Fútbol | Tercera RFEF

El Córdoba B echa el freno ante el Antoniano (0-0)

  • Los blanquiverdes no pasaron del empate en un encuentro sin apenas tiros a puerta ni ocasiones

Christian Delgado, del Córdoba B, deja atrás a un jugador del Antoniano.

El Córdoba CF B rompió su racha de dos victorias consecutivas tras no pasar del empate en la Ciudad Deportiva ante un Atlético Antoniano correoso y que obligó a los blanquiverdes desde los primeros minutos a adaptarse a su juego. Sin goles y sin tiros a puerta, los de Diego Caro firmaron un mal encuentro en el que dieron sensación de incapacidad al no lograr engranar sus piezas ofensivas ante un cuadro sevillano que pudo llevarse los tres puntos en la última jugada.

Ya les costó obtener su última victoria ante el CD Rota la semana pasada (1-2) cuando tuvo que ser Joaquín quien rompiera el marcador en el 89'. Esta vez no hubo tanta suerte ni tantas llegadas al área rival. Y es que, el Antoniano jugó de tú a tú a uno de los candidatos al ascenso como es el filial cordobesista. Centrados en atacar rápido por los costados, los blanquiverdes fueron de más a menos en intensidad.

De ser una máquina de colgar balones al área y mandar balones en largo a la espalda de la zaga sevillana, los locales pasaron a verse dominados en la posesión del esférico por los de Manu Fidalgo. De hecho, los de Lebrija tuvieron la primera gran ocasión del encuentro por medio del cabezazo de Domingo que se marchó desviado por poco. Las imprecisiones impedían al filial conectar con soltura en campo rival. A la media hora de choque, Juanma Bernal exigió la estirada al meta visitante en el que fue el único disparo entre los tres palos que hicieron en todo el partido.

Los cordobesistas pasaron por vestuarios y afrontaron la segunda mitad de la misma manera. Similar guion con el mismo respeto y semejante falta de ideas en la creación. A base de la calidad que atesoran sus jóvenes, el Córdoba B se pudo volcar arriba, aunque sin peligro. Mientras tanto, el Antoniano soñaba con una contra que le diese el resultado esperado. Entre las intenciones de ambos equipos, la realidad era que el cronómetro andaba y ni los cambios surtían efecto.

Al ecuador de la segunda mitad, la intensidad aumentó en los de Diego Caro. Veían cómo se les iba a escapar el partido y optaron por hacer daño en velocidad por las bandas. Sin embargo, no fue suficiente. Las cartulinas amarillas empezaban a aparecer por la cantidad de contragolpes frenados y el encuentro estaba demasiado trabado como para que ninguno de los jugadores se sintiera a gusto sobre el césped de la Ciudad Deportiva.

En los minutos finales, tenía que ser el Córdoba B quien marcara. Sin tiros a puerta, pero con orgullo se estiraban en ataque. Pero la mejor ocasión del encuentro llegaría para el bando visitante. En el 88', el meta Lluís Tarrés tuvo que realizar una parada antológica al disparo del lateral Ángel desde el lanzamiento de falta en la frontal que iba directo a la escuadra. La felina estirada salvó al equipo de una derrota en casa. Y eso que, un minuto después, Castillo recibió en el punto de penalti para poder firmar una victoria épica y el disparo se marchó por arriba de la meta lebrijana.

Empate sin goles y decepción. El Antoniano se marchó con un punto más que le permite mirar para los puestos altos del Grupo X de la Tercera RFEF, mientras que los de Diego Caro siguen sin conocer la derrota, pero perdieron la oportunidad de ponerse colíderes de la clasificación junto al Gerena y el Recreativo de Huelva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios