Córdoba CF - Don Benito | La Crónica

El rey en la locura (3-2)

Los jugadores del Córdoba CF celebran el 2-1, obra de Omar Perdomo. Los jugadores del Córdoba CF celebran el 2-1, obra de Omar Perdomo.

Los jugadores del Córdoba CF celebran el 2-1, obra de Omar Perdomo.

Juan Ayala

Escrito por

· Rafael Cano

Redactor

Cinco minutos de locura, en un torbellino frenético en ataque que arrasó a su rival, bastaron al Córdoba CF para solventar su partido ante el Don Benito. En ese cortísimo espacio de tiempo, los de Germán Crespo pasaron de ir perdiendo ante un rival que había entrado mejor en el partido, a poner tierra de por medio en un arrebato de locura guiado por una afición sobreexcitada con el juego de ataque de su equipo. El conjunto blanquiverde ya es líder en solitario, y lo es porque no hay rival que pueda igualar su tremendo potencial ofensivo. Un arsenal que le sirvió para salir indemne del fuego cruzado ante el Don Benito, un equipo que supo desnudar las carencias, que también las tiene, del equipo cordobesista.

Porque si algún conjunto ha puesto en dificultades al Córdoba CF en lo que va de temporada ese es el del cordobés Juan Carlos Gómez. Los extremeños no solo se adelantaron en el marcador, es que fueron mejores en la primera media hora de juego, en la que tuvieron el balón y atacaron con criterio, mostrando más aplomo que un Córdoba que jugó a golpe de corneta, lo que provocó muchas imprecisiones y malas decisiones en el último pase.

El duelo cambió por la insistencia de los de Germán Crespo en ir al ataque hasta que el rival cayera de maduro. Así igualó el choque Adrián Fuentes en el minuto 38, aprovechando un gran pase de Willy entre líneas que lo dejó solo ante el meta, a quien sorteó con sangre fría para empujar el balón a la red. En ese instante el Don Benito tembló y las consecuencias no tardaron en llegar. El propio Willy recuperó el balón nada más reanudarse el juego y encontró a Luismi en la derecha. El cacereño sacó un centro mordido que Trinidad no despejó de manera estrepitosa, para que Omar Perdomo marcara a placer llevando la locura a la grada.

El vendaval no se frenó ahí, porque de nuevo Willy, en el sorprendente papel de mediapunta con visión de juego, encontró a Luismi entrando como un cuchillo por la derecha. El escurridizo delantero blanquiverde fue arrollado por Dani Martínez dentro del área y Willy transformó la pena máxima en el tercero. En cinco minutos en los que bordó el fútbol de ataque, el Córdoba arregló un deficiente arranque de partido.

Comparecieron los blanquiverdes al choque con precipitación, como contagiados del estupendo ambiente de El Arcángel, pero sin el temple necesario para evitar los constantes errores en la entrega. A ello se unió un buen planteamiento del Don Benito, que gracias a su superioridad en el centro del campo se hizo con el balón y buscó las cosquillas a los blanquiverdes por los costados. Después de un par de avisos del Córdoba, que con poco mostró que era capaz de hacer mucho daño, los extremeños se adelantaron con el tanto de David Agudo, que cazó en el área un balón que Dani Martínez ganó en banda izquierda a un José Ruiz muy blanco, sin que José Cruz acertara tampoco a solventar la papeleta.

Willy dispara en el penalti con el que el Córdoba CF consiguió el 3-1 ante el Don Benito. Willy dispara en el penalti con el que el Córdoba CF consiguió el 3-1 ante el Don Benito.

Willy dispara en el penalti con el que el Córdoba CF consiguió el 3-1 ante el Don Benito. / Juan Ayala

El mazazo lo recibió con entereza el cuadro de Germán Crespo, que trató de reponerse a golpe de impulsos, sin continuidad en el juego pero con una decidida actitud ofensiva. Willy lo probó con un chut lejano y Adrián Fuentes no alcanzó por centímetros un brillante envío profundo de Omar Perdomo. También Luismi rozó el tanto en una internada por la derecha, preludio del vendaval de goles que se desataría a continuación.

Pero ni el 3-1 en el marcador serenó el juego. Nada más lejos de la realidad, porque el Don Benito apuró los minutos finales del primer acto para avisar primero con un trallazo de Abraham Pozo que se estrelló en el poste, y con el tanto de David Agudo en la última jugada de los primeros 45 minutos, ganando a José Cruz en el área para rematar un centro que Raly Cabral puso con parsimonia, sin que ningún jugador local le encimara.

La locura de la primera parte dejó paso a una segunda muy del estilo. El Don Benito mantuvo su esquema pero adelantó líneas, y eso lo aprovechó el Córdoba para buscar la espalda de la defensa rival una y otra vez. En una de esas intentonas, Willy habilitó a Luismi ante Sebas Gil, pero el cacereño se equivocó al querer regatear al portero en lugar de disparar con todo a favor. Acto seguido, en una falta lateral que la zaga del Don Benito repelió en primera instancia, Essomba arrolló a José Cruz, concediendo un penalti de jugador con poca picardía que Willy, sin embargo, desaprovechó con un disparo flojo que el meta le adivinó.

A falta de media hora, el duelo entró en una dinámica de ida y venida peligrosa, y Germán Crespo quiso buscar algo más de mordiente, dando sitio a Casas y Puga para dotar de más fuelle al ataque. El partido seguía a la espalda de la defensa de los visitantes, pero la falta de tino para rematar la faena mantuvo la tensión hasta el final. Willy desperdició un buena ocasión después de que Puga, poderoso, le cediera el esférico tras conducir una contra.

Los jugadores blanquiverdes celebran el tercer tanto ante el Don Benito. Los jugadores blanquiverdes celebran el tercer tanto ante el Don Benito.

Los jugadores blanquiverdes celebran el tercer tanto ante el Don Benito. / Juan Ayala

En el tramo final, el Don Benito acusó el cansancio y no pudo tener ocasiones claras, pero en ningún momento dio tregua a un Córdoba que, por primera vez en la temporada, terminó metiendo cambios defensivos para amarrar los tres puntos, que le aúpan al liderato en solitario y le permiten mantener su espléndida racha. En el intercambio de golpes, el Córdoba también se mostró certero para evitar el primer frenazo en seco del curso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios