Córdoba CF El plan de actuación de Infinity en El Arcángel, no antes del verano

  • El Córdoba CF esperará al final del curso y a tener todo "en orden" con la justicia para cerrar el acuerdo con el Ayuntamiento

  • La cesión, como se busca también para la futura ciudad deportiva, tendrá más o menos duración en función de la inversión proyectada

Javier González Calvo, José María Bellido, Alejandro Blanco y Abdulla Al-Zain, en el palco de El Arcángel. Javier González Calvo, José María Bellido, Alejandro Blanco y Abdulla Al-Zain, en el palco de El Arcángel.

Javier González Calvo, José María Bellido, Alejandro Blanco y Abdulla Al-Zain, en el palco de El Arcángel. / Álex Gallegos

Parado de manera obligada en los terrenos de juego consecuencia de la pandemia mundial del coronavirus, el Córdoba CF de Infinity no se detiene en los despachos. Porque más allá de lo que dicte el balón cuando vuelva a rodar, los planes del grupo bahreiní en el club blanquiverde no se pueden permitir un frenazo en seco. Es por eso que este confinamiento puede verse en cierto modo hasta productivo para los rectores cordobesistas para analizar el futuro a corto y medio plazo de la entidad.

Entre los planes que maneja Infinity desde su desembarco en El Arcángel hay uno que ocupa un lugar preferente: sacar precisamente al estadio del limbo jurídico en el que está instalado. Desde la primera visita de Abdulla Al-Zain y Mohammed Al-Nusuf, el pasado diciembre, y su encuentro primero con el el alcalde, José María Bellido, ese tema ha estado encima de la mesa. Y hay pasos más que dados al respecto, aunque las circunstancias actuales han obligado a echar el freno.

Principalmente la recusación del juez Antonio Fuentes Bujalance, que deja en punto muerto el visto bueno final a la adquisición de la Unidad Productiva del Córdoba CF SAD, firmada el pasado 5 de diciembre y que permite que hoy el club siga vivo. El parón también en los juzgados por el covid-19 ha impedido el nombramiento de un sustituto que emita su juicio sobre todo el proceso.

Y esa es la "clave de todo", como admitió la pasada semana Javier González Calvo, consejero delegado del CCF, en una entrevista con el Día, en la que no ocultó que "lo único" que desea es que llegue el momento en el que el auto judicial sea ratificado y firme. Porque será entonces, cuando "todo esté en orden", cuando Infinity reactivará los contactos, que no se han detenido, con el Ayuntamiento para continuar con su proyecto.

Sin que nadie quiera ponerse plazos, más aún con la situación de incertidumbre actual, lo normal es que eso ocurra ya en pleno verano, tal vez con la competición finalizada o a punto, según cuando se produzca su reanudación. Será entonces cuando el plan se reactive y las partes puedan concretar el periodo de cesión de la instalación, que irá en función de la inversión que el grupo bahreiní proyecte sobre el estadio y su entorno. Porque su intención, más allá de terminar El Arcángel con una nueva tribuna que pudiera hasta albergar un hotel y/o una residencia para la cantera, es adecentar también los aledaños.

Esa fórmula de la cesión es la preferente también en cuanto a la ciudad deportiva, por mucho que los dirigentes cordobesistas hayan visitado desde su llegada no menos de tres o cuatro ubicaciones, algunas fuera de la capital (Encinarejo). El objetivo sería aprovechar algún terreno de los que el Ayuntamiento tiene, preferentemente en la ciudad, para construir una zona para los entrenamientos de los diferentes equipos. Pero de momento, las tareas inminentes pasan por dejar lo más cómoda posible la actual, donde ojalá pronto pueda volver a rodar el balón. Sería señal de que la crisis del coronavirus ya es historia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios