Resultados Elecciones Generales en Córdoba El PSOE gana en Córdoba, el PP iguala en escaños y Vox diluye a Cs

  • Unidas Podemos mantiene su diputada, mientras que Cs se queda fuera tras una caída descomunal

  • Los socialistas disminuyen en número de votos, 16.000 menos que los cosechados en abril

Celebraciones de la noche electoral en los partidos. Celebraciones de la noche electoral en los partidos.

Celebraciones de la noche electoral en los partidos. / J. Ayala / L. Martín / L. Agredano

El PSOE es el ganador de las elecciones generales en la provincia de Córdoba. Sigue manteniendo un voto fiel en el territorio, pero menos que hace unos meses. Eso se ha traducido en la obtención de dos diputados, los mismos que logró en la anterior convocatoria, mientras que el PP sube a dos (uno más) y Vox y Unidas Podemos logran un asiento cada uno en la Cámara Baja. Al final, los pronósticos se cumplieron y Cs pierde su escaño con una debacle mucho mayor de la esperada. El electorado le ha culpado claramente del bloqueo tras los comicios de abril y eso ha dejado a los naranjas en una situación muy delicada.

Aunque como en toda contienda electoral, no solo ha habido un ganador, sino que Vox también se ha consolidado en la provincia y es la tercera fuerza del territorio, ya que pese a mantener su escaño, ha logrado un resultado que ni los más optimistas imaginaban, con triunfos incluso en ciudades de la dimensión de Lucena. El PP también aumenta su respaldo en la provincia, lo que le ha permitido ganar un escaño más.Mucho se había hablado de la abstención en la campaña y, aunque la participación ha sido menor, la diferencia respecto a hace seis meses ha sido inferior a tres puntos, por lo que ayer fue a votar en torno al 71,5% del censo.

Celebración de la noche electoral en el PSOE. Celebración de la noche electoral en el PSOE.

Celebración de la noche electoral en el PSOE. / Juan Ayala

Pero con los números en la mano, el resultado ha sido que los socialistas han obtenido unos 146.000 votos, 16.000 menos que en abril y, como curiosidad, ha logrado menos papeletas en todos los municipios de la provincia, excepto en Conquista. Aun así, es la primera fuerza del territorio, pero la sensación es que la campaña –al igual que a nivel nacional– la ha pasado factura y ha privado al PSOE de ese tercer diputado que acariciaron durante casi todo el recuento, pero que al final se fue a los populares.

Andrés Lorite,, en el centro, celebra los resultados del PP. Andrés Lorite,, en el centro, celebra los resultados del PP.

Andrés Lorite,, en el centro, celebra los resultados del PP. / Laura Martín

En cuanto al PP, recupera fuelle y roza los 100.000 votos, lo que le ha permitido recuperar ese segundo escaño en las Cortes, si bien el trasvase masivo de votos desde las filas de Ciudadanos no se ha producido en la medida en la que se esperaba. Aún así, han logrado en la provincia casi 10.000 papeletas más que el 28 de abril, lo que supone un éxito. Y gran parte de ese aumento se ha fraguado en la capital, que ha dado un importante respaldo a la candidatura del PP.

En Vox, como en el resto del país, estaban anoche exultantes. Y no es para menos. Ganan en torno a 25.000 votos más respecto a hace medio año, lo que les ha servido para consolidar un asiento en la Carrera de San Jerónimo. El partido de Absacal supera los 82.000 sufragios, mientras que el 28 de abril rondaron los 57.000, lo que supone un éxito sin paliativos.

Unidas Podemos era la fuerza que según todos los sondeos tenía asegurado un escaño por Córdoba y los pronósticos no se han equivocado. Así, el voto histórico a IU ha consolidado su presencia en el Congreso, pero sigue bajando –convocatoria tras convocatoria– en número de votos, de manera que en las elecciones de ayer logró 64.111 sufragios, unos 6.000 menos que en abril.

Ciudadanos ha entrado en una crisis que habrá que ver cómo acaba. El partido naranja estaba ya acostumbrado a subir en votos en cada jornada electoral, pero ayer sufrió un varapalo sin precedentes en la provincia de Córdoba. Cs se queda sin un puesto en las Cortes y, lo que es peor, se ha dejado en el camino en torno a 25.000 papeletas. Un desastre.

Resultados en la capital

La capital es decisiva casi siempre en el resultado final en la provincia y ayer no fue un excepción. Así, se produjo prácticamente un empate entre PSOE y PP (46.969 y 46.633 votos, respectivamente), con lo que los populares avanzan de manera significativa en la ciudad. Mucho más espectacular ha sido el crecimiento de Vox, que pasa de 29.000 a más de 37.000 sufragios, mientras que Unidas Podemos cae levemente hasta las 29.000 papeletas. En Cs, una debacle sin precedentes. los naranjas no han llegado en la capital a los 17.000 votos, cuando hace medio año lograron 36.522.

Martina Velarde y Carmen María Ruiz, en la sede de Unidas Podemos. Martina Velarde y Carmen María Ruiz, en la sede de Unidas Podemos.

Martina Velarde y Carmen María Ruiz, en la sede de Unidas Podemos. / Lolo Agredano

Así las cosas, los seis representantes de la provincia en la Cámara Baja son: Luis Planas (PSOE), Rafaela Crepín (PSOE), Andrés Lorite (PP), María de la O Redondo (PP), José Ramírez (Vox) y Martina Velarde (Unidas Podemos). En el Senado entran María de los Ángeles Luna, Alfonso Mñoz y María Jesús Serrano por el PSOE, mientras que Fernando Priego representará al PP.

Votos la provincia

En la provincia, la nueva cita con las urnas vuelve a teñir de monocolor la provincia, con el PSOE victorioso en 72 de los 77 municipios de Córdoba, el 98% del total. El PP vence únicamente en dos pequeños feudos en Los Pedroches, en concreto en Añora y Dos Torres, donde también tiene las alcaldías. Mientras, Unidas Podemos circunscribe su victoria a otras dos pequeñas localidades, en este caso del Sur: Montalbán y Montemayor, un pequeño reducto de la campiña roja.

Con todo, la victoria del PSOE tiene grandes matices, pues pierde votos en todas las localidades excepto en el ya citado municipio de Conquista, en Los Pedroches, cuyo alcalde precisamente se convirtió en las pasadas municipales, proporcionalmente, en el de mayor apoyo de la provincia.

Una victoria agridulce para los socialistas, al igual que el segundo diputado alcanzado por la candidatura liderada por Andrés Lorite para la formación de Pablo Casado. Y es que, pese al aumento generalizado de votos, el partido de Santiago Abascal le pisa los talones y son ya 18 las localidades cordobesas donde se sitúa por encima en apoyo ciudadano. El caso más paradigmático es Lucena, la primera ciudad de la provincia donde Vox vence en unas elecciones.

En los últimos meses, de hecho, el partido de Abascal había incrementado su peso social en el municipio más poblado de Córdoba tras la capital por su oposición a la apertura de un centro para menores extranjeros no acompañados (los denominados menas). El mensaje parece haber calado en la sociedad, a tenor de los 7.200 sufragios recabados. En segunda posición se sitúa el PSOE, que ve desvanecerse uno de sus principales feudos en el centro de Andalucía, con 5.950 votos. Ya en tercera posición se ubica el PP, con 4.915 papeletas; paradójicamente, María de la O Redondo, la segunda diputada del PP de Córdoba en el Congreso de los Diputados, procede de Lucena.

José Ramírez del Río, en el centro, celebra con dirigentes de Vox los resultados de las elecciones. José Ramírez del Río, en el centro, celebra con dirigentes de Vox los resultados de las elecciones.

José Ramírez del Río, en el centro, celebra con dirigentes de Vox los resultados de las elecciones. / Lolo Agredano

Tal y como pronosticaban las encuestas, la subida generalizada de Vox la convierte en la principal fuerza de la derecha, por delante de los populares, en 19 municipios de Córdoba. Por orden alfabético, son Almedinilla, Baena, Cabra, La Carlota, Encinas Reales, Fuente Tójar, Guadalcázar, La Guijarrosa, Hornachuelos, Montoro, Monturque, Nueva Carteya, Obejo, Peñarroya-Pueblonuevo, Priego de Córdoba, Puente Genil, Santaella, Villaviciosa de Córdoba y Lucena, donde gana.

Y no solo eso. En algunas ciudades medias, Vox se convierte en el segundo partido con mayor respaldo tras el PSOE. Los casos de Priego de Córdoba y Cabra son paradigmáticos, sobre todo este último. El alcalde egabrense, el popular Fernando Priego, ha sido uno de los cuatro senadores designados por la demarcación de Córdoba, aunque parece que pierde predicamento en su propio municipio, donde el PP queda como tercera fuerza, tras el PSOE, que gana, y Vox, que da el sorpasso. Fernando Priego recibe así el primer jarro de agua fría en su carrera política después de que su partido lo señalara como el mirlo blanco de los populares en Andalucía.

La situación en Priego de Córdoba es similar. Gana el PSOE y los seguidores de Abascal orillan al PP a tercera posición pese a la fuerza que parecían tener tras el regreso de María Luisa Ceballos a la Alcaldía.En el resto de ciudades medias, como Montilla, Palma del Río o Pozoblanco, los resultados son muy similares a los de las generales del pasado abril.

Las cifras concretas de cada municipio se pueden consultar en el siguiente enlace.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios