Córdoba CF

Rubiales quiere pegar un 'Impulso 23' a la Segunda División B

  • El Córdoba, de adherirse a este programa de cuatro años, percibirá más de 200.000 euros este curso

  • La entidad estuvo representada por Fran López, hombre fuerte del consejo en los temas económicos

Luis Rubiales y Pablo Lozano posan con los representantes de los clubes andaluces, a excepción del Córdoba CF. Luis Rubiales y Pablo Lozano posan con los representantes de los clubes andaluces, a excepción del Córdoba CF.

Luis Rubiales y Pablo Lozano posan con los representantes de los clubes andaluces, a excepción del Córdoba CF. / RFAF

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) presentó el lunes a sus asociados de Segunda División B y Tercera el programa Impulso 23 que, con una validez para las cuatro próximas temporadas, incluida la actual, garantizará una notable mejora económica para cada una de ellos. En el caso del Córdoba CF, que estuvo representado por el consejero Francisco Javier López, hombre fuerte del club en materia financiera, su adhesión le garantizaría este curso una cantidad por encima de los 200.000 euros que podría ayudarle a solventar parte de sus problemas financieros.

En concreto, el CCF alcanzaría unos ingresos de 202.110 euros al estar en el bloque de clubes que estará presente en la nueva edición de la Copa del Rey, cuando el curso pasado en las mismas condiciones la cantidad era de 80.000 menos. El grueso de esa cantidad llega por un aumento directo de 30.000 euros, pasando de 70.000 a 100.000, y un mínimo de 20.000 por derechos de televisión por el acuerdo suscrito con Footters, plataforma a la que la institución se sumó al salir del fútbol profesional y que ya acoge a 60 de los 80 clubes de la división de bronce.

La RFEF mantiene las ayudas al kilometraje y los servicios de arbitrajes, licencias de scouting y balones, y aumenta la aportación por jugar el torneo del KO, con 40.000 euros de media (35.000 para los conjuntos que jueguen en casa y 45.000 para los visitantes).

Además, en su exposición, el presidente de la Federación, Luis Rubiales, comentó el aumento a 50.000 para los clubes clasificados para las eliminatorias de ascenso. Y, como punto clave y gran novedad, adquirió el compromiso de que los pagos a los diferentes clubes adheridos al programa se harán en cinco bloques, cada dos meses, con un primero en febrero del próximo año al tenerse que poner en marcha aún el nuevo plan con las diferentes convocatorias.

En definitiva, la RFEF va a aportar más de 23 millones de euros que, sumados a otros ingresos, elevarán el total a 30.813.975 euros, un 29,52% más que la temporada pasada, según los datos expuestos ante los más de 400 clubes de ambas categorías asistentes a una reunión en la Ciudad del Fútbol.

El control financiero, en camino

"Este modelo va a significar un antes y un después. Para mi es un buen final para poder decir que hemos cumplido con nuestra palabra, que los que estamos aquí nos comprometimos en el mes de abril a que tendríais garantizado lo mismo como mínimo. Espero que todos estéis en el programa porque merece la pena y que los próximos cuatro años tengáis garantizado esos 31 millones de euros prácticamente", dijo Rubiales.

El presidente explicó que el año pasado estos clubes recibieron 23.790.395 euros y que "a partir de este año la Federación sólo de sus ingresos propios va a poner 23.163.291 euros". "Eso significa que los 7 millones que faltan vienen del convenio (4,9) que van para los de Segunda B en la Copa, entre 2 y 3 millones de la Copa del Rey del Real Decreto y el resto, 23.163 euros, viene de nuestra propia gestión", detalló.

Queda claro que la adhesión al programa Impulso 23 es "voluntaria", por lo que el que decida quedarse fuera recibirá lo mismo que hasta la fecha. Además, y como es lógico, obliga a los clubes a mantener sus diferentes compromisos (escarapelas en las camisetas, protección de salud de los horarios para final de temporada o cumplir con el control económico en el que ya trabaja la institución, pidiendo datos a los clubes para refrendar la situación real de las divisiones modestas antes de ajustar el plan) para poder seguir recibiendo las cantidades acordadas, pues habrá un seguimiento en cada abono.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios