Prevención

Los cordobeses buscan una 'Navidad segura': las pruebas covid de pago se disparan

  • El Hospital Quirónsalud ha triplicado esta semana su actividad por la avalancha de solicitudes

  • A la clínica Beiman llegan personas con todo tipo de perfiles para hacerse los test antes de Navidad

Test de saliva para detectar el covid en el Hospital Quirónsalud Córdoba. Test de saliva para detectar el covid en el Hospital Quirónsalud Córdoba.

Test de saliva para detectar el covid en el Hospital Quirónsalud Córdoba. / E. D.

Los cordobeses apuestan por vivir una Navidad segura. Y a la hora de volver a casa y reencontrarse con los familiares quieren que los riesgos sean mínimos. Así que, rotos los cierres perimetrales de los municipios, en plena vorágine de compras navideñas, después de despedir a los compañeros del trabajo o de regreso del piso de estudiantes, las posibilidades de cruzarse con el SARS-CoV-2 se multiplican, por lo que son miles los cordobeses de todos los perfiles que están recurriendo al sector privado para someterse a alguna de las pruebas anti covid disponibles en el mercado antes de la Nochebuena.

En la clínica Beiman, en la avenida Zafiro del polígono del Granadal, las consultas se han disparado desde hace dos semanas por parte de personas de todas las edades y perfiles variopintos, como apunta el gerente del grupo Beiman, Benjamín Ruiz. "Hay de todo. Familias que quieren cenar con algo de tranquilidad y viven en barrios diferntes, estudiantes que vuelven de la residencia o del piso, Erasmus que regresan, deportistas que se preparan para presentarse ahora a alguna prueba...", detalla Ruiz.

En muchos de estos casos, sobre todo para quienes necesitan tener el resultado ya, la prueba estrella en el minuto de descuento está siendo el test de antígenos, que da la respuesta en apenas 15 minutos. En la clínica, no obstante, tienen la gama completa: la PCR y el test serológico. Sea cual sea el escogido, Ruiz insiste en que se aplica un protocolo "muy rígido" para que los pacientes no se crucen, de manera que los usuarios se citan cada 12 minutos.

Esto permite realizar entre 30 y 40 pruebas por jornada. Y a cada usuario, insiste Ruiz, se le repite el mismo mensaje: "Esto no significa que se abandonen las medidas de seguridad durante las fiestas. Todo lo contrario, hay que mantenerlas de manera rígida", insiste. Esto es, no relajarse en exceso, no compartir platos ni menaje, usar la mascarilla incluso con la familia si no se es conviviente, mantener las distancias de seguridad y ser estrictos con la higiene de manos.

El Hospital Quirónsalud Córdoba también está viviendo una avalancha de demandas de pruebas anti covid. Tanto que se han triplicado respecto a la pasada semana, explican fuentes del complejo sanitario cordobés, que ofrece la PCR nasofaríngea, PCR con muestras de saliva y la detección rápida de antígeno. La PCR es la técnica con mayor sensibilidad y especificidad, siendo el gold estándar para el diagnóstico de la enfermedad, como indica el doctor Rafael Cuenca, jefe de servicio de Medicina Interna.

Tiene como inconveniente que se trata de una prueba compleja de realizar y tarda en dar un resultado sobre 24 horas. Esta técnica se basa en detectar en ARN del virus, por lo que la posibilidad de error es "mínima". La toma de muestra es con un hisopo para recoger exudado nasofaríngeo y, tras un proceso laborioso ofrece el resultado. Sirve tanto para el diagnóstico de la enfermedad como en el estudio de contactos estrechos.

¿Cuál es la prueba más adecuada? 

Una alternativa es la PCR con muestras de saliva, que resulta menos invasiva que las muestras que se toman desde la nariz, porque no es necesario el uso de los bastoncillos o hisopos nasofaríngeos. Basta con depositar saliva en un frasco o masticar un salivette o algodón. Al eliminar los hisopos nasofaríngeos de la ecuación, la prueba está especialmente indicada para los niños pequeños y las personas mayores. Otra de sus ventajas es que, de momento, se ha observado que con la PCR en saliva es más fácil recoger muestras a gran cantidad de personas a la vez.

Así, las pruebas de PCR en saliva representan una nueva manera de diagnosticar la enfermedad que promete "fiabilidad, rapidez, y, lo más importante, menos molestias para el paciente", destaca Cuenca. Eso sí, hay que tener en cuenta que la PCR de exudado nasofaríngeo es "la prueba estrella, la más frecuente, dado que la saliva puede llegar a ser menos fiable y dar algún falso negativo en algunos casos". Esto puede deberse a una recogida inadecuada, o bien por la baja carga vírica, y por tanto con menos probabilidad de ser contagioso. 

Por último, el test rápido de antígeno es adecuado para diagnóstico cuando el paciente lleva con síntomas menos de cinco ó siete días. Si la clínica lleva más de siete días, se debería usar la PCR para el diagnóstico.

La gran ventaja del test de antígeno es la rapidez en obtener el resultado. Esta técnica dura 15 minutos, tras los cuales sabremos si el paciente es positivo o no. La muestra, al igual que en la PCR, es exudado nasofaríngeo obtenido con hisopo. Esta técnica alcanza una alta sensibilidad y especificidad, pues reconoce una proteína de la cápsula del virus. Por tanto, al igual que la PCR son técnicas de detección directa del virus. Sólo son positivas cuando hay virus. Por tanto da información de la contagiosidad del paciente. En resumen, es "una prueba rápida, de fácil manejo y de sencilla interpretación".

Por último, están los test serológicos. Son test indirectos, pues no detectan el virus, sino la reacción de defensa del organismo en forma de anticuerpos. Existen dos anticuerpos fundamentales, IgM, que hace referencia a la infección precoz, e IgG, que hace referencia a una infección en la que ya el organismo ha creado defensas importantes y duraderas. En esta situación, si el paciente se encuentra asintomático desde hace más de 72 horas, se puede afirmar a día de hoy que existe un riesgo ínfimo de contagiosidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios