Movilidad

La Plataforma Carril Bici pide poner radares en las ciclocalles de Córdoba para que se respete la velocidad

  • El colectivo denuncia que en zonas con limitaciones a 30 kilómetros por hora no se cumple la normativa

  • También critica el mal estado de estos carriles de uso compartido ya que la mayoría ha perdido la pintura

El delegado de Seguridad y el alcalde, durante la puesta en marcha de las ciclocalles. El delegado de Seguridad y el alcalde, durante la puesta en marcha de las ciclocalles.

El delegado de Seguridad y el alcalde, durante la puesta en marcha de las ciclocalles. / E. D. C.

La Plataforma Carril Bici Córdoba ha pedido que se coloquen radares en las denominadas ciclocalles, vías de uso compartido para coches, motos, bicis y patinetes donde la velocidad está limitada a 30 kilómetros por hora. La razón, según ha espetado este colectivo, es que en muchas de estas ciclocalles la normativa de velocidad limitada no se está cumpliendo.

Según ha concretado la plataforma, las ciclocalles pintadas en el puente de San Rafael o en las avenidas de Libia, Virgen de las Angustias o la Arruzafilla son claro ejemplo de incumplimientos del límite de velocidad. 

"Con el objetivo de armonizar la seguridad y convivencia del tráfico motorizado con bicicletas y patinetes eléctricos", ha explicado la Plataforma Carril Bici, solicitan "que se tomen medidas necesarias que disuadan del exceso de la velocidad, incluso con la instalación de radares".

Este colectivo ha puesto como ejemplo a la ciudad de Burgos donde, han asegurado, el Ayuntamiento controla con radares, desde el pasado mes de julio, estos hechos y aplicando las sanciones correspondientes.

Para la plataforma es clave hacer de estos carriles unas vías seguras. En este sentido, han apuntado que "si se consigue bajar la velocidad será posible que las ciclocalles sean seguras y de gran utilidad, sin tener que hacer tantas segregaciones de espacio para la movilidad".

Las críticas de este colectivo no han quedado ahí, ya que también han señalado algunas de las carencias de estas ciclocalles cuando llevan activas cerca de medio año. Una de las mayores debilidades encontradas en estos carriles es la señalización de los mismos, es decir, ahora mismo apenas se intuye lo que hay pintado en el suelo (los 30 kilómetros por hora de máxima y también bicicletas). La plataforma ha pedido que vuelvan a pintarse y que se marquen "con mayor frecuencia".

Córdoba cuenta con 26 kilómetros de ciclocalles repartidos en 45 vías de la ciudad. La Plataforma Carril Bici ha recordado que apoyó la medida, pero también ha apostillado que ya en aquel momento solicitó al Ayuntamiento una campaña informativa encaminada a "facilitar el respeto y la convivencia", y también pidió un control real sobre la velocidad que alcanzaban los vehículos en estas calles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios