Córdoba CF

Las notas de los jugadores del Córdoba CF ante Albacete

  • Un autogol de Boyomo permite a los blanquiverdes alargar su buena racha y lograr el pase copero

Once inicial del Córdoba CF ante el Albacete. Once inicial del Córdoba CF ante el Albacete.

Once inicial del Córdoba CF ante el Albacete. / Juan Ayala

El Córdoba CF de Pablo Alfaro sigue invicto e imbatido. El conjunto blanquiverde mantuvo su línea creciente de la competición liguera en Segunda B en el estreno copero, donde superó a un Albacete de categoría superior merced a un autogol de Boyomo en el segundo periodo. Fue la culminación a una actuación seria de los cordobesistas, sobrios en el juego sin pelota y ya mucho más atrevidos con la posesión.

EDU FRÍAS Determinante. En la tercera puerta a cero consecutiva del Córdoba tuvo mucho que ver la actuación del catalán. Poco exigido en el primer tiempo, en el segundo fue clave despejando un disparo envenenado de Álvaro Jiménez y, sobre todo, ya sobre la bocina, al mandar al palo un zurdazo de Vargas.

MANU FARRANDO Puro coraje. El hispano-argentino volvió a ocupar el lateral derecho y, como siempre, cumplió con creces. Es ese tipo de jugador que no brilla, pero que todo entrenador quiere. Sufrió con Nahuel, al que también exigió vuelta con sus desdoblamientos, a los que les faltó medir mejor los centros.

DJETEI Imperial. El camerunés está en un estado de forma increíble. Firme en el cuerpeo, seguro por arriba e infranqueable cuando le toca medirse en velocidad con su par, volvió a ser clave en el buen rendimiento defensivo del colectivo. Tuvo un error en el 89 en el despeje que entre Frías y el palo resolvieron.

XAVI MOLINA Al quite. Con Farrando en el lateral, el catalán es la primera solución para dar descanso a los centrales. Venía actuando de mediocentro posicional, pero en su puesto natural se sintió más seguro. Cortó algún buen avance saliendo de zona y en el juego aéreo estuvo sobrio.

BERTO ESPESO Alguna duda. Más comedido en sus incorporaciones al ataque, consciente de que la mejor virtud de un lateral es cubrir bien su zona atrás, el asturiano erró algún pase fácil y sufrió con algún dos contra uno en el que requirió alguna ayuda, lo que hizo que Alfaro le llamara la atención.

ALBERTO DEL MORAL Sostén. De nuevo como mediocentro de contención, el manchego completó un buen partido, mejor en la destrucción que a la hora de iniciar la transición. Se le vio cómodo con el apoyo de Djak Traoré. Se marchó ya en el descuento tras un gran esfuerzo físico.

DJAK TRAORÉ Suelto. La buena dinámica en la que ha entrado el equipo hace que todos vayan creciendo de la mano. Es el caso del costamarfileño, que ofreció una versión muy distinta a la de su primera titularidad. Firme en el robo, se atrevió a hacer cosas con la pelota, facilitando la transición defensa-ataque.

SAMU DELGADO Siempre aporta. En la derecha, desde donde partió, o en la izquierda, donde terminó, el conquense es un seguro de vida. Con desborde y calidad, pero con mucho trabajo defensivo, el exterior fue clave, al protagonizar la jugada que terminó en el autogol de Boyomo.

MARIO ORTIZ Ritmo. Por primera vez en la temporada, el cántabro actuó como mediapunta, siendo enlace entre la medular y Piovaccari. Y en los poco más de 50 minutos que estuvo en el verde, estuvo activo, dando continuidad y rapidez al juego, enlazando bien en fase ofensiva y apoyando a los pivotes, con y sin pelota.

ALAIN OYARZUN Le falta fuelle. El donostiarra es un jugadorazo que derrocha calidad, pero le falta un punto en lo físico que le impide terminar de brillar. Superadas las molestias que le impidieron estar en liga, fue titular y tuvo dos buenas ocasiones en las que no enganchó bien la pelota. Sufrió en defensa.

PIOVACCARI La primera. El italiano protagonizó la primera gran ocasión del partido, con un cabezazo al larguero a los 2 minutos. Pero luego apenas pudo lucir su pegada en el área, pues tuvo que batallar en clara desventaja con Boyomo y Gorosito. Se fue a los 70 minutos dejando su sitio a Luismi.

JAVI FLORES Aliento. Su entrada al campo permitió que el equipo recobrara aire tras una fase de dominio manchego. No pudo lucir en exceso su claridad, pues poco después del 1-0 el rival pasó a tener la pelota y los esfuerzos ya fueron más para atrás, pero le dio tiempo para asistir mágicamente a Samu en el 1-0.

CARLOS VALVERDE Puerta abierta. El utrerano es verticalidad pura. Se convirtió en los minutos finales en una válvula de escape para salir del acoso visitante. Corrió mucho y bien, para arriba y para abajo, donde cortó una internada de Fran García que tenía pinta de muy peligrosa.

LUISMI Referencia. Entró por Piovaccari y se colocó como delantero. Lógicamente, perdió muchas batallas en el cuerpo a cuerpo con los centrales rivales. Cuando consiguió caer a los costados estuvo más cómodo. Con todo, dio aire al equipo cuando estaba más exigido.

BERNARDO CRUZ De pivote. Fue el cuarto y el último de Pablo Alfaro, ya en el tiempo de prolongación, y el cordobés entró para situarse como pivote, ocupando el sitio de un Alberto del Moral al que relevó. Apenas si estuvo un par de minutos sobre el verde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios