Córdoba CF Más detalles sobre el modelo de competición de la nueva temporada en Segunda B

  • Los equipos arrastrarían todos los puntos de la primera fase a la segunda, donde jugarían solo con los rivales llegados del otro grupo

  • La RFEF podría celebrar este lunes el sorteo y ratificar el 18 de octubre como fecha de comienzo

Willy intenta superar a Xavi Molina y Moutinho, en una sesión en Montecastillo. Willy intenta superar a Xavi Molina y Moutinho, en una sesión en Montecastillo.

Willy intenta superar a Xavi Molina y Moutinho, en una sesión en Montecastillo. / Córdoba CF

La Real Federación Española de Fútbol trabaja sin prisa en cómo será la nueva temporada en Segunda B. El ente federativo ya anunció el pasado 31 de agosto los diferentes grupos en los que ha repartido a los 102 clubes participantes y desveló que la competición arrancaría el 18 de octubre, siempre que estuviera sobre la mesa el protocolo de actuación ante el covid-19. Para que así fuera, se dio dos semanas de plazo que tocan a su fin este lunes, cuando se espera que se ratifique la fecha de inicio y se conozca el calendario.

Pero más allá de esos aspectos fundamentales para terminar de dar forma a la pretemporada, también deberían ver la luz más detalles sobre el modelo de competición, que ya han empezado a deslizarse. De momento, lo único claro es que la división de bronce se disputará en tres fases, con una inicial formada por cinco grupos con dos subgrupos cada uno, todos a excepción de dos, formados por diez equipos.

El Córdoba CF volverá a militar en el Grupo IV, que en esta ocasión estará formado por los 13 equipos andaluces, los tres canarios y los cuatro murcianos. Precisamente estos últimos (Lorca Deportiva, Real Murcia, UCAM Murcia y Yeclano Deportivo) serán rivales de los blanquiverdes dentro del subgrupo B, en el que también están los filiales del Sevilla, el Granada y el Betis, el Linares Deportivo y El Ejido 2012.

Los tres primeros clasificados de este subgrupo pasarán a luchar por el ascenso a Segunda División -del cuarto al séptimo tendrían como premio la Segunda B Pro que entrará en juego en el curso 21-22, y el resto batallarían por una permanencia a no sé sabe qué- en una segunda fase en la que se unirán los tres primeros del A (el Algeciras, el Sanluqueño, el Cádiz B, el Marbella, la Balompédica Linense, el Recreativo de Huelva, el San Fernando y los tres conjuntos canarios, Tamaraceite, Marino y Las Palmas Atlético).

De momento, lo último que ha trascendido, por boca de José Ángel Pérez, presidente de la Federación Cántabra de Fútbol y, a su vez, presidente de la Comisión de Segunda B y Tercera de la RFEF, es que en la segunda fase cada equipo sólo jugará con los tres recién llegados del otro subgrupo. Es decir, se disputarían apenas seis partidos, tres en casa y tres a domicilio, para determinar la clasificación final del grupo, del que los tres primeros -y el mejor cuarto de los cinco grupos- pasarían a la promoción definitiva por el ascenso.

La otra gran novedad que está en estudio ahora mismo va íntimamente relacionada y pasa porque los equipos arrastrarán a la segunda fase todos los puntos conseguidos en la primera, no sólo los logrados ante los clubes que le acompañen de su mismo subgrupo. Este es un aspecto que clubes como el Córdoba venían ya valorando y que serviría para premiar la regularidad en esta larga y extraña pelea por dar el salto al fútbol profesional.

De esta manera, todos los partidos desde el inicio de la competición tendrán un importante valor, pues las 18 jornadas iniciales pueden acercar o alejar el objetivo de forma clara. Sobre todo porque, según desveló Peláez en una entrevista a Radio Fútbol, los campeones de cada uno de los grupos tendrán una ventaja en el play off que, lógicamente, será distinta a la doble vida de la que venían disfrutando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios