EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Entrevista a Fidel Escobar | Futbolista del Córdoba CF "Aquí tengo un sentimiento que no he tenido en mis otros equipos"

  • El central panameño asume que "el Córdoba es un equipo que tiene que estar en Segunda"

  • "Quiero estar en un club en el que me siento bien y que me compren", afirma sobre su continuidad

Fidel Escobar posa tras su entrevista con 'el Día' en el interior de El Arcángel. Fidel Escobar posa tras su entrevista con 'el Día' en el interior de El Arcángel.

Fidel Escobar posa tras su entrevista con 'el Día' en el interior de El Arcángel. / Juan Ayala

Camina por los pasillos de El Arcángel con la calma y la seguridad que muestra en el césped. A sus 25 años, Fidel Escobar ha encontrado en Córdoba la continuidad y estabilidad que hacía tiempo que buscaba. Su temprana explosión en el fútbol, fruto de unas cualidades físicas, técnicas y tácticas excelentes, le llevó a embarcarse en proyectos poco afortunados para sus intereses. Y curiosamente, en un Córdoba CF más agitado que nunca por todo el ruido institucional, el panameño ha conseguido por fin la confianza de un técnico para mostrar todo su potencial. El crecimiento del equipo de Agné tiene mucho que ver en la solidez defensiva y ahí Escobar tiene mucho que decir.

-Vienen de dos victorias y creciendo, quizás en el mejor momento de la temporada.

-Estamos pasando un buen momento, trabajando bien. El míster nos pide que hagamos los entrenamientos bien y tiene muy claro cómo quiere jugar, en base a los equipos a los que nos enfrentamos. Estamos muy contentos de cómo marcha ahora el equipo porque eso nos da para aspirar a más.

-Tras la derrota en Murcia, es admirable la manera en que se han levantado.

-Sabíamos que en Murcia sería complicado porque ellos estaban en buena racha y son fuertes en casa. Pero ante el Yeclano sabíamos que era ya un juego directo. El míster nos pidió el trabajo que teníamos que hacer y sacamos el partido adelante. Después en Badajoz, creo que hicimos el mejor partido. El Badajoz venía de buena racha y nosotros sabíamos que ganando estábamos ya entre los cuatro primeros. No fue fácil porque ellos tienen buena afición y están arropados, pero nosotros nos sentimos también así con nuestra afición, sabíamos que teníamos que sacar el resultado. El míster nos pidió calma y al final se dio el resultado, con el gol de Momo, que cabeceó impresionante. Sacamos el 0-1, aguantamos bien y ahí estamos, entre los cuatro primeros y ahora tenemos que mantenernos.

-Después de varios meses, por fin vuelven al play off.

-Hay que mantenerse ahí. Ahora mismo no es momento de pensar en el play off pero tenemos que quedarnos ahí arriba, entre los cuatro primeros. Cuando lleguen las eliminatorias ya veremos. De momento nos centramos en trabajar bien para el partido que viene en casa.

-¿Qué le parece la plantilla que tiene el Córdoba tras el mercado de invierno?

-El míster nos lo dijo, que los que han llegado saben a lo que vienen y que tienen que darlo todo. Sabemos que el Córdoba es un equipo que tiene que estar en Segunda y todo jugador que venga sabe que tiene que darlo todo. Yo sabía a lo que venía, el riesgo que corría, pero vine con la idea de darlo todo por la camiseta y es lo que voy a hacer cada partido.

Escobar, durante su entrevista con 'el Día'. Escobar, durante su entrevista con 'el Día'.

Escobar, durante su entrevista con 'el Día'. / Juan Ayala

-¿En lo personal cómo se encuentra? Parece que la lesión le cortó el ritmo que traía.

-Es verdad que después de las vacaciones estuve dos partidos sin jugar y he ido entrando poco a poco. El míster me ha ido dando la confianza y otra vez me siento físicamente bien, trabajando de nuevo para estar al 200% en cada partido.

-Pese a eso, se le han juntado un par de partidos con algunos errores.

-Ahí es donde me toca sacar el carácter porque yo sé la calidad de jugador que soy. Ningún jugador en el mundo está libre de cometer errores. En Murcia me costó, porque venía de un parón y son cosas que pasan en el fútbol. Contra el Yeclano me volvió a pasar y el míster en ese sentido me mete mucha caña. Pero yo siempre cojo los consejos, sé que si me regañan es para bien, para mejorar cada día. En Badajoz me pidió que fuera el Fidel de antes, el que él conoció, y ese es el jugador que quiero ser a partir de ahora.

"En Badajoz, el míster me pidió que fuera el Fidel de antes, el que él conoció, y ese es el jugador que quiero ser"

-Se le ve cómodo en el papel de líder, no le pesa la responsabilidad.

-No es que no me pese, es que eso es lo que tiene que hacer un central, liderar al equipo desde atrás hacia adelante. Los mediocentros no ven si alguien se les coloca detrás. Me toca ese papel de hablar con los laterales o los mediocentros y es lo que yo intento hacer en cada partido.

-Hábleme de su pareja con Djetei, se han consolidado y da la sensación de que se complementan a la perfección.

-Con Momo hablo mucho. Él es buena persona, es un cañón, salta muy alto y tiene buen juego. Yo me siento bien con cualquier central, pero ahora el míster nos ha dado la confianza a nosotros. Antes de los partidos hablo mucho con él, porque Momo me pide que le dé la confianza, que yo tengo que ser el líder atrás y me siento muy contento con eso. Igual yo siempre le digo que si cometo un error que me regañe, yo no tengo problema en que me digan algo. Me siento muy bien jugando con él y nos está yendo bien a los dos. Siempre hablamos que tenemos que dejar la portería a cero.

-Ahora que ya conoce a todos los equipos, ¿le ha sorprendido el nivel de la categoría?

-Me sorprende el nivel que tiene el grupo nuestro. No sé cómo estarán los otros grupos pero el nuestro creo que es el más competitivo. Todos los equipos quieren ascender y tienen sus armas. La liga es muy buena y me gusta porque me ayuda a trabajar más y estar mejor físicamente. Desde que llegué me siento muy bien con la afición, la gente, que es muy buena conmigo y eso ayuda a identificarse con la camiseta.

Fidel Escobar. Fidel Escobar.

Fidel Escobar. / Juan Ayala

-Ahora que lo dice, se llegó a hablar de que el club tenía intención de comprar ya su pase [al final de temporada tiene la opción por contrato de hacerlo]. ¿Han hablado con usted para ello?

-La verdad es que no han hablado conmigo y eso es trabajo de mi agente. Yo estoy centrado en el trabajo, en cada partido y en meternos en el play off, que es nuestro objetivo. La liga es muy larga y tenemos que centrarnos. Lo otro está en manos de mi agente. Claro que yo quiero estar en un club en el que me he sentido bien y que me compren, pero eso lo veremos al final de temporada. Si me toca quedarme, aquí estoy y seguiré dando todo como hago desde que llegué. Si no, el fútbol es así y tocará marchar, pero de momento estoy centrado en el objetivo.

-Usted ya dijo que ha caído bien en el club y la ciudad y que le gustaría quedarse.

-Es cierto que lo dije y siempre lo diré. En Córdoba estoy bien, muy a gusto y mi familia también. Es indescriptible lo que uno siente cada partido aquí y si se da, aquí me toca quedarme. Pero uno nunca sabe lo que puede pasar más adelante. El fútbol es así y yo vine para hacerlo bien y poder dar saltos hacia adelante, para aspirar a más. Aunque si me toca quedarme, defenderé esta camiseta siempre.

-Cuando le llegó la oferta del Córdoba, manejaba más alternativas, ¿por qué firmó en este club?

-Cuando llamaron a mi agente yo estaba con la selección. Me presentaron el proyecto y yo tenía otras opciones, pero decidí venir aquí porque había visto alguna cosa de cuando el Córdoba ascendió a Primera. Desde que llegué, lo que la afición me pide es que dé todo por la camiseta sin importar los resultados. Y por eso digo que si se da el caso, aquí me quedo. No es algo que diga para que venga el club y me compre. En los meses que llevo aquí, tengo un sentimiento que no he tenido en mis otros equipos. Aquí lo estoy viviendo, lo comento con mis amigos de Panamá. Me pasó en Badajoz, que llamé por videollamada a un amigo para que viera cómo estábamos celebrando con la afición. Ellos también piensan en venir a vivirlo aquí, lo comentan entre ellos y es algo de lo que me siento orgulloso.

-¿Cómo lleva lo de ser referente en su país, que estén tan pendiente de lo que hace en su carrera?

-Yo vengo de un barrio difícil y nunca pensé vivir estos momentos y tener esta carrera. Me siento muy orgulloso de mis padres que siempre me guiaron por el buen camino. Cuando estoy en Panamá, la gente te mira de otra manera, los niños se acercan para decirte que eres un buen jugador y eso es lo que te llena para seguir adelante. Cuando crezcan mis hijos es lo que les inculcaré, quiero que sigan en el camino del deporte, el que les guste, yo les apoyaré al 100%.

-¿Cómo fue su infancia? ¿Qué le llevó a decantarse por el fútbol?

-En el barrio en el que yo me crié es una zona roja, aunque ahora me mudé para una zona mejor, con una casa de dos pisos, área social y demás, algo que nunca pensé. Mi madre, sin embargo, sigue viviendo ahí, porque le gusta su barrio. Yo de pequeño iba a la escuela y al salir siempre estaba jugando. Pero mi madre siempre me puso por delante los estudios. Ese fue el camino que seguí, siempre estuve centrado y le doy gracias a Dios que mis padres me guiaron por el buen camino. Tengo tres amigos de infancia, que son como hermanos para mí. A ellos no les tocó lo que me tocó a mí, pero siempre que voy por Panamá trato de ayudarlos con lo que poco que yo tengo. Jugábamos siempre al fútbol, en cualquier liga y en cualquier campo.

-Pronto vuelven las fechas internacionales. ¿Cómo lleva el tener que compaginar su papel en el Córdoba con la selección?

-Es difícil, porque uno quisiera estar aquí y jugar todos los partidos pero también toca representar a mí país. Para mí, si me llamaran, es un orgullo ir a representar a Panamá como siempre lo he hecho. Pero es algo en lo que yo no puedo pensar ahora. De momento estoy aquí centrado y si se da el que me llamen, iré a representar a mi país.

Escobar, en la Tribuna de El Arcángel. Escobar, en la Tribuna de El Arcángel.

Escobar, en la Tribuna de El Arcángel. / Juan Ayala

-¿Mantienen la esperanza de alcanzar el Mundial de Qatar?

-La esperanza siempre va a estar, pero ahora tenemos que coger el camino largo, porque el corto ya se nos fue. Ahora tenemos un partido en marzo contra El Salvador y antes dos en febrero, que jugarán los futbolistas locales. En Panamá hay buenos jugadores y lo que no tenemos es una liga competitiva. Pero buenos jugadores sí hay, que están emigrando a España y otros países, como Cristian Martínez o Carrasquilla.

-Para terminar con lo más inmediato, vuelven a El Arcángel con la ocasión de encadenar tres victorias seguidas, que les permitiría incluso empezar a mirar al primer puesto.

-En casa siempre vamos a dar lo mejor de nosotros, pero ahora tenemos un rival que viene de tres victorias consecutivas y será difícil. Yo sigo pensando que no tenemos que pensar en si seremos primeros o no, hay que pensar en ganar y ya veremos al final de temporada. Los que estaban arriba están bajando, el Cartagena estuvo a diferencia de diez puntos y ahora está el Marbella por delante. Nosotros tenemos que sacar los puntos y no pensar en la distancia. Si ganamos los partidos que ahora vienen en casa podemos estar cerca y si lo logramos, será difícil que nos bajen de ahí.

-Su compañero Piovaccari ha dicho recientemente que con la calidad de la plantilla, si no bajan la intensidad se van a divertir mucho.

-En el vestuario, a pesar de todo lo que pasamos, siempre estuvimos centrados. Y es como él dice. El fútbol son momentos y hay veces que te toca un bajón. A nosotros ya nos tocó y ahora estamos en un buen momento, estamos para aspirar a más y el míster siempre nos lo dice, que ahora es momento de ganar o empatar, pero no de perder partidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios