Córdoba CF

Todo es como antes

  • La plantilla respira aliviada tras quebrar en Ferrol la racha de ocho partidos sin ganar · Los jugadores encaran las visitas consecutivas de la Real y el Celta con un subidón de moral

Comentarios 1

Asen se quedó en Pozuelo y evitó así una espera de casi hora y media en la estación de Atocha, aún más pesada porque muchos de los componentes de la expedición del Córdoba se habían tomado un respiro en la noche coruñesa. Ya tocaba. En una jornada de dulce resaca por el 0-1 obtenido en A Malata, el delantero, autor del único gol del partido, estaba encantado. El otro gran protagonista era David Valle, responsable directo de que el conjunto de Paco Jémez mantuviera la puerta a cero a pesar de los empellones del Racing de Ferrol.

Con el triunfo que ha cortado la racha de ocho jornadas sin ganar, las cosas se ven de otra manera. Los jugadores pudieron disfrutar ayer de un día ocioso -algunos realizaron un entrenamiento voluntario por la tarde- y volverán a hacerlo hoy, ya que hasta mañana, con una sesión matinal en Los Villares, no reanudarán el trabajo con vistas al choque de este domingo (17.00) ante la Real Sociedad, en el epílogo de la primera vuelta. Falta un partido para el ecuador y el equipo ya ha rebasado la barrera de los 25 puntos -suma 26-, la mitad de los 50 que, teóricamente, garantizan la permanencia. Y, por qué no, todavía se puede apuntar hacia el trío de cabeza, pues tanto la zona alta como la baja se encuentran a la misma distancia: seis puntos.

Asen no ocultaba su satisfacción, "sobre todo por la victoria. El equipo, la gente, todo el mundo la necesitaba. Ahora hay que seguir trabajando en la línea en la que estamos; desde dentro sabemos que es buena". Valle recalcó que "el equipo lo necesitaba. No había ansiedad, pero sí es verdad que después de esos ocho partidos, por cómo se habían dado los resultados y por el trabajo que había realizado el equipo, era injusto. El equipo necesitaba los puntos para que exista tranquilidad; en el vestuario ya la había, pero sobre todo por el entorno, porque ya empezaba a haber un runrún que no es cómodo". "Que la victoria sea fuera o en casa es lo de menos. La cuestión es que después de tantas jornadas sin ganar había que cortar la racha. El partido se antojaba decisivo, porque el Ferrol estaba metido en nuestra lucha, y ahora lo hemos metido bastante en el pozo. Y a nosotros nos ha servido para tomar aire y estar más tranquilos", matizó.

El éxito de Galicia permite al Córdoba encarar el futuro inmediato con ilusiones renovadas. No obstante, la plantilla es partidaria de aplicar la teoría del término medio al echar un vistazo a la clasificación. "Si lo miras fríamente, no llevamos malos números para la salvación, que es el objetivo que se había planteado. Pero las expectativas y las posibilidades que hemos tenido en muchos partidos habían creado cierta ilusión. No conseguimos buenos resultados y parecía que había cierta ansiedad o nerviosismo, pero una victoria siempre apacigua las cosas y te deja trabajar con mucha tranquilidad", comentó el atacante, reacio a "mirar ni para arriba ni para abajo. Sólo pienso en el domingo que viene. Los equipos son difíciles, pero todos lo son. Para mí, enfrentarme a cualquier equipo de esta categoría me parece un lujo. Ya sabemos que nos pueden ganar tanto los de arriba como los de abajo, igual que nosotros podemos ganarles. Tenemos dos partidos en casa para disfrutar con la gente y darles la victoria que tanto necesitamos, también en casa".

Los dos compromisos inmediatos serán en El Arcángel, y ante rivales de tanto fuste como la Real Sociedad y el Celta. A juicio de David Valle, "hay que seguir con la misma política de partido a partido. Es verdad que estamos a seis puntos del descenso, pero también a seis del ascenso. Ni te puedes centrar en que lo único en que nos tenemos que fijar es en alejarnos de los de abajo, ni tampoco te tienes que fijar excesivamente en pillar a los de arriba. Creo que estos dos partidos en casa van a ser claves para que el equipo vuelva a situarse en una zona cómoda, y ya veremos por lo que podemos luchar".

Aunque "lo que cuenta es el grupo", Asen es consciente de que está brillando con luz propia. Ya suma seis tantos y es el pichichi cordobesista. Según el madrileño, "no sólo te puedes limitar a los goles. Estoy contento con la cifra de goles que llevo, pero si sirven para sacar puntos, que es lo que necesita el equipo. Ni es una cifra muy grande ni tampoco esperaba no marcar ningún gol. Va bien la cosa". Por su parte, el portero destacó el valor de no encajar, algo que ya había conseguido en Vitoria y Jerez: "Siempre que dejas la portería a cero, vas a puntuar. Y más sabiendo que este equipo marca en casi todos los partidos. Es síntoma de que vas a ganar, aunque no siempre se puede. Para marcar goles necesitas que todo el equipo esté ofensivamente bien, y para dejar la puerta a cero, que todos defiendan bien". En Ferrol, el Córdoba fue un equipo, con todo lo que ello implica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios