Balonmano | Copa de la Reina

La Copa de la Reina, una oportunidad de redención para el Adesal

  • El conjunto cordobés visita al Oviedo Balonmano Femenino, líder en su grupo de la División de Honor Plata

Las jugadoras del Adesal escuchan las indicaciones de Rafa Moreno en un tiempo muerto. Las jugadoras del Adesal escuchan las indicaciones de Rafa Moreno en un tiempo muerto.

Las jugadoras del Adesal escuchan las indicaciones de Rafa Moreno en un tiempo muerto. / Lolo Agredano

Después de la dura derrota cosechada ante el Morvedre en la Liga Guerreras Iberdrola, el Adesal afronta una buena oportunidad para redimirse. Arranca la Copa de la Reina, un torneo siempre atractivo y que al equipo cordobés le debe servir para oxigenar la mente y aparcar la difícil situación en liga, tratando de revertir la mala dinámica con la que han arrancado la temporada las chicas que entrena Rafael Moreno.

Para iniciar su camino en el torneo del KO, el Adesal visita este miércoles al Oviedo Balonmano Femenino (Municipal Florida Arena, 19:30), un equipo de la División de Honor Plata, pero que no será ni mucho menos un contrincante sencillo para las cordobesas. De hecho, la diferencia de categoría entre ambos equipos es algo engañosa, pues las asturianas pasan por ser un claro candidato al ascenso y han ganado sus cinco primeros partidos de la presente temporada.

Entre los referentes de la escuadra asturiana está Marta Fernández, que lleva 33 goles pese a haber jugado sólo tres de esos cinco encuentros ligueros, lo que la convierte en la máxima anotadora de toda la categoría. Por contra, las carbayonas pierden a Niki Blatché, que acaba de ser sometida a una intervención quirúrgica.

Por eso, el Adesal prefiere huir de cualquier relajación y tomarse el choque copero como la ocasión perfecta para olvidar la mala dinámica de resultados que arrastra y empezar a ver las cosas con algo más de optimismo. En la igualdad de la eliminatoria también influirá, a buen seguro, el hecho de disputarse a partido único, por lo que no existe margen de error si el equipo que entrena Rafael Moreno quiere progresar en una competición en la que suma su cuarta participación, habiendo pasado sólo una vez de ronda, en el curso 17-18 y como equipo de la DHP, tras ganar en La Fuensanta al Castellón.

Con su equipo al completo, salvo Asun Batista por motivos laborales, el técnico del Adesal podrá afrontar el choque sin tener que prescindir de sus jugadoras titulares, pues el parón de la competición el próximo fin de semana alivia el calendario y permitirá a las cordobesas emplearse a fondo en su visita al Oviedo sin descuidar sus obligaciones ligueras.

En el equipo de La Fuensanta no estará, eso sí, la bosnia Armina Isic, última incorporación del Adesal. El club trabaja para que la lateral pueda estrenarse en el choque del sábado 7 de noviembre, que supondrá la visita del Porriño a la pista cordobesa. El técnico cordobés considera que "puede aportar experiencia, calidad y lanzamiento", y ser un complemente perfecto en ataque para Agus López: "No viene con la responsabilidad de resolver todo, pero sí va a ser de gran ayuda".

Antes de emprender viaje y mirando al partido ante el Oviedo, Moreno reconoció que espera que el duelo signifique "una ayudita moral y que las jugadoras cojan moral y confianza para que se vean reforzadas", pues "las derrotas te hacen más chiquitito, y ganar y hacer bien las cosas nos ayudaría", sobre todo tras "el jarro de agua fría" que supuso la última derrota ante el Morvedre, apartada ya por el inicio de la copa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios