Córdoba CF | Análisis del rival El Oviedo, un rival cerca de su objetivo

  • Los carbayones, que recuperan a Omar Ramos pero no tienen a Tejera, aspiran al 'play off'

Ramón Folch, Bárcenas y Alanís presionan a Ricca, del Málaga. Ramón Folch, Bárcenas y Alanís presionan a Ricca, del Málaga.

Ramón Folch, Bárcenas y Alanís presionan a Ricca, del Málaga. / Álvaro Campo

El Oviedo, tras una travesía por categorías incluso autonómicas, cumple su cuarta campaña en Segunda División. Y lo hace de nuevo con el objetivo del ascenso a Primera, retornar a una categoría en la que compitió durante muchas campañas, hasta su descenso en la 00-01. El pasado curso se quedó muy cerca del play off y esta temporada no renuncia a disputarlo, aunque se encuentra a tres puntos.

Al frente del equipo continúa Juan Antonio Anquela, que en el mercado de invierno sólo incorporó a Omar Ramos, disponible ante el Córdoba una vez recuperado de su lesión.

Sin balón

Juan Antonio Anquela arrancó la temporada dibujando un 4-3-3, aunque pronto pasó a jugar con tres centrales y dos carrileros, un doble pivote en el medio campo, dos hombres en las bandas y un punta de referencia. Lo que es innegociable para el técnico es el sacrificio y el trabajo, mantener la posesión y jugar al ataque, aunque una de sus asignaturas pendientes es el gol.

En portería, el titular es el veterano Champagne. Por delante coloca tres centrales, posiciones en las que Alanís y Christian Fernández parecen intocables, con los que ahora juega Forlín, que ha recuperado su sitio tras cuatro meses de tortura por una fisura de peroné. Carlos Hernández es la alternativa. Son centrales intensos y de envergadura, con Forlín como especialista al cruce. Completan la defensa dos jugadores abiertos, Javi Hernández y Mossa, que defienden con criterio, son muy incisivos en ataque y nutren de centros a los puntas. En la recámara están Carlos Martínez, Johannesson o Viti.

Con balón

En la medular, planta Anquela un doble pivote en el que, ante la ausencia de Tejera, podrían repetir Ramón Folch y Jimmy. El primero es un jugador posicional que brilla en tareas defensivas y da equilibrio al equipo. Junto a él actúa el canterano, que está aprovechando su oportunidad y aporta trabajo, visión de juego y precisión en el pase. Como alternativas, Anquela puede adelantar a Forlín o apostar por Javi Muñoz junto a Folch.

En los costados son fijos Bárcenas y Saúl Berjón, dos hombres rápidos, con capacidad de desborde y gol. El recuperado Omar Ramos es una alternativa en banda. Y en punta de ataque, la referencia es Joselu, un jugador que ocupa bien los espacios, combativo y goleador. Ibrahima Baldé o Toché son sus recambios.

Lo mejor

Velocidad y alternativas en ataque.

Lo peor

La lesión de Sergio Tejera, un hombre clave.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios