Córdoba CF

Habrá partido en Reus

  • LaLiga solicita el aplazamiento del choque entre blanquiverdes y rojinegros y Competición lo rechaza porque no ve motivos para ello

  • La expedición cordobesista viaja este mediodía

Aythami intenta superar a Atienza en el Reus-Córdoba del curso pasado. Aythami intenta superar a Atienza en el Reus-Córdoba del curso pasado.

Aythami intenta superar a Atienza en el Reus-Córdoba del curso pasado. / LOF

El Reus-Córdoba se jugará finalmente este sábado a las 18:00, como estaba previsto. Lo que parece una obviedad no fue tal durante la tarde de ayer, pues el aplazamiento del choque estuvo sobre la mesa durante horas. El comité de Competición decidió ayer denegar la petición de LaLiga, que había solicitado el aplazamiento del choque entre rojinegros y blanquiverdes, por la delicada situación que atraviesa la plantilla reusense, con su club a punto de abandonar la competición y terminar desapareciendo, debido a los tres meses de impagos que acumulan los jugadores del conjunto catalán.

De este modo, el Córdoba viajará hoy hasta Reus, como tenía previsto, en un viaje que comenzará en tren pasado el mediodía y que completará en autobús desde Barcelona.

La celebración del duelo de la jornada 18 entre el Córdoba y el Reus estuvo en el aire durante toda la tarde de ayer. Tras unos días de constantes reuniones con los jugadores y la Asociación de Futbolistas Españoles, LaLiga solicitó a la Real Federación Española de Fútbol que autorizara el aplazamiento del partido, circunstancia que apoyaba AFE y el plantel rojinegro.

Las denuncias se mantienen

Hay que recordar que la plantilla del Reus rechazó el pasado miércoles la oferta de la patronal para hacerse cargo de sus salarios hasta final de la temporada, al entender que la medida no incluía a los muchos trabajadores no deportivos que tiene la entidad. De esa forma, la plantilla del Reus mantiene las denuncias que presentó contra su club, por lo que la entidad rojinegra tenía cinco días hábiles desde el miércoles para solucionar los atrasos, antes de que los jugadores queden libres de contrato y puedan fichar por cualquier club en el próximo mercado invernal.

Si ese extremo llegara a producirse, el Reus se vería abocado a abandonar la competición, pues no dispondría de los al menos 12 profesionales que exige la reglamentación. Esa situación, unida a los algo más de cinco millones de euros que arrastra de deuda el club catalán, significarían la desaparición de una entidad centenaria, que no ha sabido enfocar de manera adecuada su salto al fútbol profesional, en la que debería ser su época más prolífica.

El Comité no ve motivos para aplazarlo

Tras horas de incertidumbre, el comité de Competición decidió denegar la solicitud de aplazamiento del encuentro, pues entiende que "no hay motivos" suficientes para apoyar el aplazamiento solicitado. Durante el proceso de toma de decisiones, el Córdoba mostró su predisposición a acatar cualquier decisión, entendiendo la complejidad de la situación del Reus y lo delicado del asunto.

Tras el dictamen de Competición, ahora se abren dos posibles escenarios para el Reus tras el duelo ante el Córdoba. El primero de ellos, el menos probable, implicaría que el club rojinegro consiguiera en estos próximos días el dinero para ponerse al corriente con su plantilla. Si eso llega a producirse, el cuadro rojinegro podrá continuar compitiendo con normalidad.

El escenario más probable, sin embargo, es que en los próximos días se confirme la imposibilidad del Reus para solventar los atrasos en el pago a sus futbolistas, lo que conllevaría la retirada del equipo. En ese momento, los partidos que al Reus le quedan por disputar se resolverían a favor del rival, con el resultado de la media de goles encajados por los rojinegros hasta la fecha, por lo que el Córdoba sería el último equipo que tiene que pelear con los reusenses por conseguir los tres puntos en juego.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios