Córdoba CF Pablo Alfaro: "El único objetivo es ganar al Linares"

  • El técnico focaliza el trabajo de los suyos a dar el primer paso hacia la ansiada reacción

  • El aragonés defiende que la plantilla tiene "un nivel de compromiso importante" y "no está hundida"

Pablo Alfaro sigue de cerca el trabajo de los porteros junto a Sebas Moyano.

Pablo Alfaro sigue de cerca el trabajo de los porteros junto a Sebas Moyano. / Miguel Ángel Salas

No hay más objetivo que ganar el domingo. Pablo Alfaro ha dejado claro en sala de prensa que tanto él como sus jugadores solo piensan en superar al Linares, que no es poco, para después y solo después poder pensar en otras cotas. El Córdoba CF necesita un triunfo para rehabilitarse y su entrenador tiene claro que la plantilla está con "un nivel de compromiso importante", además de que "no está hundida".

Después de una semana complicada tras la derrota ante el Sevilla Atlético y el claro mensaje lanzado desde el club al vestuario, Alfaro ha puesto serenidad al asunto y ha asumido con normalidad la situación, pero también con afán de revertirla cuanto antes. "Debemos mejorar y somos conscientes de ello. Tampoco hemos concedido muchas derrotas, pero para lo que queremos necesitamos sumar de tres y es el objetivo del domingo. Nos visita el líder y para nosotros es un reto importante. Tenemos que mejorar prestaciones y ser atrevidos, tener personalidad, mantener el orden y competir al 100%. Todos somos conscientes de la situación, de dónde estamos, y ahora lo que sirve es competir, jugar al fútbol de verdad y ganar", ha expuesto sin tapujos el técnico maño.

Alfaro ha defendido además que "la plantilla tiene un nivel de compromiso importante y es muy consciente de la situación", además de verla con ganas de darle la vuelta a los resultados: "El equipo no baja los brazos aunque los resultados que llegan no nos gusten. El equipo no está hundido, pero es consciente de las dificultades, de la igualdad y de nuestras deficiencias, que también las tenemos. Eso no quita para que todo lo bueno se pueda sobreponer a lo malo. Sabemos que en esta situación todos tenemos que estar al 100% para conseguir los tres puntos del domingo".

Esos tres puntos son lo único que ahora mismo preocupa al equipo. "Ni matemáticas ni nada. Linares, Linares y Linares. El único objetivo es ganar al Linares y conseguir los tres puntos", ha reiterado con vehemencia Alfaro, que también reconoce que lo necesitan. "Sabemos de la responsabilidad y la presión que siempre tiene que existir, porque esperan más de nosotros, pero no me voy a desviar lo más mínimo de nuestro objetivo", ha insistido.

El técnico fue preguntado también por los mensajes que lanzó el consejo por medio de Javier González Calvo, algo que asume con naturalidad. "Ha sido una semana de responsabilidad, de juntarnos en el vestuario y de mensajes desde el club, que es algo lógico y normal. Somos conscientes de dónde estamos y el partido de Linares es importante porque es un reto bonito el ganar en casa y creo que ya nos toca", ha explicado.

Además, en lo referido a las exigencias de la competición, el aragonés se ha mostrado consciente de que sumar dos puntos de 12 posibles "no es el camino, no se consiguen los objetivos puntuando tan poco en el último mes". "Nuestro reto es revertir esta situación y el partido del domingo es lo único que está en nuestras manos. Al resto no le vamos a prestar atención. Nos centraremos en hacer un buen partido y que los puntos se queden aquí en El Arcángel", ha insistido al preguntarle por los rivales.

El técnico ha explicado que su reto personal y profesional es "devolver la ilusión que se generó cuando llegó este cuerpo técnico", algo que lo tiene "ocupado e ilusionado", como al resto de la plantilla. "Lo ha asumido con madurez y responsabilidad, sabiendo que nos lo han puesto claro", apuntó Alfaro al ser preguntado por cómo habían sentado las palabras de González Calvo a los jugadores: "En este club las exigencias existen, analizamos lo que tenemos que corregir y no nos olvidamos nunca que tenemos detrás a muchísima gente. Nuestra responsabilidad es que tengan la sensación de que damos todo lo que tenemos dentro".

En ese sentido, Pablo Alfaro ha dejado una interesante reflexión para los aficionados que sufren por el mal momento del equipo: "En momentos de más tensión, yo creo que es bueno echar la vista atrás. Cuando yo entré en El Arcángel después de firmar lo dije, nuestra obligación era dar para luego recibir. Tenemos que darles, que se sientan orgullosos de lo que el equipo ofrece en el campo". Ese será el primer paso para un futuro más alentador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios