Córdoba CF

"Soy un empresario y vine para ganar dinero"

  • Carlos González confirma la venta de sus acciones y reconoce que "le estaba haciendo daño al club quedándome"

Carlos González, a su salida de El Arcángel tras el partido ante el Reus. Carlos González, a su salida de El Arcángel tras el partido ante el Reus.

Carlos González, a su salida de El Arcángel tras el partido ante el Reus. / Álex Gallegos

Tras la intensa jornada de ayer en la que el Córdoba cambió de manos en cuanto a su propiedad se refiere, cabía esperar la reacción de los implicados en la operación y el primero en salir a la palestra, como no podía ser de otra manera, fue Carlos González. El empresario madrileño eligió, como a él le gusta, un medio a nivel nacional, concretamente El Transistor, programa deportivo de Onda Cero conducido por José Ramón de la Morena, para hacer su primera aparición tras vender a Jesús León su paquete accionarial.

"Hemos llegado a un acuerdo con Jesús León y Luis Oliver. Ellos han comprado el 50% cada uno. Jesús va a ser el presidente y Luis no sé cuál será su cargo", comentó González confirmando la operación que terminó de cerrarse durante la tarde de ayer. Para culminar la operación, como comentó el propio Carlos González, "faltan dos requisitos, uno de ellos es el derecho de tanteo y retracto de la antigua propiedad, Prasa. Tienen 30 días para contestar, aunque no tienen por qué demorarlo", y además, la formalización del contrato de compra-venta, algo que se hará en cuanto Prasa renuncie a su derecho sobre la operación.

Una vez comentada la operación, llegó el turno para sacar pecho por última vez y González comentó que "el Córdoba no tiene ningún problema financiero, es un club que tiene una economía muy saneada. Hemos sido el único club de España que ha pagado el 100% de sus deudas. El club no tiene ningún problema económico. Se ha hecho una plantilla que costó mucho dinero, hemos pagado traspasos y no sé si van a invertir dinero, pero lo que le hace falta al Córdoba es un poco de tranquilidad y serenidad".

Cuestionado por su rechazo entre la afición, el empresario madrileño desenterró una vieja cantinela suya. "Yo he visto que los cordobeses prefieren que un cordobés lleve su equipo. No sé muy bien por qué. No sólo pasa en Córdoba, pasa en muchas ciudades", apuntó, para reconocer que "yo a la afición no tengo nada que reprocharle, me han tratado bien y con cariño, más allá de un grupo que siempre ha querido mi marcha, desde el primer día". Sobre esos opositores, González indicó que "siempre he tenido un rechazo pero tampoco me preocupaba, pero me he dado cuenta que le estaba haciendo daño al club quedándome", porque "había una crispación, una división. Yo tengo muchos empleados que lo estaban pasando mal con la situación".

Ahora que el club ya no es de su propiedad, aunque falte por oficializar el cambio de poderes, González reconoció que ha ganado mucho dinero con el Córdoba. "Yo soy un empresario y vine para ganar dinero", comentó, sin mencionar ni por encima aquella historia tan manida de sus vínculos sentimentales con Córdoba por una de sus abuelas, que era cordobesa. "Soy el primer presidente que he repartido dividendos. A mí el Consejo Superior de Deportes me pidió por favor que no lo hiciera, pero al final Tebas me dijo que lo hiciera. Lo ha hecho el Sevilla y lo van a hacer más clubes. En Inglaterra se hace. La gente invierte para ganar dinero", espetó el propietario saliente del club blanquiverde.

Además, González aseguró que deja el club "en manos de gente profesional, gente que saben qué se juegan y cómo se lo juegan". "Estoy encantado de que el club quede en manos de un cordobés y de Luis Oliver, que es un hombre de fútbol", indicó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios