Córdoba CF

Las notas de un sonado fracaso: el uno por uno de los jugadores del Córdoba CF

Los jugadores del Córdoba CF, hundidos tras consumarse el descenso a Segunda RFEF. Los jugadores del Córdoba CF, hundidos tras consumarse el descenso a Segunda RFEF.

Los jugadores del Córdoba CF, hundidos tras consumarse el descenso a Segunda RFEF.

Miguel Ángel Salas

Escrito por

· Rafael Cano

Redactor

Un total de 32 jugadores se pusieron la camiseta del Córdoba CF en una temporada de solo 24 partidos. Una muestra clara de la inestabilidad que padeció el conjunto cordobesista, que estuvo a los mandos de Juan Sabas, Pablo Alfaro y Germán Crespo en poco más de seis meses de competición.

Estas son las notas globales, uno por uno, de los jugadores del Córdoba en el curso recién finalizado:

Isaac Becerra

Incapaz de ser un fijo en la portería. El meta catalán volvió a cuajar un curso irregular, en el que no fue capaz de ganarse el puesto y la confianza de los hasta tres técnicos que pasaron por el banquillo blanquiverde.

Edu Frías

Una alternativa en la meta sin solidez. Tuvo hasta tres oportunidades en el curso y en ninguna de ellas mostró solvencia. Su juego de pies puso al borde del infarto a la defensa. Aún así, jugó los mismos partidos que Becerra.

Álex Robles

Una apuesta que no estuvo al nivel. Llegó con buen cartel tras su paso por el Sevilla Atlético, pero no gozó de la confianza de ser titular, pese a ser el único lateral derecho nato. Lo que ofrecía en ataque lo restaba atrás.

Farrando

Recurso recurrente pero fuera de sitio. Jugó 18 partidos y 15 como titular, pero casi siempre como lateral derecho. Cumplió pese a que no es su puesto natural, aunque su tendencia a ver tarjetas le condicionó muchas veces.

Djetei

El sostén de una zaga poco sólida. El camerunés fue el hombre más regular en la defensa blanquiverde, pese a los problemas del equipo y su bajón en un tramo del curso. Será difícil retenerle para la Segunda RFEF.

Bernardo Cruz

Muy lejos del nivel que se esperaba. Llegó para ser uno de los líderes del equipo y, pese a su implicación y ejemplo, ha estado muy lejos del nivel esperado. Pese a todo, fue uno de los jugadores más utilizados en el equipo.

Xavi Molina

Irregular, pese al buen final de curso. El catalán, lastrado por una mala pretemporada debido a las lesiones, no pudo encontrar la continuidad deseada. En el tramo final del curso se ganó el puesto y rindió a buen nivel.

Jesús Álvaro

Discreto, pese a la poca competencia. Estaba llamado a ser un fijo y cuajó otro curso decepcionante. Espeso le ganó el puesto en el inicio, aunque la llegada de Alfaro le devolvió una confianza a la que no respondió.

Berto Espeso

Solo con Sabas encontró confianza. En su primer curso, arrancó con la confianza de Sabas y cumplió con lo esperado, aunque con la llegada de Pablo Alfaro perdió el sitio y se vio relegado hasta dejar de gozar de minutos.

Djak Traoré

Lastrado por sus problemas físicos. Apenas pudo hacer pretemporada por sus recurrentes problemas físicos, que le han lastrado todo el curso. No pasó del rol de hombre de rotación en el tramo final de los encuentros.

Alberto del Moral

Una sorpresa que ya es una realidad. Sabas confió en él para ser el sostén defensivo en la medular y el manchego respondió consolidándose como un hombre de presente y futuro. Eso sí, será difícil que siga en Segunda RFEF.

Alberto del Moral saluda a los aficionados del Córdoba CF antes de arrancar un partido. Alberto del Moral saluda a los aficionados del Córdoba CF antes de arrancar un partido.

Alberto del Moral saluda a los aficionados del Córdoba CF antes de arrancar un partido. / Juan Ayala

Darren Sidoel

Una apuesta de Juanito fallida. El neerlandés llegó por expreso deseo del director deportivo, pero desapareció del equipo tras un estreno discreto. Salió en invierno al no contar con opción alguna de jugar.

Mario Ortiz

De más a menos y relegado al final. Fundamental durante gran parte del curso, rindiendo a un buen nivel pese a los problemas del equipo. La llegada de Germán Crespo lo sacó del equipo en el tramo final de la temporada.

Javi Flores

Su versión más brillante no apareció. El capitán cuajó un curso bastante discreto, pese a la mejoría del tramo final con Germán Crespo. No encontró su mejor versión, incómodo en un rol que le exigía mucho en el plano defensivo.

Sidibé

Un gran fiasco en el mercado invernal. Juanito ya lo quiso en verano y acabó llegando en invierno tras fracasar en Segunda. Uno de los grandes fiascos de la dirección deportiva, por su rendimiento y su falta de compromiso.

Valverde

Muy lejos del rol que se esperaba. El sevillano cuajó un curso decepcionante. Estaba llamado a ser uno de los líderes y ni tuvo continuidad ni ofreció un nivel mínimo, incluyendo dos expulsiones que lastraron al equipo.

Samu Delgado

Una lesión truncó su mejor momento. Le costó encontrar su lugar y coger el nivel de rendimiento óptimo. Cuando estaba en su mejor momento, una delicada lesión truncó su temporada e incluso le dejó sin ficha en el equipo.

Nahuel Arroyo

Revulsivo que se apagó muy rápido. Entró en el equipo tras el mercado invernal con buen tino, aportando frescura y verticalidad por banda. Un rendimiento que no fue capaz de sostener, para acabar la temporada engullido por el mediocre nivel general que ofreció el equipo.

De las Cuevas

Las lesiones le impidieron brillar. Solo en el tramo final, con la confianza de Germán Crespo, consiguió brillar al nivel que se esperaba de él. Para entonces ya era demasiado tarde, porque antes no encontró el tono físico adecuado para ser importante, por culpa de las lesiones.

Moutinho

Talento incapaz de ayudar al equipo. Por sus cualidades técnicas, resulta aún más sangrante su bajo rendimiento. Ya dejó dudas en sus primeros meses en el club, una sensación que acabó confirmando en un curso lamentable en el que tuvo todas las oportunidades posibles.

Moutinho. Moutinho.

Moutinho. / Juan Ayala

Alain Oyarzun

Otro fiasco de un fichaje importante. Refuerzo de lujo en los últimos días del mercado. El vasco dispuso de opciones desde el inicio, pero rindió muy por debajo de lo esperado, hasta ser cortado en el mercado invernal.

Alberto Salido

Un fichaje de muy difícil justificación. La dirección deportiva lo vendió como un goleador que apretaría a Willy y Piovaccari por la titularidad. Nada más lejos de la realidad, jugó cinco minutos y se marchó en invierno sin haber contado para nada.

Alberto Ródenas

Poco se esperaba y poco acabó dando. Tras el fiasco de Salido, su recambio apuntaba a un rendimiento similar, dados sus números previos. Jugó algo más pero nunca fue realmente importante y acabó el curso sin ver portería en sus cinco partidos.

Willy Ledesma

Uno de los pocos que rindió bien. Ocho dianas y dos pases de gol para uno de los pocos jugadores que cumplieron con lo que se esperaba de él. Importante para los tres técnicos por su trabajo incansable y su compromiso. Mereció mejor suerte.

Piovaccari

De referente a lastre en meses. Era una de las esperanzas de la afición y arrancó el curso haciendo goles con facilidad, pero con Alfaro desapareció, pese a su caché. Tampoco se puede decir que hiciera mucho por revertir esa situación.

Luismi

Debió jugar más y mucho antes. Solo con Germán Crespo fue realmente importante, pese al gran nivel que daba en el filial y las oportunidades malgastadas por sus compañeros. Para lo poco que jugó, aportó más que muchos pesos pesados.

Luismi celebra su gol ante el Cádiz B. Luismi celebra su gol ante el Cádiz B.

Luismi celebra su gol ante el Cádiz B. / Miguel Ángel Salas

Julio Iglesias

Buenas sensaciones hasta que se lesionó. Un joven con cualidades que llegó con ficha del filial para estar en la órbita del primer equipo. Gozó de minutos en el inicio, pero una complicada lesión le hizo parar. Puede ser importante para el futuro inmediato.

Núñez

El premio del debut le llegó ya al final. Un buen curso en el filial le sirvió para entrar en alguna convocatoria con los mayores, además de ser un habitual en los entrenamientos del primer equipo. Debutó en la última jornada, de la mano de Germán Crespo.

Meléndez

Otro debutante fugaz desde el filial. Apareció de manera fugaz en el tramo intermedio del curso, como recurso de urgencia y ante el buen rendimiento que estaba ofreciendo en el filial. Otro joven interesante para el futuro del equipo en Segunda RFEF.

Puga

Llamó la atención para debutar antes. Otro de esos jóvenes que debió ser tomado en cuenta para el primer equipo mucho antes, por su gran rendimiento en el filial. Germán Crespo le dio la oportunidad en un momento delicado y demostró ganas y nivel.

Visus

Recurso ante las bajas en defensa. Alfaro tuvo que tirar de él cuando las lesiones y las sanciones se acumularon en defensa. Participó en dos encuentros de la segunda fase, mostrando carácter y un buen nivel a pesar de su juventud e inexperiencia.

Visus presiona a López Silva en su estreno con el primer equipo del Córdoba CF. Visus presiona a López Silva en su estreno con el primer equipo del Córdoba CF.

Visus presiona a López Silva en su estreno con el primer equipo del Córdoba CF. / LOF

Diego Domínguez

Un goleador que no tuvo la opción. Apenas disputó 18 minutos en dos partidos. Demasiado poco bagaje para un goleador voraz en el filial, que no encontró confianza pese a los problemas ofensivos que arrastró el primer equipo durante todo el curso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios