Juventud Torremolinos - Córdoba CF El Córdoba CF de Sabas ya sabe lo que es ganar (0-1)

  • Un tanto de Samu Delgado desde el punto de penalti da el triunfo a los blanquiverdes en su segundo amistoso estival

  • El equipo sigue creciendo en solidez defensiva, pero aún le falta soltarse mucho más en ataque

Iván Navarro trata de sacar un centro ante un defensor del Juventud Torremolinos. Iván Navarro trata de sacar un centro ante un defensor del Juventud Torremolinos.

Iván Navarro trata de sacar un centro ante un defensor del Juventud Torremolinos. / Córdoba CF

El Córdoba CF de Juan Sabas ya sabe lo que es ganar. Los blanquiverdes se impusieron por la mínima (0-1) al Juventud Torremolinos en el segundo amistoso de pretemporada, mostrando una línea continuista respecto a lo visto en el primer encuentro, con virtudes muy reconocibles y algunas carencias que ya saltan a la vista. Y es que el Córdoba es un equipo sólido, que en dos amistosos sigue sin recibir goles, pero también está encontrando más resistencia de la esperada a que sus hombres de ataque se suelten y vean puerta.

Quizás la larga inactividad derivada del parón por el coronavirus tiene mucho que ver en que la inspiración aún esté por llegar a los arietes blanquiverdes, aunque lo cierto es que los dos primeros amistosos de pretemporada ya muestran que el equipo necesita aire fresco en la punta de ataque, un jugador que aporte energía y cambie la dinámica de los partidos desde el banquillo. El señalado es Diabate, hace semanas que el club trabaja en su llegada, pero las complicaciones para su salida desde el Mallorca podrían abrir otras vías.

Pese a ello, mientras la dirección deportiva cierra el plantel, Sabas trabaja con los mimbres que tiene y está consiguiendo forjar un grupo competitivo, capaz de ofrecer un rendimiento parejo sin notar en exceso la presencia de unos u otros futbolistas sobre el campo. En Torremolinos, el técnico madrileño solo alineó a tres de los jugadores que fueron titulares ante el San Fernando: Álex Robles, Alberto del Moral y Miguel de las Cuevas. Muchos cambios en el once pero el mismo sistema, un 4-2-3-1 que apunta a ser la base del conjunto blanquiverde, a pesar de que su técnico está acostumbrado también a colocar a dos puntas más claros en la vanguardia. 

El arranque del duelo ante el Juventud Torremolinos fue tranquilo, con dos equipos bien asentados y algo imprecisos en las combinaciones. El Córdoba, sobrio en defensa y tratando de construir sin excesivo acierto, gozó de una primera ocasión en las botas de Miguel de las Cuevas, que disparó desviado antes de que el equipo malagueño avisara de manera más seria.

Un balón en largo desde la defensa lo ganó Sissoko a espaldas de la zaga blanquiverde, para batir a Becerra con un tiro certero, si bien el tanto fue anulado por fuera de juego. El aviso del rival desperezó al Córdoba, que acumuló ocasiones de mérito con De las Cuevas y Valverde como protagonistas, a la vez que se asentaba en defensa para pasar a dominar claramente el choque. Solo la falta de chispa en ataque evitó mejores oportunidades para que los de Sabas abrieran el marcador antes del descanso.

Carlos Valverde trata de hacer un autopase ante un defensor del Juventud Torremolinos. Carlos Valverde trata de hacer un autopase ante un defensor del Juventud Torremolinos.

Carlos Valverde trata de hacer un autopase ante un defensor del Juventud Torremolinos. / Córdoba CF

El segundo acto deparó un Córdoba más enchufado de inicio. A los siete minutos de la reanudación, el recién ingresado Luismi forzó un penalti tras combinar con Javi Flores y Samu Delgado se encargó de transformarlo con decisión. El tanto consolidó a los blanquiverdes y permitió a Luismi moverse con soltura en la mediapunta.

El joven jugador extremeño, llegado este verano desde el Ciudad de Lucena y con cartel de hombre del filial, está siendo una grata sorpresa. El menudo enganche tiene una técnica depurada, atrevimiento y mucha facilidad para llegar al ataque desde segunda línea. Virtudes que, de seguir en la línea mostrada, le pueden valer para consolidar en el primer equipo sin pasar en exceso por el filial.

Suya fue la mejor ocasión en el segundo acto del Córdoba, cuando a la hora de juego recogió un pase hacia atrás de Willy para enganchar un chut potente que se encontró con el poste de la meta del Juventud Torremolinos. Para entonces, los cambios habían desdibujado ya notablemente el ritmo del encuentro, aunque el Córdoba nunca perdió el dominio, en una segunda parte tranquila para Edu Frías y para una zaga que va consolidándose. Si los blanquiverdes son capaces de sumar más pegada en ataque a esa seguridad atrás, la combinación puede deparar muchas alegrías.

Ficha técnica

0 - Juventud Torremolinos: Ávila; Nacho Lapeira, Kiki, Javi Mérida, Manu; Heredia, Caturla, Eloy, Ballesteros; Yousef y Sissoko. También jugaron César, Lasly, Ezequiel, Akram, Amaya, Iván Aguilar, Antoñito, Juancar, Javi López, Javi Henares, Rafa y Zumaquero.

1 - Córdoba CF: Becerra; Álex Robles, Farrando, Bernardo Cruz, Espeso; Alberto del Moral, Javi Flores; Valverde, De las Cuevas, Iván Navarro; y Piovaccari. También jugaron Edu Frías, Moutinho, Luismi, Samu Delgado, Willy, Núñez, Djetei, Xavi Molina, Jesús Álvaro y Moyano.

Árbitro: Durán García (andaluz). Amonestó al visitante Willy.

Gol: 0-1 (52') Samu Delgado, de penalti.

Incidencias: Encuentro amistoso disputado en El Pozuelo de Torremolinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios