CÓRDOBA CF - CD CASTELLÓN | Zona mixta

Kike Márquez, tras salir ovacionado de El Arcángel: "Después de año y medio creo que es la primera"

Kike Márquez celebra su gol ante el Castellón.

Kike Márquez celebra su gol ante el Castellón. / Juan Ayala

El Córdoba CF ganó al Castellón (2-0) en un partido frenético y excelso de los blanquiverdes y ya suma su quinta victoria consecutiva hasta la fecha. Un triunfo que tuvo como protagonista a un Kike Márquez que dio un paso adelante como capitán cordobesista para inaugurar el marcador y encaminar a los suyos hacia un victoria muy importante que los deja momentáneamente a cinco puntos del líder del Grupo 2 de la Primera Federación.

"Con este ambientazo y lo que te exige un señor equipo como el Castellón, se podía decir que casi es un partido perfecto. La victoria es súper importante por los tres puntos y por la parte moral y de la confianza del grupo que trabaja día tras día", comentó el jugador del Córdoba CF en la zona mixta de El Arcángel tras ganar al conjunto castellonense.

Su gol en el minuto 53 inauguró el marcador a favor de un Córdoba CF que supo mantener el resultado y matar el partido con el 2-0 definitivo de Simo en los últimos minutos de partido. De ahí que Kike Márquez se marchara ovacionado de El Arcángel con la grada en pie cuando fue sustituido en el 84' por Kuki Zalazar: "Después de año y medio creo que es la primera", confesó entre risas acerca de esa ovación del cordobesismo, pues el futbolista fue el foco principal de las críticas por el mal momento del equipo al término de la temporada pasada.

"Recuerdo cuando tuve la charla con Iván Ania en verano. Mira ahora, me he ido muy feliz del campo. Llevaba buscando mucho tiempo (la ovación) y no salían las cosas del todo bien en casa. Hacer un buen partido en lo individual y colectivo suma y estoy agradecido por el aplauso y por la ovación", confesó con una sonrisa el mediapunta natural de Sanlúcar de Barrameda.

Antes del gol en la primera mitad, tuvo dos oportunidades claras para marcar que desaprovechó. En la primera, cuando se plantó en la frontal del área visitante, confesó que escuchó "a Calderón" y le metió un pase que no llegó: "Ahí tuve que ser más egoísta y tirar. En la siguiente no me lo pensé dos veces y tiré", añadió sobre esa segunda oportunidad que acabó con un disparo del gaditano que pasó rozando el palo de la portería rival.

"Es un día para disfrutarlo. Que la afición lo disfrute, pero nosotros tenemos que tocar suelo y seguir trabajando día tras día. Debemos pensar en el Atlético Baleares que está en una posición complicada y viene de varias victorias en casa, similar a la del Melilla y ya vimos lo que nos costó ganarle. Que disfrute la gente que ya sufrimos el año pasado bastante al final de liga", concluyó el capitán del Córdoba CF.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios