Córdoba CF El futuro de Serrano, en compás de espera

  • El técnico y los rectores del club tienen aún pendiente una reunión para concretar la situación

  • Al director deportivo, que llegó el pasado verano, le resta temporada y media de contrato

Alfonso Serrano sigue un entrenamiento del Córdoba CF en la Ciudad Deportiva.

Alfonso Serrano sigue un entrenamiento del Córdoba CF en la Ciudad Deportiva. / Juan Ayala

El final del mercado de fichajes ha calmado un poco la vorágine de las últimas semanas en el seno del Córdoba CF. Pese a ello, no se puede decir que la tempestad haya dejado paso a la calma, porque la entidad blanquiverde aún tiene por delante la tarea de definir la situación en la que queda su director deportivo, un Alfonso Serrano que emplazó hasta el final del mercado invernal para definir su futuro, pero que sigue a la espera de una reunión definitiva con los responsables de Infinity.

No es precisamente un secreto que la situación del director deportivo blanquiverde en el club es bastante delicada desde el desembarco de Miguel Valenzuela y Juanito como hombres de total confianza de Infinity para definir el proyecto deportivo del club en los próximos años. Tanto Javier González Calvo, como los nuevos técnicos que aterrizaron en el club a través del consejero Adrián Fernández, han reiterado públicamente que su llegada no debía implicar la salida de ningún miembro de la dirección deportiva y que las piezas podían encajar perfectamente en beneficio de la institución.

Ese discurso, con más forma que fondo, no es precisamente el que ha mantenido Alfonso Serrano durante sus últimas apariciones por la sala de prensa de El Arcángel. El vallisoletano, mucho más claro en sus alocuciones, reconoció que el nuevo escenario planteado en el club no es ni mucho el que esperaba, pese a mostrar comprensión por la confianza mostrada por Infinity sobre los nuevos técnicos que han llegado de su mano.

Y es que a nadie se le escapa que en la dirección deportivo blanquiverde las piezas no terminan de encajar, sobre todo porque Serrano llegó el pasado verano con mando en plaza, con un contrato por dos temporadas y la misión de confeccionar el proyecto que devolviera al club a Segunda División.

Ahora, sin embargo, la situación es bien distinta, pues las decisiones importantes respecto al proyecto deportivo han pasado a ser más corales, con la última palabra del lado de los nuevos rectores y sus técnicos de confianza, a pesar de que han sido Serrano y Jorge Rodríguez de Cózar los que han llevado la voz cantante en cuanto al trabajo en el mercado invernal se refiere.

Javier González Calvo, junto a varios técnicos del club, en la Ciudad Deportiva. Javier González Calvo, junto a varios técnicos del club, en la Ciudad Deportiva.

Javier González Calvo, junto a varios técnicos del club, en la Ciudad Deportiva. / Juan Ayala

Por todo ello, la salida que parece más natural es la marcha de Serrano en las próximas semanas. El propio director deportivo blanquiverde emplazó a una reunión en los próximos días con los responsables de Infinity para clarificar su futuro, aunque su salida, que ya se da por hecha, no es tan sencilla como parece.

Fuentes del club blanquiverde han deslizado en los últimos días que Serrano ya ha dejado entrever su parecer y que tiene la intención de no continuar ligado a la entidad cordobesista. Desde el entorno del técnico vallisoletano, sin embargo, el mensaje es bien distinto, pues dejan claro que en ningún momento Serrano ha dicho que quiera marcharse. Principalmente porque la vinculación que firmó el pasado verano sigue en vigor y será necesario un acuerdo si es que finalmente ambas partes terminan por separar sus caminos.

Pedro Morilla, entre los futuribles

De manera paralela, en la escena pública empiezan a sonar nombres de futuribles para el puesto, como el del técnico sevillano Pedro Morilla, que en la actualidad ejerce las funciones de director deportivo en el Wuhan Shangwen chino.

Lo que es evidente es que ambas partes no mantienen la mejor relación posible, y así lo evidenció el propio Alfonso Serrano cuando reconoció que los tiempos utilizados por el club para el aterrizaje en El Arcángel de Miguel Valenzuela, Juanito y el resto de su equipo de trabajo no habían sido, a su juicio, los más adecuados.Con el trabajo del mercado invernal ya plasmado, algo que el director deportivo siempre priorizó sobre la definición de su futuro, la resolución de su situación en el club debe ser cuestión de días, con esa reunión con Javier González Calvo y los consejeros de Infinity como punto clave para el desenlace.

Los precedentes empujan a pensar que Serrano acabará abandonando en las próximas semanas la entidad, aunque ese probable escenario dependerá más de las verdaderas pretensiones del club blanquiverde que del posicionamiento del vallisoletano. Con la plantilla ya completada, el Córdoba debe resolver ahora un tenso compás de espera que mantiene en el aire la estructura de su dirección deportiva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios