Córdoba

Una sesión que apenas dura unos tres minutos

  • Los nuevos equipos ofrecen tratamientos más cortos y eficaces a los pacientes que sufren cáncer

Ángela Ganga y Francisco Berchez. Ángela Ganga y Francisco Berchez.

Ángela Ganga y Francisco Berchez. / juan ayala

Francisco Berchez trabajaba en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Reina Sofía. Hace cuatro años empezó a perder peso y le diagnosticaron cáncer de páncreas. Tras someterse a una operación, no tuvo más remedio que someterse a sesiones de radioterapia y quimioterapia. Cuando ya estuvo recuperado, hace apenas un año le descubrieron metástasis y en lugar de pasar de nuevo por aquellas sesiones, él ha sido uno de los 20 pacientes del nuevo acelerador lineal instalado en el Hospital Provincial desde el pasado 3 de mayo. Ayer no tuvo reparos en destacar las diferencias de recibir este nuevo tratamiento en el complejo sanitario "con esta nueva máquina, en la que estoy tres minutos nada más". "No ha habido ningún problema", anotó, al tiempo que añadió que apenas le quedan ya cinco sesiones para terminar el tratamiento.

Este dispositivo, según expuso la responsable de la Unidad de Oncología Radioterápica del Reina Sofía, Amalia Palacios, "lo que nos aporta, sobre todo, es precisión", al tiempo que indicó que el coste del mismo es de unos dos millones de euros. Con estos tratamientos se consigue una mayor eficacia biológica que con los tratamientos estándares, es decir, "conseguimos un mayor control local de los tumores y, por tanto, mejoramos la supervivencia en muchos tipos de cáncer", anotó.

Pero la de este acelerador no es la única donación que ha hecho la fundación del creador del imperio de Inditex, ya que hace un año llegó al Reina Sofía un equipo de radioterapia intraoperatoria, del que se han beneficiado 72 pacientes. Una de ellas ha sido Ángela Langa, a quien detectaron un cáncer de mama la pasada Navidad y ha recibido este tratamiento con este equipo, que permite administrar radioterapia durante la operación, lo que reduce las sesiones posteriores. "El tratamiento ha sido más corto y ahora tengo que seguir lo que digan los médicos. Hay que luchar y estas máquinas son muy avanzadas", detalló. Mientras que antes el paciente recibía entre 15 y 25 sesiones tras la operación, este dispositivo permite que siete de cada diez pacientes no tengan que recibir más sesiones de radioterapia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios