Fútbol | Copa del Rey

Jorge Torres, presidente del Ciudad de Lucena: "El Sevilla es campeón de todo, pero hay que jugar aquí..."

  • El dirigente celeste recuerda que "es algo histórico" y advierte que el equipo "va a competir"

  • "Es un bombazo", insiste el mandatario, que sueña con "darle un susto" al campeón europeo

Jorge Torres, presidente del Ciudad de Lucena, durante su comparecencia de prensa. Jorge Torres, presidente del Ciudad de Lucena, durante su comparecencia de prensa.

Jorge Torres, presidente del Ciudad de Lucena, durante su comparecencia de prensa. / El Día

"Es un bombazo". Esa es la primera frase que sale de la boca de Jorge Torres, sin duda uno de los hombres más felices sobre la faz de la tierra este lunes. El emparejamiento del Ciudad de Lucena con el Sevilla en la primera eliminatoria de la Copa del Rey, torneo en el que se estrenan los celestes, "es algo histórico" en un municipio golpeado con fuerza por la pandemia del coronavirus y "un premio" para un club que lleva varios años haciendo las cosas muy bien, tanto en lo institucional como en lo deportivo.

"Estamos muy contentos con lo que nos ha tocado. Es la primera vez en la historia que entramos en el bombo y nos toca un Primera, y encima un Sevilla. Es algo histórico, estamos súper contentos", relata el dirigente lucentino, cuyo teléfono echa humo desde que Antonio Álvarez propiciara el cruce ante el conjunto de Nervión. Entre ellas, una llamada especial: la de Pablo Lozano, presidente de la Real Federación Andaluza y vicepresidente de la Española, que ha trasladado su enhorabuena a toda la familia del Ciudad de Lucena.

Jorge Torres recuerda que "es uno de los rivales gordos", junto al Atlético de Madrid el más importante que había en un bombo en el que no estaban Real Madrid, Barcelona, Real Sociedad ni Athletic, y analiza que "hay que valorar muchas cosas" para ver la trascendencia de este día, entre ellas y la más importante, el refuerzo que esto debe suponer para "la imagen del club".

Pero que nadie piense que el conjunto lucentino ya ha cumplido en el torneo. "El Sevilla es un campeón de todo, pero hay que jugar en Lucena; hemos visto sorpresas otros años y vamos a competir", advierte el presidente del cuadro lucentino, que sueña con "por lo menos darle un susto". "A ilusión no nos va a ganar nadie, y vamos a intentar competir el partido e intentar ganar, a vivir el momento", continúa.

"Esto es un chute de moral y fuerza para el club. Es un premio a tantos años de trabajo", insiste Torres con una sonrisa en la boca, esa que le produce recordar el camino recorrido en los últimos seis años, desde que la directiva que lidera cogió al equipo en Primera Andaluza, lo subió a División de Honor "con muchos, muchos problemas" y ahora lo tiene "estabilizado" en Tercera División, donde "el año pasado dimos un paso y estuvimos a las puertas de subir gracias al salto de calidad dado con los místers", los hermanos Carrasco.

El mandatario celeste incide en que "es un premio increíble" y, como tal, durante este lunes toca "disfrutar de la noticia y saborearla, y ya luego ya nos pondremos manos a la obra". Entre las labores a futuro está pasar el examen de la RFEF y las televisiones para que el partido se pueda jugar en el Estadio Ciudad de Lucena, algo en lo que confía porque "cumple con todos los requisitos para albergar un partido de este tipo y creo que el Sevilla no va a poner impedimentos".

Luego, ya habrá tiempo de poner sobre la mesa el tema del público, ahora mismo prohibido en los estadios por la última orden de la Junta de Andalucía para intentar frenar la propagación del covid-19. "Sólo nos queda rezar y pedir que sigamos bajando contagios y que la Junta nos abra la mano para meter público, porque seria un evento importantísimo, pero siendo conscientes de las restricciones que hay y que todas se deben cumplir a rajatabla", señala Jorge Torres, un hombre feliz por la alegría que supondrá para toda Lucena la visita de todo un Sevilla en la apertura de la Copa del Rey 20-21.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios