málaga cf | córdoba cf

Poca pegada y dominio estéril

  • Tener el balón no le sirve al CCF para sacar algo de La Rosaleda

Poca pegada y dominio estéril Poca pegada y dominio estéril

Poca pegada y dominio estéril

El Córdoba salió goleado de La Rosaleda en un partido en el que tuvo el balón mucho más tiempo que su rival, aunque sin llegar a ponerle en demasiados aprietos. El dominio de los de Sandoval, que acumularon el 66% de la posesión total del encuentro, no sirvió para nada por la endeblez casi endémica que el Córdoba presenta en ambas áreas. Demasiado blando en defensa y con poca presencia en los metros finales, el CCF dejó muestras positivas en el juego combinativo, pero acabó por desesperarse.

De nuevo confiando en el 4-1-4-1, Sandoval consiguió que su equipo tuviera el balón más que el rival. Los buenos primeros minutos quedaron cortados, como casi siempre, por un garrafal error defensivo que sirvió al Málaga para adelantarse. A partir de ahí, el guion del partido se adaptó a la perfección a lo que el Málaga mejor sabe hacer: dejar al rival dominar y esperar el momento adecuado para dar algún zarpazo más y sentenciar.

Ni siquiera los cambios sirvieron al Córdoba para tomar otro aire y el choque caminó sobre lo previsto, con el control estéril de la pelota por parte del Córdoba, sobre todo en zonas cómodas para el rival en la medular, y pocos argumentos para atacar a un Málaga que sí es un equipo sólido atrás y matador en ataque.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios