Break Dance
  • El tres veces campeón nacional repasa su largo camino hasta llegar a ser profesional y conseguir sus reconocidos logros en este deporte que tendrá por primera vez representación olímpica 

Xak, el lucentino que sueña con representar al 'breaking' español en París 2024

El cordobés Xak durante el Red Bull BC One 2021 disputado en Gdnask, Polonia. El cordobés Xak durante el Red Bull BC One 2021 disputado en Gdnask, Polonia.

El cordobés Xak durante el Red Bull BC One 2021 disputado en Gdnask, Polonia.

El Día

Cuando alguien habla del breaking, conocido por muchos como break dance, la mayoría imagina a "un loco dando vueltas sobre un cartón" y, sin embargo "para nada es eso". Esas son las palabras del B-Boy Xak, bailarín lucentino de breaking que a sus 35 años es todo un referente mundial en esta disciplina. Y es que, considerado como deporte oficialmente desde diciembre de 2020 y olímpico por primera en los Juegos de Paris 2024, este baile urbano vive uno de sus mejores momentos y tiene la suerte de contar con una importante representación nacional por medio del cordobés Xak.

Xak es Juan de la Torre, y no al revés, porque ya nadie lo conoce por el que admite que solo sería su nombre si ejerciese la abogacía, profesión en la que se licenció en Granada y trabajó durante algunos años, pero que aparcó y de momento sigue sin ejercer para dedicarse plenamente a su pasión, el break. "Imagina hacer seis horas de entrenamiento al día, mantener también un estudio del deporte en los rivales y en ti mismo y además, dedicarte a un trabajo de unas ocho horas diarias. Es realmente inviable", comenta.

Es una realidad que el alto rendimiento requiere invertir todo el tiempo posible en estar preparado mental y físicamente para competir, porque, como asegura Xak, el deporte es como una oposición, "la preparación nunca es suficiente y siempre habrá alguien que entrene más que tú". Y más en una competición tan dura y extrema como la que exige el breaking, donde, "no gana el más fuerte, el más rápido, o el más talentoso, sino el que sea más constante y tenga más determinación".

Es esa constancia la que ha llevado a este lucentino, después de "un proceso lento", a poder entrenar en un centro de alto rendimiento como deportista de élite en Madrid, ciudad a la que se marchó en 2017 en busca de un un futuro que encontró en el break. "No esperaba ganarme la vida con esto, pero empezaron a abrirse muchas oportunidades y mi vida cambió mientras mejoraba resultados en competiciones hasta que pude empezar a vivir de esto y, aunque la pandemia en 2020 fue una decaída, a principios de 2021 el breaking se hizo olímpico y gané el campeonato de España y por eso me dieron acceso en el Consejo Superior de Deportes al centro de alto rendimiento. Aquí cuento con todos los servicios que ofrecen y eso es una gran ventaja", comenta Xak, que asegura que sin este reconocimiento, encontrar sitios para entrenar era una misión bastante complicada.

Xak, en su última participación internacional en tierras polacas. Xak, en su última participación internacional en tierras polacas.

Xak, en su última participación internacional en tierras polacas.

Ahora, con todos los medios a su favor, su objetivo es competir en los próximos Juegos Olímpicos de París 2024, donde el breaking estará presente por primera vez en su historia. "Hay un proceso de preparación muy intenso y mi objetivo es que España quede muy bien y me gustaría poder dejar un legado para las próximas generaciones que vengan. Estaré preparado y si va otro representante que no sea yo, estaré muy contento de que vaya alguien que haga una buena representación y este deporte siga creciendo", subraya el cordobés.

La premiada carrera de Xak lo avala para ser quien represente a España en esos deseados Juegos. Ha sido tres veces campeón nacional, segundo en torneo europeo y cuarto en el individual este año; y en 2020, ganó el campeonato del mundo Break Free. Un historial impecable que lo convierten en una referencia a nivel internacional que tampoco puede faltar en los grandes torneos, como el último que disputó en Gdansk (Polonia). Se trata del Red Bull BC One, torneo internacional de breaking donde participan los 16 mejores breakers del mundo y donde el deportista lucentino estuvo entre los 12 invitados para competir por el título mundial.

Ahora, tras este torneo donde no logró alzarse como campeón, Xak está al 100% concentrado en la clasificación para París 2024 que empieza desde este próximo 4 de diciembre por la Federación Española de cara a los Juegos. Sin duda, el gran escenario que supondrá el gran premio a este deporte que tantos "valores y enseñanzas de vida" le ha brindado al lucentino y del que destaca su "cultura libre de intolerancias donde compiten todos por igual".

Es por esos valores por los que Xak quiere "animar a las próximas generaciones a que confíen en el breaking". Y es que, este deportista cuyo apodo creó por casualidad jugando en un cibercafé y que aprendió los que es el break dance en el instituto mientras compartía movimientos con amigos de otros municipios de la provincia cordobesa, lleva años siendo todo un profesional en esta elaborada disciplina que mezcla ejecución, precisión, limpieza, creatividad y mucha presencia escénica en torno a la musicalidad. Un compendio de movimientos que no coordina "un loco", sino un enamorado de la pasión que desprende un deporte tan multicultural y artístico como el breaking.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios