Balonmano | Liga Guerreras Iberdrola

El Adesal renuncia a sacar abonos para la próxima temporada

  • El club tendrá un aforo máximo de 326 espectadores en La Fuensanta con las restricciones actuales

Las jugadoras del Adesal se pasan la pelota en una sesión en la sala de La Fuensanta. Las jugadoras del Adesal se pasan la pelota en una sesión en la sala de La Fuensanta.

Las jugadoras del Adesal se pasan la pelota en una sesión en la sala de La Fuensanta. / Juan Ayala

El Adesal ha renunciado a sacar abonos para la temporada de su regreso a la élite. El club de La Fuensanta, que volverá a militar en la Liga Guerreras Iberdrola tras su brillante ascenso del pasado curso, ha decidido que, al menos durante la primera fase de la temporada, solo venderá entradas. Esta es una consecuencia más de la crisis del coronavirus, que reduce de manera ostensible el aforo de los recintos deportivos.

De hecho, las restricciones impuestas por la Junta de Andalucía fijan el tope en un 65% de la capacidad, con un máximo de 800 personas si se trata de un pabellón cerrado, como Vista Alegre, o 1.500 si es al aire libre. La sala de La Fuensanta, donde el Adesal actúa de local, puede acoger a 502 espectadores, pero con la reducción se queda en apenas 326.

Esta nueva situación reduce de manera considerable el margen de actuación a la entidad cordobesa, que tiene en su campaña de socios una de sus vías de financiación. Es por eso que, según ha podido saber el Día, la directiva ha decidido no poner a la venta carnés durante esta temporada, sino sacar entradas para cada uno de los encuentros en los que juegue en casa, a un precio todavía por determinar.

Esta postura se mantendrá al menos durante toda la primera fase de la competición, si no cambian las medidas gubernamentales en cuanto a público. Afectará, por tanto, al devenir de la escuadra que dirige Rafael Moreno dentro del Grupo B de la máxima categoría, en el que se medirá al Granollers -primer rival en casa del curso, en el inicio del torneo el 12 o 13 de septiembre-, La Calzada de Gijón, el Morvedre, el Porriño, el Elche, el Rocasa y el Salud Tenerife.

Con todo el Adesal no descarta que, si la evolución de la pandemia es buena, pueda retomar la habitual campaña de abonados para la segunda fase de la competición. Eso sí, habrá que esperar a ver por qué lucha, dado que el formato liguero establece que los cuatro primeros de cada grupo pelearán por el título y los cuatro siguientes, por la permanencia, arrastrando en ambos casos los puntos de los duelos directos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios