Córdoba CF

El Córdoba CF y la búsqueda del "equilibrio" a tres semanas del comienzo de la temporada

  • Los tres primeros ensayos evidencian ya el poder ofensivo de un equipo que explotó en Algeciras

  • Pese a haber encajado un único gol, las mayores dudas aparecen en la contundencia defensiva

Moutinho intenta superar a un zaguero del Algeciras. Moutinho intenta superar a un zaguero del Algeciras.

Moutinho intenta superar a un zaguero del Algeciras. / Erasmo Fenoy

Camino de las ocho semanas de trabajo, consumidos los dos stages y jugados ya un tercio de los duelos de pretemporada previstos, el Córdoba CF empieza a entrar en una nueva fase en su preparación para el curso 20-21 en Segunda División B, que arrancará el 18 de octubre. Apenas tres semanas en las que el conjunto blanquiverde seguirá insistiendo en los conceptos ofensivos que ya ha empezado a mostrar y aprovechará para corregir las lagunas, sobre todo en el juego sin balón, que han aparecido en los primeros ensayos.

De hecho, el último encuentro ante el Algeciras (1-4) evidenció todo el potencial en ataque que tiene el cuadro cordobesista. Tras quedarse a cero en San Fernando, en la apertura de los bolos veraniegos, y anotar un único gol en Torremolinos ante el Juventud, el Córdoba explotó en el Nuevo Mirador con cuatro dianas, cada una con una firma. Una goleada en un momento caliente, en el que empezaba a aparecer el debate sobre la falta de gol, lo que no frenará la intención de la dirección deportiva de firmar al menos un delantero más antes de que el mercado se cierre el próximo 5 de octubre.

Pero más allá de eso, ante un rival que también formará parte de la remozada categoría de bronce, Manuel Robles, que ejerció de entrenador por la ausencia de Juan Sabas, empezó a alargar los minutos de algunos de sus jugadores sobre el terreno de juego. Si en los dos primeros choques el descanso ya servía para iniciar el carrusel de cambios, el miércoles fueron apenas dos las modificaciones en el intermedio; otros llegaron rondando la hora de juego y el resto cuando el partido empezaba a enfilar su tramo final.

Variaciones en la participación, acierto ante la portería rival y esa claridad para enlazar con los hombres de arriba, con Mario Ortiz de lanzador y De las Cuevas como principal ejecutor en una primera media hora con mucha pólvora, fueron los detalles en positivo del choque en Algeciras. Pero no todo fue así. Al Córdoba le costó hilvanar combinaciones largas, aunque lo suplió con buenas transiciones a la carrera, y sobre todo refrendó que aún debe mejorar en la seguridad en el juego sin pelota.

El equipo albirrojo que dirige Salva Ballesta, que jugó con dos puntas, dificultó mucho las cosas con balones frontales y ganó muchas segundas jugadas que se convirtieron en inquietud. Pero sobre todo asustó con la estrategia, encontrando casi siempre el remate ante la marca cordobesista. Es más, las llegadas locales prácticamente se redujeron a eso, y el tanto de Edu Ubis llegó en una acción en la que la retaguardia permitió varios toques en el área sin ser capaz de despejar el peligro.

Manuel Robles. Manuel Robles.

Manuel Robles. / Erasmo Fenoy

Con todo, el balance general fue satisfactorio, como mostró Manuel Robles a la conclusión. "Se ha visto que el equipo ha vuelto a competir. Seguimos siendo sólidos defensivamente, aunque hemos encajado el primer gol de la pretemporada, y el equipo ha tenido más pegada. El primer partido en San Fernando también el equipo ofensivamente mostró cosas, pero no quiso entrar el balón; y el partido de Torremolinos el campo no era lo más óptimo para crear un fútbol ofensivo", resumió el técnico.

"Estamos buscando el equilibrio entre defensa y ataque, porque sabemos la pegada que tenemos arriba; tenemos un equipo con mucha potencia ofensivamente", insistió el gaditano, que quiso enfatizar que "nos encontramos con el Algeciras, un buen campo, amplio, un equipo que ya es de nuestra misma categoría, la motivación es más grande... A todos nos gusta ganar, vamos contentos porque el resultado ha sido amplio, pero sobre todo por el trabajo que vamos cargando para llegar lo mejor posible a la primera jornada de la competición".

Robles, que ya el domingo en Pozoblanco volverá a su lugar de asistente de Juan Sabas, quiso dejar claro también que "estamos a tres semanas de la competición, estamos igualando las cargas y buscando llegar bien", sin detenerse el mayor protagonismo de unos u otros, pues "al final el objetivo lo vamos a conseguir entre toda la plantilla, y el objetivo es que vayan cogiendo carga todos y llegar a la primera jornada en las mejores condiciones".

Por último, destacó una vez más la aportación de los jóvenes del filial, que "van a apretar las tuercas a los de arriba, que no se pueden dormir". Hasta el momento, más allá de la irrupción en el primer equipo del Córdoba de Luismi, que como ya advirtió Sabas se ha ganado un sitio en la primera plantilla, Alberto del Moral se ha hecho fuerte en el centro del campo, Núñez viene aportando por el lateral derecho y Julio Iglesias anotó el gol que cerró la goleada en el Nuevo Mirador, donde el Córdoba dio otro paso hacia esa excelencia que busca para el inicio liguero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios