liga Asobal disputado en el Pabellón David Santamaría de Guadalajara ante unos 800 espectadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios