Córdoba CF

El Córdoba CF rescinde el contrato de Josema

  • El central murciano tenía un año más de contrato, con un sueldo inasumible para el club

  • En dos temporadas en El Arcángel sólo disputó 13 encuentros con la camiseta blanquiverde

Josema, en el centro de la imagen, durante un entrenamiento con el Córdoba. Josema, en el centro de la imagen, durante un entrenamiento con el Córdoba.

Josema, en el centro de la imagen, durante un entrenamiento con el Córdoba. / Jordi Vidal

Josema Sánchez ha dejado de pertenecer a la disciplina del Córdoba CF. El conjunto blanquiverde ha anunciado el acuerdo de desvinculación alcanzado con el central murciano, al que le restaba un año de contrato más con la entidad cordobesista. De esta forma, el joven zaguero pone punto y final a su etapa en El Arcángel, con un rendimiento muy por debajo del nivel esperado.

Josema llegó al Córdoba CF hace dos temporadas, en la última de Carlos González como propietario del club. De la mano de Joaquín Vigueras, que aquel verano fue el representante de cabecera del club, firmó un suculento contrato por tres temporadas, con unos emolumentos importantes para la categoría de plata y prohibitivos para la actual situación del conjunto blanquiverde.

Al fuerte coste económico de la apuesta se ha sumado la poca rentabilidad deportiva que el murciano ha dejado en El Arcángel. En su primer curso como blanquiverde, Josema disputó únicamente 13 partidos. Titular en el arranque del curso, los malos resultados del equipo entonces entrenado por Luis Carrión lo empujaron hacia el banquillo. Posteriormente, una serie de problemas personales le hicieron prácticamente desaparecer de las convocatorias y su papel fue residual al terminar el curso.

En la temporada pasada, el Córdoba CF tenía claro que no contaba con el jugador, aunque el defensa salió a préstamo al Sochaux francés, con el que rindió a buen nivel, si bien en el mercado invernal el propio futbolista decidió volver a España. Sin sitio en El Arcángel, Josema se marchó de nuevo cedido, esta vez al Nàstic de Tarragona, con el que sólo ha jugado cuatro partidos, anotando en su currículum el descenso de los granotas a Segunda División B.

Con un sueldo imposible de asumir en Segunda División B y un rendimiento tan pobre en sus dos campañas como jugador cordobesista, el club blanquiverde tenía claro que su etapa había finalizado, por lo que el acuerdo alcanzado para su marcha supone un respiro en lo económico y un ahorro importante de cara al curso venidero.

Progresión frenada

A sus 23 años, Josema tendrá que buscar ahora un nuevo destino en el que relanzar una carrera que prometía muchísimo y que le llevó a estar en la órbita de clubes importantes como el Barcelona, que tanteó su incorporación para su primer filial. En su tierra, el Real Murcia le abriría los brazos para su regreso, aunque el jugador apurará las opciones de quedarse en LaLiga 1|2|3 antes de explorar las posibles ofertas que le lleguen desde Segunda División B.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios