Córdoba CF

El Córdoba CF se pone en marcha

El doctor Bretones examina al juvenil Fran Gómez durante el reconocimiento. El doctor Bretones examina al juvenil Fran Gómez durante el reconocimiento.

El doctor Bretones examina al juvenil Fran Gómez durante el reconocimiento. / Córdoba CF

Con julio dando sus últimos coletazos y agosto llamando a la puerta, el Córdoba CF encara ya la vuelta a los entrenamientos de sus primeros equipos. Pero antes, como manda la tradición y más en esta situación de crisis sanitaria por el covid-19, los jugadores y cuerpo técnico blanquiverdes deben someterse a los reconocimientos médicos pertinentes. Esa ronda, con el Hospital San Juan de Dios como escenario, ha arrancado este viernes con una primera tanda de futbolistas.

Separados en grupos de cuatro, para cumplir al máximo con los protocolos de seguridad, y con un intervalo de 30 minutos entre bloque y bloque, la primera parte del plantel cordobesista ha cumplido con el habitual test de cada verano, que en esta ocasión incluye también la prueba PCR para detectar si ha habido contacto alguno con el coronavirus. El resto del grupo pasará los exámenes médicos el lunes para, ya el miércoles, pisar el verde por primera vez tras más de cuatro meses de forzoso parón.

Entre los profesionales citados para estas primeras pruebas, a la espera de que lleguen los primeros fichajes, se encuentran también los integrantes del filial que arrancarán la pretemporada con el primer equipo, a las órdenes de Juan Sabas. Con la supervisión del doctor José Miguel Bretones y el director del área de salud de la entidad, Víctor Salas, los futbolistas han ido superando los diferentes exámenes médicos, que en esta ocasión han incluido el test PCR, una analítica, un ecocardiograma, un electro y una revisión nutricional. Para coordinar este último apartado, la entidad ha anunciado la incorporación del doctor Antonio Escribano.

Bretones, que ha apuntado que la tradicional prueba de esfuerzo se hará "más adelante", ha explicado las pautas que el club marcará en esta vuelta al trabajo para seguir las directrices sanitarias dictadas por el Consejo Superior de Deportes y la Real Federación Española de Fútbol y que ya han comenzado con la delimitación y señalización de las áreas de trabajo y la disposición de las diferentes medidas de higiene.

El doctor también ha puntualizado que, en caso de que alguna de las pruebas PCR dé positivo o alguno de los jugadores "note alguno de los síntomas" del covid-19, tendrá que entrar en juego el protocolo sanitario, que pasa por notificarlo a los servicios médicos y arrancar un registro de actuación para la confirmación y, en su caso, el aislamiento y el traslado a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía.

El "valor diferencial" de empezar pronto

Más incisivo se ha mostrado Víctor Salas, que ha destacado el paso dado por el Córdoba para "innovar con unos reconocimientos para que haya una integración de todas las pruebas con parámetros correlacionados con el nutricionista. Tenemos preparado el sistema con unas valoraciones de osteopatía y músculo esqueléticos que se suman a las nutricionales que haremos con el doctor Escribano y las de de readaptación que lleva (Javi) Poveda para ver los desequilibrios que han tenido los jugadores en el confinamiento".

Del mismo modo, el director del área de salud ha incidido en que todo el procedimiento tiene como fin "calibrar el estado de forma de los jugadores y hacer un entrenamiento individualizado a cada uno para que lleguen en las mejores condiciones al inicio de liga". Un arranque que todavía no tiene fecha, algo "vital para preparar al equipo" en las mejores condiciones, lo que obliga a trabajar "con ilusión, cautela y paciencia, esperando ver hasta qué punto el covid nos va a afectar".

Con todo, el ex futbolista ha argumentado que "el primer objetivo es readaptar al equipo para la vuelta al fútbol; tenemos que hacer que los jugadores cojan sensaciones en el campo, trabajen la velocidad, la aceleración, el salto, el golpeo... Todo lo que se ha perdido en mucho tiempo". Por eso, Víctor Salas piensa que "es un valor diferencial empezar (la pretemporada) mucho antes que otros clubes de Segunda B para colocarnos en primera posición para ser ambiciosos, tener hambre y tener en la mente ya el objetivo del ascenso desde el primer día con una base sólida y haciendo las cosas de manera profesional".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios