córdoba cf

¿Plan B en las cesiones?

  • Portillo (Málaga) y Adrián Sardinero (Getafe), prioridades para el ataque, gustan a sus entrenadores · El Valladolid sólo dejaría marcharse a Jesús Rueda traspasado · Alberto García está solo en la portería

El Córdoba realizará entre dos y cinco fichajes de aquí a que comience la temporada. Así lo anunció el presidente del Córdoba, Carlos González, el pasado domingo, matizando las declaraciones efectuadas por Paco Jémez el viernes: "Faltan un par de cositas, tres cositas". Los puestos clave son los de portero, mediocentro e interior derecho, donde el entrenador no cuenta con al menos dos profesionales. El tiempo apremia y las cesiones de clubes de Primera, llamadas a dar un salto de calidad a un grupo muy renovado y rejuvenecido -aunque González esgrime que "puntales serán los veintitantos que tengamos, no esos tres"-, permanecen estancadas. Que se lo digan al secretario técnico, Juan Luna Eslava, que ha rubricado diez altas y tiene faena por delante.

Paco sólo alineó a dos de los diez fichajes en el once inicial contra el Sevilla: el lateral derecho Cristian García y el organizador Carlos Caballero. El preparador blanquiverde se cubrió las espaldas con seis de los ocho supervivientes de la campaña pasada (Alberto García, Gaspar, Fuentes, Alberto Aguilar, Pepe Díaz y Charles; todos salvo Tena y Fernández, utilizados en el segundo periodo) y puso en el escaparate a tres de las promesas de la cantera, el central Bernardo y los interiores Carlos Martínez y Fede Vico.

En la segunda mitad aparecieron otras seis novedades: Borja García, Balsas, Patiño, López Silva, Astrain y Taira. Ni siquiera se habían vestido los dos últimos refuerzos, los defensas Cerra y David Prieto. Completaron las rotaciones los imberbes Javi Hervás y Dani Espejo, mientras que el delantero Javi López sólo calentó y Sillero se quedó en el banquillo.

A día de hoy, el Córdoba sólo cuenta para la portería con Alberto García y el juvenil Antonio Sillero, quien acaba de cumplir 18 años. Hace falta otro guardameta porque Raúl Navas está atrapado por el ERE -junto a David de Coz, Agus, Javi Flores y Usero; según González, todo se desbloqueará a finales de esta semana "de una forma u otra"-. Además, el medio alemán del Sevilla Trochowski contribuyó a alimentar el debate con dos obuses muy similares, sendas faltas que Alberto se tragó. "Te encuentras ante un lanzador con un golpeo que sinceramente no había visto nunca, por la violencia con la que golpea el balón, pero prefiero encontrármelo hoy y poder prepararme a partir de ahora que no durante la Liga. Son partidos para aprender y mejorar, y por ejemplo acabé satisfecho en la faceta ofensiva personal, en la salida del balón y el juego con el pie. Pero está claro que hay otras facetas en las que hay que prestar más atención, mejorar y crecer. Lo bueno es que haya sido en este partido, no más adelante", declaró en el portal cordobadeporte.com el arquero catalán, tranquilo ante las especulaciones. El aterrizaje de un rival por los guantes "ni me preocupa ni me motiva. Hay que estar atento a la competencia, y que ésta sea lo más sana y más alta posible. Aquí lo que importa es el trabajo global del equipo".

A principios de verano sonó Biel Ribas (Salamanca). También se ha hablado de Javi Jiménez, ya desvinculado del Valladolid al no aceptar una oferta de renovación de más de 150.000 euros al año. Teniendo en cuenta que figura en la agenda del Murcia o el Hércules y que el CCF tiene poco que decir en cualquier subasta al mejor postor, la opción se antoja utópica.

En el Valladolid, por cierto, sobran pivotes: Djukic debe elegir entre diez candidatos. De momento, sólo Matabuena integra la lista de transferibles. Al Córdoba le vendría de perlas Jesús Rueda, que tan buen sabor de boca dejó en su cesión en la temporada 09-10, pero tiene contrato hasta 2013 y la entidad pucelana no contempla una cesión. Sólo un traspaso. Otro coto vedado.

También parecen inaccesibles Adrián Sardinero (Getafe) y, sobre todo, Portillo. Ambos darían un plus al ataque cordobesista, pero cuentan con el beneplácito de Luis García Plaza y Manuel Pellegrini, respectivamente. A Luna Eslava le han encendido las declaraciones de varios representantes del Málaga en el sentido de que el nombre de Portillo nunca ha estado encima de la mesa, ni siquiera el de Sandro Silva (el préstamo del brasileño estaba apalabrado, pero finalmente se decantó por el Internacional de Porto Alegre). El joven interior derecho parte con desventaja por los fichajes de internacionales como Joaquín o Cazorla, pero Pellegrini está encantado con sus prestaciones. El interior zurdo Juanmi (internacional sub 19) y el pivote Recio (sub 20) son otras dos joyas malaguistas susceptibles de llegar cedidos, pero el convenio con el club vecino no fructifica.

Con Portillo lejos de El Arcángel, el carril diestro está cojo. Incluso Borja García, en teoría el titular como interior, dijo ayer que "en la izquierda es donde he solido jugar los años anteriores y me siento un poco más a gusto que en la derecha, pero estaré a disposición del míster en la posición que él crea oportuno". Así, Paco tiró el domingo de Carlos Martínez y Fede Vico para cubrir la demarcación.

El técnico sólo dispone de 18 profesionales y es consciente de que necesita más madera para que su equipo sea competitivo en la Liga Adelante. Luna Eslava presenció el entrenamiento de ayer con aparente calma, pero pronto desfiló agarrado al móvil. Es lo que toca. Lo malo es que lleva varios días sin hablar en público... porque no tiene nada que contar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios