Tenis de mesa

El triste “aquí termina todo” de Carlos Machado

Carlos Machado, durante un partido de la presente temporada con el Cajasur Priego. Carlos Machado, durante un partido de la presente temporada con el Cajasur Priego.

Carlos Machado, durante un partido de la presente temporada con el Cajasur Priego. / El Día

El pasado 21 de noviembre, Carlos Machado anunció con una carta en sus redes sociales que ésta sería su última temporada con la selección española de tenis de mesa. En su planteamiento no había lugar siquiera para pensar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, una puerta luego abierta con el Preolímpico por equipos de enero en Portugal -España no logró el billete- que despertó de nuevo la ilusión al palista prieguense. Un entusiasmo ahora roto por completo por el inminente aplazamiento de la cita del próximo verano por las consecuencias que la crisis del coronavirus está teniendo en todo el mundo.

El domingo, escasas horas después de que el Comité Olímpico Internacional (COI) hablara por vez primera de la posibilidad de trasladar de fechas Tokio 2020, Machado lanzó un tuit con claro olor a despedida. "Puede decirse que aquí termina todo", decía el bueno de Carlos, que días atrás se había posicionado para que las autoridades, siempre respetando las medidas sanitarias impuestas, diera luz verde a los deportistas profesionales para poder entrenarse mientras dure este estado de alarma, ya pospuesto hasta mediados de abril.

La hoja de ruta del líder del Cajasur Priego en su última temporada con la selección nacional pasaba por disputar en abril el Preolímpico continental individual de Rusia, con cinco plazas en juego para los Juegos. Su presencia se la había ganado en una cerrada pelea con Jesús Cantero, pues España sólo podía llevar dos jugadores por ranking -el corte del próximo día 1 situaría al cordobés por delante-, y con Álvaro Robles fijo, sólo había un lugar libre. Ya en el mes de junio, esperaba el Mundial de Corea, donde España tenía garantizada su presencia... Pero todo eso está de momento en el aire y, con el ya más que probable aplazamiento de Tokio, queda sin sentido para el once veces campeón de España.

Porque el palista natural de Priego de Córdoba tiene claro que no habrá una marcha atrás en su decisión de dejar la selección nacional. "Ya anuncié mi retirada, me hicieron mi homenaje y, sobre todo, mentalmente lo tengo asumido; no me veo con fuerzas de estar otra temporada con ProTour, Preolímpicos...", comenta siendo consciente de que "es triste terminar así, pero es lo que toca".

Sin duda, un inmerecido adiós del combinado nacional para quien lo ha dado todo por el tenis de mesa -y lo seguirá dando en su club-, y que en dos décadas como internacional ha conseguido un botín de tres medallas en los Juegos del Mediterráneo (plata en dobles en Almería 2005, y bronce individual en Pescara 2009 y Mersin 2013) y una presencia olímpica, en Londres 2012. Pero como bien acierta a decir Carlos Machado en su mensaje, "ahora lo más importante es la salud y salir de esto juntos". Que así sea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios