Córdoba CF Tira y afloja por Guardiola

  • El director deportivo del Valladolid presiona a la entidad blanquiverde, remarcando el deseo del futbolista de recalar en el José Zorrilla

  • Los blanquiverdes sólo contemplan un traspaso

Jesús León charla con Carlos Abad en el entrenamiento matinal. Jesús León charla con Carlos Abad en el entrenamiento matinal.

Jesús León charla con Carlos Abad en el entrenamiento matinal. / Jordi Vidal

Comentarios 2

El nombre de Sergi Guardiola tiene visos de convertirse en el auténtico protagonista del Córdoba durante el mercado invernal que se abre este 2 de enero. El delantero jumillano es el principal argumento deportivo que tiene el conjunto blanquiverde para reflotar económicamente sus maltrechas cuentas, pero esa necesidad de conseguir ingresos es precisamente la mayor debilidad del cuadro blanquiverde en las negociaciones para la venta del futbolista. Bien lo sabe el Valladolid, principal interesado en el jugador y opción número uno para Guardiola, por lo que los pucelanos han adoptado la estrategia de presionar a la entidad que dirige Jesús León, con el claro objetivo de conseguir un traspaso a la baja, cuando no una cesión con opción de compra.

Desde hace días, todos los mensajes que llegan desde Valladolid siguen una línea clara e inequívoca, para situar la negociación entre las partes muy lejos de las pretensiones iniciales del Córdoba en el aspecto económico.

El último en pronunciarse en esa línea ha vuelto a ser el director deportivo del cuadro blanquivioleta, Miguel Ángel Gómez, que en una entrevista concedida al Diario As reconoció el interés en el fichaje de Sergi Guardiola, pero volvió a insistir en que su club no dispone de excesivo dinero para pagar un traspaso. "Por Guardiola estamos a la espera. Le queremos. El Getafe tiene que soltarlo y después tendremos que llegar a un acuerdo con el Córdoba. El jugador dice por activa y por pasiva que sólo quiere venir a Valladolid", comentó al citado diario madrileño el director deportivo del cuadro de Pucela, que insistió de nuevo en que tras la incorporación de Stiven Plaza, sólo disponen de algo menos de un millón de euros para acudir al mercado en busca de un refuerzo con el que apuntalar su delantera, quizás la línea más débil del equipo que entrena Sergio.

Precisamente por esa escasa cantidad de dinero de la que dispone, el Valladolid trata de plantear la operación Guardiola en unos términos similares a los que consiguió el Getafe el pasado verano. Eso sí, en ese punto el equipo castellanoleonés se ha encontrado con la negativa tajante del Córdoba.

En el club pucelano insisten en que apenas disponen de un millón de euros para fichar

Por un lado, Jesús León no quiere repetir el error que ya cometió firmando la cesión al Getafe, una operación en la que el más perjudicado fue el CCF. Por otro, el presidente blanquiverde es consciente de que el delantero es el mayor aval que tiene para maquillar los números deficitarios que presenta la entidad y poder levantar el límite salarial para acometer refuerzos.

Eso sí, lo que cada vez parece más complicado es que el traspaso de Guardiola se mueva en la cantidad que pretendía el Córdoba, pues el jugador sigue presionando con el firme deseo de jugar en el José Zorrilla y el cuadro blanquivioleta parece dispuesto a tensar la negociación para conseguir una posición ventajosa.

Obligados a entenderse

Con todo, si el deseo del Valladolid es el de firmar a Guardiola y el del jugador es recalar en dicho club, las tres partes parecen condenadas a entenderse. El cuadro de Pucela sabe que, pese a que sus deseos son otros, tendrá que pagar un traspaso para hacerse con el futbolista.

Además, su situación económica puede ser muy distinta cuando avance el mercado invernal. Por un lado, del plantel actual del Valladolid saldrán algunos futbolistas que abrirán ese estrecho margen económico que ahora mismo tiene Miguel Ángel Gómez para fichar. A ello se le podría sumar una importante entrada de dinero, si finalmente Fernando Calero o Rubén Alcaraz acaban abandonando la entidad. Ambos jugadores vienen sonando fuerte para el Borussia Dortmund y para el Sevilla en las últimas semanas.

En el caso de Calero, el cuadro alemán parece dispuesto incluso a abonar su cláusula de rescisión, cifrada en 11 millones de euros. Una cantidad que permitiría que la operación de Sergi Guardiola se planteara en otros términos totalmente diferentes de los que ahora se está moviendo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios