Córdoba CF

José Ramón Sandoval: "Me gustaría estar ayudando en primera línea en hospitales"

  • El ex del Córdoba CF ansía el final de la pandemia del coronavirus para debutar con el Fuenlabrada

  • "Tenemos que anteponer la salud, pero la liga, tarde o temprano, se debe finalizar", sostiene

José Ramón Sandoval sigue un partido desde el banquillo. José Ramón Sandoval sigue un partido desde el banquillo.

José Ramón Sandoval sigue un partido desde el banquillo. / LOF

A José Ramón Sandoval la cuarentena le sorprendió cuando tomaba las riendas del Fuenlabrada, equipo que pasó de ser revelación de LaLiga SmartBank (Segunda División), a estar tres meses sin ganar, lo que le costó el puesto a Mere. Al ex técnico del Córdoba CF, que llevaba casi año y medio en el paro, no le dio tiempo a debutar, apenas a dirigir un par de entrenamientos. Las cosas de la vida le llevaron a ver de cerca la situación que viven hospitales por el coronavirus. "Me gustaría estar ayudando en primera línea".

Regresaba a los banquillos con el objetivo de asentar en la categoría de plata del fútbol español a un debutante como el Fuenlabrada. No dudó en cuanto le llamaron. "El equipo tiene calidad para soñar". Se ha visto obligado a conocer a sus jugadores con llamadas por Skype y desea que el balón vuelva a rodar, que se termine la temporada, pero antes la salud tiene prioridad. "España ha demostrado que es un país solidario y juntos podemos ganar a esta pandemia".

-¿Cómo está viviendo la pandemia?

-Cuando empezó todo el brote acababa de firmar por el Fuenlabrada y tuvimos que dejar de entrenar. Mi suegro se rompió la cadera, tuve que estar semana y media en el hospital sin que le pudiesen operar. Me sensibilizó vivirlo de cerca. Vi películas en urgencias que jamás imaginé. Doy mucho valor a lo que están haciendo los sanitarios. Somos unos privilegiados por poder trabajar desde casa e intentar poner freno a la pandemia.

-¿Cómo es el día a día de Sandoval?

-Me he planificado. Me levanto pronto, me conecto con los preparados físicos y los grupos de trabajo del Fuenlabrada. Tenemos un vídeo-chat donde seguimos rutinas y costumbres como cuando entrenábamos. Solo pude tener un día con el grupo y poco a poco voy conociendo a los jugadores. Cada día hablo con tres. Les hemos hecho un cuestionario para tener más conocimiento de cada uno. Lo que más me ha sorprendido es la conexión especial en un club familiar, liderado por el presidente y el director deportivo. Lo tenemos todo controlado y esperamos a tomar decisiones cuando los estamentos del país y el deporte nos digan lo que tenemos que hacer, pero siempre respetando el tema de la salud. Y ahora hay más tiempo para la familia.

-¿Se pueden tener esperanzas reales de que el fútbol regrese a la normalidad a corto plazo?

-No las he perdido pero no se sobreponen a mi esperanza primera, que es salud y que acabe esto lo más rápido posible. Ya se pensará en el fútbol. Es un camino que ayuda a mucha gente a evadirse de lo que estamos sufriendo. El deporte crea emociones, te ayuda a empatizar, a dialogar, vivir pasiones y es un antídoto que nos puede ayudar, pero por encima de todo hay que pensar en la gente que está en primera línea.

-¿Sería partidario de jugar lo que resta de liga a puerta cerrada?

-No me planteo ningún escenario, lo único que me gustaría es que si se vuelve a jugar sea porque todos los estamentos deportivos han llegado a un acuerdo para finalizar la liga. Hay una salud financiera de la que dependemos y, si se juega lo que resta de temporada, será por salvar eso; hay muchas familias y muchos trabajadores en el fútbol que necesitan sus sueldos, desde jardineros a fisios. Desde LaLiga se trabaja y no se va a dar ningún paso en falso sin ir de la mano con el tema sanitario. Tenemos que anteponer la salud. La liga, tarde o temprano, se debe finalizar por el bien de la competición.

Hay una salud financiera de la que dependemos y, si se juega lo que resta, será por salvar eso

-¿Hará falta pretemporada?

-Sí, porque ahora mismo todos los ejercicios que hacemos con los jugadores son de mantenimiento. El entrenamiento deportivo competitivo es muy difícil obtenerlo entre cuatro paredes. Debería haber un tiempo para hacer una mini pretemporada, adaptarnos lo más rápido posible y poder minimizar las lesiones. El futbolista es un deportista totalmente diferente a otros de élite. Sus esfuerzos no le permiten jugar muchos partidos en una semana. Si se pudiese dejar dos partidos semanales sería lo justo. Hay que mirar la salud del jugador. No vale competir a cualquier precio. Va a ser una liga diferente de once partidos.

-¿Qué se aprende de los tiempos de parón?

-Se aprenden muchas cosas, sobre todo a valorar lo que realmente no se le daba importancia, estar junto a las personas, darte un abrazo o simplemente salir a la calle a andar libremente. Hoy valoramos mucho más todo. Estoy viendo un país muy solidario, mirando más por el vecino que por nosotros mismos y eso es muy importante; nos va a hacer crecer en muchos ámbitos. Los ciudadanos están tirando del carro para salir de la pandemia, independientemente de los estamentos políticos.

El técnico madrileño da instrucciones a su equipo desde la banda. El técnico madrileño da instrucciones a su equipo desde la banda.

El técnico madrileño da instrucciones a su equipo desde la banda. / Marilú Báez

-¿Qué Fuenlabrada dibuja en su cabeza?

-Entré convencido por la plantilla y por el proyecto que me presentaron el presidente y (Miguel) Melgar -el director deportivo es otro ex del CCF-, un Fuenlabrada que no tiene techo. Le he visto soñar, conseguir cosas que muchos no pensaban y, si queremos, podemos dar continuidad a lo bueno que se estaba haciendo. Voy a disfrutar del legado que me han dejado los compañeros que han salido, porque Mere ha hecho un gran trabajo y ahora hay que ser ambicioso y consagrar el proyecto.

-¿La falta de gol es el punto principal a corregir?

-Suelo ser un entrenador que me fijo más en lo positivo que lo negativo. Me gusta potenciar lo que realmente se puede conseguir. He visto un equipo muy versátil en el juego ofensivo. Podemos sacar mucho rendimiento a lo que tenemos. Hay que dar protagonismo a la gente, invitarla al atrevimiento, a que sean valientes y no penalizar el error, porque hay mucha calidad en el Fuenlabrada; corazón y alma también.

Me alegra ver que la gente en España es mucho más solidaria de lo que se pensaba

-¿Dónde se encamina su análisis para encontrar la razón de la mala racha?

-El equipo estaba teniendo una crisis de falta de autoestima, ver que no eran capaces de conseguir cosas sin ser inferiores al rival. Es importante trabajarlo. Tenemos a gente capacitada para desarrollar lo que tenemos en mente. Nos gusta un equipo que lleve el peso de los partidos, que sea atrevido y vaya por el resultado, hacer crecer a los jugadores en lo físico y táctico. Si el Fuenlabrada estaba arriba era por algo, nadie se lo regaló. Vamos a trabajar para que eso vuelva y lo podemos conseguir dando libertad al talento que tienen los jugadores.

-¿Qué mensaje lanza a la sociedad?

-Entre todos podemos ganar a esta pandemia y digo todos porque cada uno podemos poner nuestro granito de arena. Me gustaría estar ayudando a esos profesionales de primera línea, pero ahora nos piden que nos quedemos en casa para evitar que vaya a más el contagio. Solo eso, quédate en casa, a ver si se puede obtener la vacuna lo antes posible y esto acaba. Lo que veíamos en películas, nos ha llegado. Estamos aprendiendo a vivir. Me alegra ver que la gente en España es mucho más solidaria de lo que se pensaba y ver cuidar a los mayores que nos han dado la vida. Juntos, lo vamos a conseguir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios