Yeclano - Córdoba CF | La Crónica Seriedad y pegada, un cóctel perfecto (1-3)

  • El Córdoba suma su segunda victoria del curso dando una lección de entereza ante un incisivo rival

  • Piovaccari lidera a un equipo ordenado, bien dirigido dentro y fuera del campo, y con gran acierto

Farrando celebra con rabia, junto a sus compañeros, el gol de Mario Ortiz en Yecla. Farrando celebra con rabia, junto a sus compañeros, el gol de Mario Ortiz en Yecla.

Farrando celebra con rabia, junto a sus compañeros, el gol de Mario Ortiz en Yecla. / Córdoba CF

Si alguno necesitaba que lo avisaran, el Córdoba CF tocó a su puerta para decir que ya está aquí. El equipo blanquiverde firmó un notable triunfo en su visita a un incisivo Yeclano bajo el liderazgo ofensivo de un gran Piovaccari y una destacada actuación coral. La buena lectura del partido de Sabas, antes y en el transcurso de la batalla; la seriedad con y sin balón, y la entereza y esfuerzo que se necesitan para asaltar un estadio tan complicado dibujaron un cóctel perfecto adornado por el acierto en el área rival, que permitió encarrillar la victoria en el primer cuarto de hora y enfriar la temida reacción azulgrana tras el descanso.

Durante toda la pretemporada, propios y extraños han alabado la calidad de la plantilla cordobesista, más que capacitada para sacar dos onces perfectamente compensados cuando todos estén disponibles, que no es el caso. Entre ellos, el encargado de tomar las decisiones, un Juan Sabas que en Yecla, y pese al triunfo del estreno, agitó el equipo con cuatro cambios, concentrados de medio campo hacia arriba. Sus risas en la comparecencia previa al choque ya aventuraban que juntaría a Willy con Piovaccari para dibujar un 4-4-2, pero la sorpresa estuvo en la presencia de Samu Delgado y Alain Oyarzun por los costados y, sobre todo, Alberto del Moral como pivote posicional.

La idea parecía clara: reducir el toque en la medular a lo imprescindible, poner dos buenos pasadores por fuera y tener en el área más opciones de remate. Todo con capacidad suficiente para arremangarse, igualar la intensidad del Yeclano y, desde ahí, imponer la calidad. Una ecuación que salió perfecta tras un córner, en una segunda jugada que Mario Ortiz devolvió al área, Bernardo prolongó y Piovaccari, de nuevo al límite del fuera de juego, remató a la media vuelta cruzado para hacer imposible la estirada de Gianni. El Córdoba volvía a anotar prácticamente en su primera gran ocasión, como ante el Lorca Deportiva.

Una efectividad que creció aún más cuando sólo tres minutos después, y en una acción por la izquierda, Mario Ortiz hizo el 0-2 apareciendo en segunda línea en el área para hacer bueno el pase atrás de Alain Oyarzun y la maniobra de distracción de Piovaccari. En apenas un cuarto de hora, los blanquiverdes habían puesto patas arriba La Constitución, uno de los estadios más complicados de este subgrupo IV-B que, como otros muchos, es bastante menos fiero cuando se queda huérfano de sus aficionados. Un hándicap para los azulgrana en su afán de repetir la gesta del pasado curso, cuando jugaron el play off sorprendiendo a todos.

Willy y Bonaba disputan un balón por alto. Willy y Bonaba disputan un balón por alto.

Willy y Bonaba disputan un balón por alto. / LOF

Tras una primera llegada con cierto peligro por la derecha, con un primer remate de Álex Vaquero abortado por Djetei y un segundo intento alto de Fenoll, Héctor Sandroni buscó un cambio de guion con la entrada del gigantón Iker Torre, para emular a su rival y jugar con dos puntas. Luis Castillo pasó al lateral diestro tras la salida de Bonaba y dibujó un costado más ofensivo, sin importarle lo más mínimo lo que pudiera sufrir sin la pelota. Su idea pasó a ser bombardear el área blanquiverde, que aguantó bien las primeras acometidas.

Sin embargo, cuando el partido ya se encaminaba al intermedio, un córner en corto botado por Fenoll acabó con la pelota cerrándose sobre la portería de Edu Frías y un remate desafortunado de Alberto del Moral en su pelea con Selfa que terminó colándose para sorpresa del meta catalán. Visto el éxito, los locales dieron continuidad hasta el descanso a sus intentos por la misma vía, aunque ya entonces volvieron a encontrar la buena respuesta de la retaguardia cordobesista.

Hielo para enfriar el empuje azulgrana

La inercia del encuentro ya era otra, más favorable al Yeclano, cada vez más cómodo sobre el verde. Karim Abubakar asustó nada más arrancar el segundo periodo con un testarazo a la carrera que salió muy alto tras ganar la posición a Bernardo. La respuesta, igual de desviada, la dio Alain Oyarzun, con una volea sin dirección desde 30 metros. Sin hacer nada especial, al menos el Córdoba logró equilibrar de nuevo el duelo y frenar el ímpetu del equipo del Altiplano, hasta el punto de que una buena acción por la diestra de Samu Delgado estuvo a un pelo de empujarla a la red Piovaccari.

Un delantero que en su siguiente aparición originó el 1-3 con un eslalon por la izquierda en la que dejó atrás a Fenoll, Castillo y Selfa antes de ceder ya dentro del área a Oyarzun, que se topó con el larguero para que Willy, como buen cazagoles, completara la acción con un testarazo a placer en el área pequeña. Era el punto de tranquilidad que necesitaba el cuadro que dirige Sabas, que le vino de maravilla cuando el cuadro murciano volvió a pisar área con peligro. Abubakar sacó del arco a Frías tras ganar la partida a Bernardo y el intento de Fenoll en la continuidad lo sacó en la misma línea de gol el capitán cordobesista; la jugada acabó con el remate de Luis Castillo con la pierna mala muy alto.

Los blanquiverdes celebran uno de sus goles en Yecla. Los blanquiverdes celebran uno de sus goles en Yecla.

Los blanquiverdes celebran uno de sus goles en Yecla. / LOF

Un susto que empujó al técnico del Córdoba a introducir sus primeras sustituciones y virar el esquema a un 4-2-3-1, con Xavi Molina en el doble pivote con Del Moral, Mario unos metros por delante para enlazar con Willy y Javi Flores tirado ligeramente a la izquierda. El objetivo ya pasó a ser contemporizar más, pues gran parte del trabajo estaba ya hecho, y no dar opción al rival de meterse en el partido. Algo que intentó Torre, tras un córner cerrado, hallando el pie salvador de Djetei; y con un latigazo desde unos 30 metros que repelió el larguero con Edu Frías volando par la foto.

El Yeclano se volcó ya con todo y Sabas decidió que era el momento de terminar de meter el encuentro en el congelador. Primero sacó a Álex Robles para reforzar la banda derecha con un doble lateral y, con la salida del verde de Willy, ya en el minuto 85, terminó por jugar sin delanteros puros, con Javi Flores de falso nueve, tras cambiar a los cinco hombres de perfil ofensivo de su once inicial. El asalto a La Constitución era ya un hecho y el 1-3, el botín perfecto para reforzar la moral y dar un golpe encima de la mesa. Van sólo dos jornadas, pero mejor ir demostrando al mundo el potencial de este Córdoba.

Ficha técnica

1 - Yeclano Deportivo: Gianni; Brian Bonaba (Iker Torre, 26'), Manu Castillo, Ayoze Placeres, Marcos Álvarez (Álvaro Navarro, 46'); Selfa, Álex Vaquero; Víctor Fenoll (Javi Saura, 64'), Luis Castillo, Alberto Oca; y Karim Abubakar (Tonete, 76').

3 - Córdoba CF: Edu Frías; Manu Farrando, Djetei, Bernardo Cruz, Berto Espeso; Samu Delgado (Álex Robles, 79'), Alberto del Moral, Mario Ortiz (Julio Iglesias, 79'), Alain Oyarzun (Javi Flores, 68'); Willy (Moutinho, 85') y Piovaccari (Xavi Molina, 68').

Goles: 0-1 (11') Piovaccari. 0-2 (14') Mario Ortiz. 1-2 (39') Alberto del Moral, en propia puerta. 1-3 (56') Willy.

Árbitro: Caparrós Hernández (valenciano). Amonestó a los locales Álvaro Navarro (78'), Javi Saura (88') y el entrenador, Héctor Sandroni (62'); y al visitante Álex Robles (84').

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada del subgrupo IV-B de Segunda División B disputado en La Constitución a puerta cerrada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios