Córdoba

Los precios suben en febrero por la gasolina y elevan el IPC

  • La inflación sube también en los alimentos

Un supermercado en Córdoba Un supermercado en Córdoba

Un supermercado en Córdoba / El Día

El Índice de Precios al Consumo (IPC) ha subido en Córdoba un 0,2% durante el mes de febrero debido, principalmente, al incremento de la gasolina, lo que deja la inflación en el 1%, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El capítulo de transporte, de hecho, se ha incrementado un 1,6 y acumula un incremento del 1,4% con respecto al año pasado. También ha sido determinante en este incremento la subida de precios de algunos alimentos, como legumbres y hortalizas y  la evolución de los precios del pescado y el marisco, según los datos del INE. 

El vestido y el calzado también se ha encarecido en el último año, a pesar de la bajada de febrero debido al periodo de rebajas. Los restaurantes y hoteles acumulan un incremento de los precios del 1,8%. El alquiler y la vivienda también se sitúan como apartados donde ha producido un alza de los precios.

Por el contrario, hay otros capítulos que han bajado como la electricidad o la telefonía.

La tasa interanual de febrero es la trigésima tasa positiva que encadena el IPC interanual e implica que los precios son hoy un 1% superiores a los de hace un año.

Reacciones

La secretaria General de CCOO de Córdoba, Marina Borrego, ha señalado que los datos del IPC reflejan la inestabilidad en el empleo en la provincia. “Las variaciones de los precios de un mes a otro, tan vinculadas a las distintas campañas comerciales, lo que nos dicen es que las familias ajustan su consumo a muy corto plazo”, dice y remarca que “con la alta tasa de paro que seguimos teniendo y el empleo precario existente es muy difícil, por no decir imposible, que las familias acometan gastos a medio y largo plazo”.

Para la responsable sindical, “una subida prudente y mantenida de los precios en el tiempo refleja una economía sólida y con empleo estable y de calidad”, ya que indica que las familias tienen capacidad de previsión de gasto.

Sin embargo, lo que reflejan los datos de los precios en la provincia, con bajadas en conceptos tan de primera necesidad como la vivienda, el gas, la luz o el agua, es que las familias no tienen seguridad para acometer inversiones a medio y largo plazo. Esto repercute directamente en la economía local, ya que las empresas pueden hacer previsiones de negocio que ahora mismo no pueden acometer, lo que contrae el crecimiento empresarial y, por extensión, la creación de empleo.

“La leve subida del IPC producida en febrero (0,2%) en poco o nada ayuda a sanear las economías de la población cordobesa”, remarca Borrego quien vuelve a reclamar medidas que fomenten el empleo estable para reactivar la economía de la provincia y, sobre todo, el cumplimiento del Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva que establece una subida salarial mínima del 2% para este año, así como la aplicación del decreto sobre el Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios